Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Carlos Flores escriba una noticia?

Isabel: la reina prostituta

19/03/2013 20:41

0 El ganador del premio Alfaguara 2010, Hernan rivera Letelier descrbe magistralemnte el desierto de Atacama y lo que en él se desarrolla. Esta historia es para leerla de principio a fin

0

Conocí a Hernán Rivera Letelier por un cuento loco que apareció en un compilado sobre historias clínicas de demencia y cosas peores. Fue un cuento capaz de traducir en palabras la existencia de ciertos desórdenes mentales y psicológicos.

Pero el siguiente artículo no deviene por ese flanco, tampoco por la novela: “El arte de la resurrección” premiada por Alfaguara el 2010; sino, por el contrario, trata sobre otro de sus escritos que, particularmente es de mi agrado. En efecto: “La reina Isabel cantaba rancheras”, es una novela audaz, diría plagada de desiertos y prostitutas olvidadas y sin nombres. Es una historia donde los desheredados sobreviven en la pampa chilena. Allí, desperdician sus últimos días en los yacimientos salitreros y buscan refugio en las entrepiernas de alguna cortesana que los ame como sólo la reina Isabel suele hacerlo.

Hernán Rivera nos presenta el libro con un lenguaje lleno de jerga popular criolla y otras especias que aderezan esta narración hermosamente depresiva. Un relato, por decirlo con letras exactas, cargado de adjetivos y comparaciones que permiten al lector, incluso, sentir el calor sofocante de vivir en los habitáculos salitreros. Es precisamente ese lenguaje popular el que dibuja más de una sonrisa o una mueca de asco en el lector ávido y perspicaz.

Qué por qué me gusta esta historia, sencillamente porque el bohemio que anida en mi se refugia en sus personajes, sobre todo en el poeta Mesana, hombre pausado, ceremonioso, que avejentado todavía recita versos con la pulcritud de quien se dice un gentleman con todas sus letras.

No sé cómo deben ser las historias bien contadas, pero lo que sí es seguro es que ésta posee el tono exacto de una novelística fresca, hasta diría nueva

“Lo que pasa es que la reina Isabel nació para ser prostituta lo mismo que una gallina para cazuela de ave”. Y es verdad, la Isabel de las pampas es el personaje ideal para retratar un mundo perdido en esas áridas arenas del desierto de Atacama, que consuela tanto a solteros como a casados; como si cada uno de ellos fuera el único hombre de su vida.

Sin lugar a dudas este es uno de los mejores libros que he leído, sobre todo de la antología literaria chilena, porque la historia es fácil de seguir, bastante amena e incluso, en algunos párrafos, bastante subida de tono.

Hernán Rivera Letelier ya no es el joven prometedor -ya no es joven incluso- sino un escritor respaldado por una de las principales editoriales que viaja alrededor del globo promocionando sus libros; y va cansado a la vez que entusiasmado, contando al mundo esta historia de prostitutas pampinas, sobre las oficinas salitreras de Chile y sobre todo, sintiendo en sus pasos cansados el tan mentado oficio de escribir.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en