Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elblogdejackdaniels escriba una noticia?

Irán, la sonrisa hipócrita del verdugo

11/02/2011 00:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta es la triste historia de dos menores que tuvieron la desgracia de nacer en Irán. Probablemente, de haber nacido en otro lugar diferente no correrían en estos momentos un serio peligro de ser ejecutados, cuando sólo tienen 19 años.

Fatemeh Salbehi es una iraní de 19 años que fue acusada del asesinato de su marido, Hamed Sadeghi, cuando tenía 16 años de edad. Se casó con Hamed, un pariente lejano que casi le doblaba la edad, en 2007 sin haberlo conocido antes.

La legislación de su país permite a las mujeres casarse a los 13 años, aunque sus padres pueden pedir permiso a los tribunales para casarlas al cumplir los nueve años lunares, alrededor de 8 años y nueve meses en nuestro calendario.

Hamed era empleado de la Oficina de Relaciones Públicas de la magistratura local y fue hallado muerto en el domicilio conyugal, en Shiraz, en mayo de 2008, mientras Fatemeh se encontraba en la escuela. Ella fue detenida e interrogada sin que la asistiera ningún abogado y al principio "confesó" el asesinato, pero luego dijo que dos personas habían entrado en la casa y habían matado a su esposo. Fue declarada culpable por la Sección 5 del Tribunal Penal de Fars y condenada a muerte. El Tribunal Supremo ha confirmado posteriormente la condena.

Al ser condenada a "quesas", es decir, castigo equivalente al delito, Fatemeh está ahora en manos de los familiares directos de su esposo, que decidirán si quieren que sea ejecutada o aceptan, si no, una indemnización.

Más sobre

Ehsan, así se le conoce en Amnistía Internacional, es un iraní de 19 años que fue declarado culpable de sodomía por la presunta violación de otro hombre, a pesar de que éste había retirado los cargos antes de que tuviera lugar el primer juicio. Cuando fue detenido tenía 17 años. El hombre en cuestión presentó una denuncia contra él y otros dos jóvenes de intento de violación.

Según informes de Amnistía Internacional, Ehsan sufrió torturas durante casi un mes, tras lo cual confesó los cargos durante un interrogatorio, pero luego se retractó de ello ante el tribunal y negó la acusación.

El Tribunal Penal de Fars lo declaró culpable de sodomía y lo condenó a muerte. De los cinco jueces del tribunal, uno consideró que era inocente y pidió su puesta en libertad. El hombre que lo denunció había retirado las acusaciones contra los tres jóvenes antes de que tuviese lugar el juicio.

La Sección 13 del Tribunal Supremo de Teherán confirmó la condena a muerte y, cuando Ehsan cumplió los 18 años, fue trasladado a la prisión de Adel Abad de Shiraz desde el centro de menores en el que se encontraba recluido.

Irán ha ejecutado desde 1990 al menos a 47 personas declaradas culpables de delitos cometidos cuando eran menores de edad, algo que prohíbe expresamente el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención sobre los Derechos del Niño, tratados de los que Irán es Estado Parte. La última de la que se tuvo noticia es la de un joven conocido como Mohammad A. ejecutado el 10 de julio pasado en Marvdasht, Shiraz, y que había sido declarado culpable de violación y asesinato cuando tenía 17 años.

La adhesión voluntaria a dichos tratados debe formar parte de la milenaria hipocresía de la sonrisa del verdugo.


Sobre esta noticia

Autor:
Elblogdejackdaniels (1071 noticias)
Fuente:
elblogdejackdaniels.blogspot.com
Visitas:
3346
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.