Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Medio Oriente escriba una noticia?

Irán cierra el cerco sobre la libertad de expresión y se desconecta de Internet

01/06/2011 08:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Creó una Red propia para tener control sobre sus contenidos. Solo el gobierno, los bancos y algunas empresas se librarían de la censura total

La última vuelta de tuerca para mantener el control de la información en Irán genera pánico entre los internautas y, en especial, entre los disidentes. Es que el gobierno de Mahmud Ahmadinejad ha creado una Internet propia, desconectada del resto del mundo.

Se trata de una gigantesca red doméstica que aislará a los iraníes de la web mundial y facilitará al régimen la tarea de controlar el flujo de información que navega libremente por Internet.

Ya lo había anunciado en febrero Reza Bagheri, un alto funcionario del Ministerio de Telecomunicaciones de Irán. Pero ahora la preocupación avanza porque en breve el 60 por ciento de las casas y negocios iraníes estarán conectados a esa red local.

Salvo el gobierno, instituciones religiosas, medios con vocación de propaganda externa y algunas multinacionales seguirán vinculados a la Internet de siempre.

"Este es el penúltimo de los ataques a la libertad de las personas de este régimen. Pero como otras veces, nos adelantaremos. Si hacen una nueva ley, haremos una nueva trampa", explicó el dueño de un cibercafé del norte de Teherán, que por seguridad pidió no ser identificado.

Son cerca de las 11.00 horas de un día laborable, y ya no queda ni un puesto libre frente a los ocho ordenadores que se apretujan en unos 20 metros cuadrados de espacio.

Una rápida mirada permite comprobar que más de la mitad de los clientes, todos ellos veinteañeros, consultan redes sociales como Facebook.

Todas las máquinas están equipadas con algún tipo de programa de filtrado, que permite regatear la censura oficial, que tiene bloqueado el acceso a esta red social y a otros millones de sitios web de todo el mundo.

Sin esos programas, un usuario que quiera consultar diarios del exterior es redireccionado a una web del Estado que advierte que visitarlas atenta contra la ley y recomienda paginas alternativas, como una sobre El Corán.

Pese a que en febrero de 2010, la Policía iraní avisó de que el uso de estos filtros constituye un delito y quien lo haga puede ser procesado y castigado, su uso sigue siendo común tanto en cibercafés como en las casas.

Su mayor defecto es que suelen reducir la velocidad de conexión, ya de por si baja en un país donde el acceso a Internet de banda ancha está sólo al alcance de privilegiados, pues no todas las líneas están habilitadas y una buena conexión de un giga ronda los 4.500 dólares anuales.

Más sobre

"No tengo miedo a que me detengan o cierren el local. Creo que es un derecho por el que vale la pena arriesgarnos", insiste el dueño del cibercafé.

La inusual iniciativa es parte de un esfuerzo mayor del régimen por frenar lo que considera el mayor riesgo: ideas y cultura occidentales.

La web iraní será "una red genuinamente halal", anunció Ali Aghamohammadi, a cargo de los asuntos económicos de Irán. Halal quiere decir "de acuerdo a las leyes islámicas".

Aghamohammadi también aseguró, según publica el diario The Wall Street Journal, que la nueva red funcionará en paralelo durante un tiempo con la web "normal" y que espera que la idea se esparza a otros países musulmanes.

Al margen de la censura, este límite puede traerle serios problemas a Irán al queda aislado de sus socios comerciales como Rusia y China, que también ejerce un férreo control online.

Pero además, le significará invertir millones en desarrollar herramientas como buscadores, navegadores, servicios de mail, de mensajería instantánea, etc, etc.

Irán parece haberse inspirado en Myanmar que en octubre anunció que las conexiones públicas a Internet serían monitoreadas por el gobierno. Y Cuba podría haber sido otro de sus referentes. En la isla también funcionan dos Internets. Una para los turistas que tienen acceso a todo y otra a la que están obligados los nativos y gracias a la cual pueden ver los sitios que autoriza el gobierno de los hermanos Castro.

La iniciativa sorprende por Irán fue el primer país musulmán en conectarse a la web en Medio Oriente y el segundo de la región, tras Israel. Jóvenes, educados y cosmopolitas, los iraníes abrazaron la nueva tecnología con fervor.

En un primer momento, las autoridades impulsaron el uso de la web a la que vieron como una aliada para difundir las creencias islámicas y la ciencia, algo que los persas siempre han sabido valorar. Las empresas privadas de conexión florecieron a través de los servicios que la estatal Irán Data Comunicaciones les brindaba.

Incluso, podría decirse que hasta el año 2005 reinó una verdadera cultura digital. Los blogs y las redes sociales jugaron roles muy importantes sobre todo cuando los disidentes tuvieron que manifestarse. Pero con la llegada de Mahmud Ahmadinejad al poder la historia cambió y el romance del régimen con la web ahí se terminó. El mandatario dio la orden de buscar alternativas para frenar la "invasión cultural de occidente", a pesar de tener él mismo su propio blog.

Tras ser reelecto en medio de denuncias por fraude y marchas en su contra, Ahmadinejad ajustó a tope las clavijas digitales. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, se calcula que 11 de cada 100 iraníes están conectados a Internet. Con la nueva Internet, el gobierno lograría meterlos a todos ellos en una caja cerrada y controlada a su antojo.

Fuente: Clarin


Sobre esta noticia

Autor:
Medio Oriente (1298 noticias)
Visitas:
520
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.