Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Irán amenaza con juzgar a los británicos acusados de alentar protestas y la UE da una respuesta coordinada

03/07/2009 20:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los Veintisiete convocan a los embajadores iraníes después de que el jefe del Consejo de Guardianes hablase de "confesiones" de los detenidos

LONDRES, 3 (de la corresponsal de EUROPA PRESS Eva Martínez Millán)

La escalada de tensión entre Irán y Reino Unido registró hoy un nuevo episodio con la amenaza del jefe del Consejo de Guardianes de juzgar a algunos de los nueve británicos detenidos el pasado fin de semana, acusados de alentar las protestas convocadas tras las presidenciales del 12 de junio, una imputación que Londres ve "sin fundamento" y que ha llevado ya a la Unión Europea a convocar a los embajadores iraníes para exigir la "liberación inmediata" de los dos que aún permanecen arrestados.

Después de que el ayatolá Ahmad Jannati asegurase ante miles de fieles en el sermón del viernes que los detenidos "han confesado" y deberán enfrentarse a la Justicia, la diplomacia británica activó los mecanismos para obtener confirmación oficial por parte de las autoridades iraníes y los Veintisiete lograron superar su división inicial y responder con una acción coordinada que podría ampliarse a medidas "más drásticas", como la retirada de sus representantes en Teherán o la limitación de visados.

Así, Londres insiste en que las imputaciones que el régimen atribuye a los trabajadores de la Embajada carecen de base, tras el último episodio de una cadena de desencuentros iniciada el 19 de junio, cuando el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, calificó a Reino Unido como la más "malvada" de las potencias extranjeras durante su primera intervención pública desde que comenzasen unos disturbios que han dejado ya 17 muertos y más de mil detenidos.

Sin embargo, después de que el propio Consejo de Guardianes ratificase el pasado lunes los resultados del 12 de junio tras un recuento parcial de los votos, Jannati reavivó el conflicto al insistir este viernes en las acusaciones sobre la implicación de la Embajada de Reino Unido en las manifestaciones que, pese a la severa reacción policial, denunciaron durante dos semanas la supuesta manipulación de las elecciones que dieron como ganador con un 63 por ciento del apoyo al presidente, Mahmud Ahmadineyad.

CONFESIONES

Así, el jefe del Consejo de Guardianes declaró que "en estos incidentes, su Embajada --la de Reino Unido-- tuvo una presencia" y añadió que, después de que "algunas personas hubiesen sido arrestadas, naturalmente, serán llevadas a juicio". "Han confesado", aseveró, si bien no especificó el número. Por el momento, siete de los nueve han sido liberados, cinco el lunes, y según el Gobierno británico, dos permanecen aún bajo custodia.

El ayatolá declaró que, "después de las elecciones, el enemigo no podía soportar la alegría de la gente e hizo un esfuerzo para envenenarla". "El enemigo había planeado una 'revolución de terciopelo' antes de las elecciones", denunció, en alusión a la injerencia de las potencias extranjeras, especialmente Reino Unido, que Irán ha venido denunciando desde que comenzaron los disturbios y que ha llevado a los responsables del régimen a echar a los medios de comunicación foráneos.

Sin embargo, el Gobierno británico continúa defendiendo no sólo la inocencia de sus trabajadores en el país, que vieron incluso la expulsión de dos diplomáticos, a la que siguió una medida análoga por parte de Londres. El primer ministro, Gordon Brown, ha amparado las "voces legítimas que piden una mayor apertura", después de que miles de personas saliesen a la calle para condenar junto a la oposición un supuesto fraude masivo en las urnas perpetrado para mantener en el poder a Ahmadineyad.

LÍNEA DURA

No obstante, el régimen mantiene la línea dura y, además de prolongar dos detenciones, cargó hoy nuevamente con las amenazas de Jannati, quien ya en el sermón de la semana pasada había reclamado para los instigadores de las protestas un castigo ejemplar, que no descarta la pena de muerte. Además, mantuvo el foco sobre Reino Unido al recordar que la propia Foreign Office había advertido de posibles "conflictos en la calle" tras las elecciones y había recomendado a los británicos que evitasen los lugares públicos.

Mientras, el aparato diplomático británico continuó desde Londres los contactos para obtener la confirmación oficial sobre las amenazas del jefe del Consejo de Guardianes, al tiempo que clarificó por boca de su titular, David Miliband, la condena por una actitud que había venido censurando a lo largo de la semana como "inaceptable e injustificable".

Esta jornada, Miliband reconoció su "profunda preocupación" por la creciente presión del conflicto, pero insistió en su "confianza" en que ninguno de los arrestados "ha estado implicado en ningún comportamiento inadecuado o ilegal". Unas palabras en línea con la posición expresada por el primer ministro al hablar de "voces legítimas que piden una mayor apertura" y que han llevado a Reino Unido a apelar a la Unión Europea a ofrecer una respuesta más contundente.

REACCIÓN EN LA UE

En este sentido, a lo largo de la semana los Veintisiete se habían mostrado reacios a una respuesta conjunta ante las detenciones perpetradas el pasado fin de semana en la Embajada británica. Sin embargo, la amenaza del ayatolá permitió hoy una acción diplomática coordinada que, por el momento, ha llevado ya a convocar a los embajadores iraníes en cada país para exigir la "liberación inmediata y sin cargos" de los dos que aún permanecen arrestados.

La decisión fue adoptada durante el transcurso de una reunión en Bruselas de los embajadores de los Veintisiete ante la UE, en la que apostaron por un enfoque "gradual" ante la situación en Irán con un "mensaje coordinado" a los diplomáticos iraníes destacados en los Estados miembro para expresar el "apoyo" y "solidaridad" con Reino Unido.

Además, los Veintisiete seguirán observando la situación en el país y "examinarán" la posibilidad de adoptar medidas adicionales entre las que "barajan reforzar las restricciones a los visados" y sanciones diplomáticas, incluida la posibilidad de llamar a consultas a los embajadores europeos destacados en Teherán.

En este contexto, Reino Unido considera que las imputaciones directas de Teherán, frente a alusiones genéricas a otras potencias a las que también imputa injerencias, como Estados Unidos, Alemania o Francia, representan una excusa para no nombrar a Washington, hasta hace poco enemigo principal del régimen. La estrategia estaría diseñada para evitar sabotear la recuperación de relaciones que ha abierto la Presidencia de Barack Obama, quien precisamente ha sido criticado por el tiempo transcurrido antes de que expresase su condena por la situación en el país.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1544
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.