Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Se inventa el coche para ciegos

06/07/2017 17:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un laboratorio de robótica en Virginia Tech comenzó haciendo un coche que se manejaba solo y terminó con un prototipo de coche para invidentes. Utilizó sistemas a través de vibraciones para transmitir al conductor invidente información de los obstáculos para sortearlos

El profesor Dennis Hong y sus estudiantes de un laboratorio de robótica en Virginia Tech comenzaron haciendo un coche que se manejaba solo para un proyecto de Darpa (La organización que fabrica armas de guerra muy sofisticadas para el Pentágono) y terminaron con un prototipo de un coche para no videntes. Utilizando sistemas parecidos, lograron transmitir al conductor no vidente información de lo que hay en el camino para sortearlo a través de vibraciones en los guantes y los resultados los pasaron a un vídeo que se hizo famoso. El conductor, Mark Riccobono, esquivó cajas de cartón, tomó curvas difíciles, pasó por espacios estrechos y no atropelló a nadie ni tuvo accidentes… 

La razón principal por la que se producen muchos accidentes de tráfico, es porque conducir es demasiado fácil. Las personas se confían, porque están acostumbrados a la rutina de conducir y dedican el tiempo sobre el asiento para hacer otras cosas. Es decir, todos pueden hacerlo. Excepto aquellos que tienen alguna condición especial, como es el caso de los  invidentes. Sin embargo, puede ser que esa excepción llegue a su fin con el trabajo de Dennis Hong, quien tiene un laboratorio de robótica y mecanismos especiales en Virginia Tech. 

Originalmente, su proyecto comenzó como un trabajo para Darpa, donde se buscaba un coche que se manejara solo en medio del tráfico a lo largo de 96 kilómetros de distancia. Una vez que los tecnólogos de Virginia Tech tuvieron su prototipo y ganaron en el concurso los 500.000 dólares del tercer puesto, Dennis Hong pensó que este mismo sistema podía quizás utilizarse para conductores ciegos. Para crear este nuevo coche utilizó muchos de los   elementos del coche diseñado para Darpa, como los sensores, un sistema conocido como Lidar, que permite determinar la distancia de un objeto utilizando un emisor láser y dos cámaras en la parte delantera del coche que abren el camino y detectan las señales del tráfico, los carteles de advertencia y ven los semáforos. 

Lo imposible es posible gracias a nuevas técnicas y al ingenio de los innovadores y ahí está el coche para ciegos

Los últimos dos sistemas del coche corresponden a un GPS que detecta su posición en todo momento y una unidad digital de medición inercial que detecta la velocidad y dirección del coche en caso de que el GPS pierda conexión. Hasta ahí los coches son iguales, pero mientras que el vehículo de Darpa detectaba la ruta y controlaba el coche automáticamente, ahora se necesitaba que los datos del sistema transmitieran la información al conductor. Un equipo compuesto por estudiantes pasó por varios sistemas, desde un ordenador que hablaba con el conductor, un volante que hacía ruido y un asiento que ofrecía distintos tipos de vibraciones para transmitir la información. Finalmente se decidieron por DriveGrip, guantes con pequeños motores que vibran en los nudillos de cada dedo. 

Hay un vídeo en el que se ve, que los motores de las manos no se pueden poner como parte integrante del guante pero su posición es aleatoria e informa bien al conductor de todos los problemas y obstáculos que “ve” delante sin necesidad de hablarle al conductor, Mark Riccobono, las esquiva sin problemas. Las vibraciones de los guantes le indican dónde se encuentran exactamente los obstáculos y hacia qué dirección tiene que doblar cuando mueve el volante y, en caso de que el coche se vaya fuera del camino, el motor se apaga. En la prueba se siguieron curvas cerradas, se pasó por espacios estrechos y, finalmente, la camioneta alcanzó un poco más de 45 kilómetros por hora. Sin dudas tardaremos en ver esto en acción y hasta su creador admite que todavía no está del todo satisfecho de cómo el guante transmite la información, pero es un paso muy importante para que los ciegos puedan comenzar a manejar coches en tráfico.


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1770 noticias)
Visitas:
6149
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.