Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javipas escriba una noticia?

Internet Explorer 9: Microsoft vuelve al fin del pasado

16/09/2010 20:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No uso prácticamente nada los navegadores de Microsoft. Cierto que la conferencia sobre seguridad a la que asistí hace un tiempo me abrió los ojos respecto al cuidado que los ingenieros de Internet Explorer tienen en ese apartado, pero las desventajas eran demasiadas: la interfaz es muy pesada, la velocidad de navegación es claramente inferior a la de sus competidores, y el soporte de estándares era también limitado.

Todo eso parece haber cambiado con Internet Explorer 9 Beta, la versión que Microsoft ha presentado a bombo y platillo -no os imagináis la pasta que han puesto en campañas de márketing- y que ofrece un porrón de mejoras tanto en su diseño externo como en el interno. Hacía mucho tiempo que Internet Explorer no daba un salto tan grande -y acertado, según mis primeras impresiones- y puede que eso haga que salven el tipo durante cierto tiempo.

Y digo lo de que salven el tipo porque dudo mucho que hoy por hoy Microsoft vuelva a tener ese 90% del cuota en el mercado de los navegadores. ¿Por qué? Fácil.

  1. Se acabó su táctica cuca de vender sistema operativo y navegador de forma indisoluble, y
  2. Tiene unos rivales que le aventajan en muchos apartados.

Venga una de primeras impresiones.

Para empezar, la instalación: Microsoft aplica el ya viejo ‘ descárgate IE9 Beta’ que engaña un poco. Lo que te bajas es en realidad un instalador que a su vez descarga al navegador real. Supongo que acabarán saliendo los archivos independientes de instalación, pero de momento eso hace que el proceso de instalación lleve más tiempo del normal. Y además, atención, volvemos a las viejas costumbres, porque tras instalar tenemos que reiniciar el PC, como cuando éramos unos teenagers y lidiábamos con Windows 98.

A partir de ahí llegan las novedades, todas juntitas. Para empezar, la interfaz, mucho más estilizada, más rollo Chrome, y que mete en 60 píxeles de altura lo que antes llevaba 140. La barra de título de ventana -que no tiene título, por cierto-, el campo de direcciones/buscador y los botones de navegación y pestañas se sitúan en tan solo dos niveles, o más bien uno si tenemos en cuenta que el primero solo sirve para la citada barra de título de ventana -que no se muestra, repito- y para los botones de maximizar, minimizar y cerrar la ventana.

El segundo nivel está concebido de forma curiosa por dos cosas:

  1. Microsoft hereda el Omnibox de Google Chrome: que se llama One Box, y sirve tanto para meter URLs como para introducir términos de búsqueda (Bing por defecto, claro).
  2. Las pestañas se sitúan a la derecha de esa barra One Box: en lugar de situarlas por encima o por debajo, curiosamente prefieren ahorrar aún más espacio y utilizar el espacio sobrante. Eso es un problema, porque en resoluciones pequeñas pronto comenzarán a aglutinarse pestañas de tamaño diminuto, y creo que Chrome está mucho mejor resuelto en este apartado.

El funcionamiento del navegador, por otro lado, parece muy decente. Un rápido test con Peacekeeper de FutureMark demuestra no obstante que aún tienen camino que recorrer en su nuevo motor JavaScript. Chakra, que quiere seguir los pasos de V8, JagerMonkey o los motores de Safari y Opera, tiene mucho que aprender de sus competidores.

Donde Sí ha mejorado la cosa es en el soporte de estándares. Por ejemplo IE9 logra un 95/100 en el test Acid3, mientras que sus antecesores tenían puntuaciones muy, muy bajas que los profanos -había razones interesantes para esa baja puntuación- aprovechaban para ridiculizar al navegador de Microsoft. Pero es que además ha habido un giro total de Microsoft en cuanto a la relevancia de HTML5 y CSS3 como pilares de la web que nos viene. Es como cuando Internet Explorer fue pionero -aunque no lo creáis- en el soporte de HTML y CSS, dos estándares que daban sus primeros pasos de la mano del desarrollo de Microsoft, que luego les dejaría de lado.

Mención aparte merece el tema de poder ‘ anclar páginas web’ a la barra de tareas, como si se tratase de aplicaciones. La idea es genial ahora que tenemos hasta en la sopa lo de que el Cloud Computing es la revolución, y aunque no es una idea completamente nueva -en Chrome es posible hacer algo similar, y los atajos de escritorio a páginas web existen desde hace años- sí que es probablemente la ejecución más elegante para los usuarios de Windows.

¿Qué falla en IE9 Beta? La organización de las pestañas, desde luego, no es la más acertada, aunque en general la interfaz es mucho más atractiva que las de sus antecesores. La ausencia de soporte para extensiones (¡por dios, Autopager para IE9 ya!) es otro de sus puntos flacos, pero puede que los usuarios clásicos de este navegador no lo vean tan problemático.

Antes de despedirme os recomiendo el análisis que han hecho en Ars Technica, uno de esos artículos que demuestran porqué esta web está entre las 2 o 3 mejores del mundo cuando se ponen a escribir artículos técnicos de esos que a un servidor le gustaría firmar. Todas las claves de IE9 Beta las podéis encontrar allí, y, por supuesto, en el anuncio oficial de Microsoft y en el blog de IE, otro recurso indispensable -comparable a Engineering Windows, también de Microsoft- para conocer más a fondo el alcance de un navegador muy ambicioso y que por fin trae a Microsoft de vuelta al presente de los navegadores web.


Sobre esta noticia

Autor:
Javipas (311 noticias)
Fuente:
javipas.com
Visitas:
5844
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.