Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

Cuándo Internet dejó de ser que lo que creíamos que sería

18/10/2019 06:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace ahora 8 días Guillermo Vega publicaba en el El País (Retina) una colección de Diez frases para tener miedo a la tecnología y las redes sociales (si no lo tienes ya). No es que me gusten este tipo de voces alarmistas, pero tampoco por eso hay que dejar de escucharlas. Entre ellas se recogía una de Tim Berners-Lee:

La Web se dirigía a sitios buenos, pero se ha salido del camino. [...] No hay un solo incidente que resuma todo lo que ha pasado. Hay muchas cosas que han ido mal: las filtraciones de datos en algunas compañías, los aspectos relacionados con la democracia, las cuestiones de privacidad, lo relativo a las minorías...

¿Compartes esta reflexión del creador de la World Wide Web? Vale que Internet y la web no son la misma cosa, pero sí que el acceso a la web supone la manera fundamental en que Internet se manifiesta en el mundo de los vivos. Primero fueron nuestros navegadores los que nos permitieron acceder a un extraordinario mundo de información y después, ante un consumo y producción cada vez más en movilidad, las apps siguen ofreciéndonos contenidos a quintales. Sin embargo, no es lo mismo la navegación «abierta» que la app «cerrada». El mundo ha virado hacia una monitorización salvaje de lo que hacemos.

Los dispositivos que llevamos encima son la vía de entrada para la distopía final. Una libertad de movimiento que se convierte de inmediato en el Gran Hermano. La web se ha llenado de bots que suplantan la comunicación entre humanos. La tecnología reemplaza bocas y orejas de verdad por sucedáneos más baratos. Nos escuchan y nos cuentan lo que alguien quiere contar en función de sus intereses, sean buenos, malos o peores. No parece haber forma de bajarse en la próxima estación: ¿quién renuncia a un smartphone?

En el artículo que comento de Guillermo Vega hay otras frases para meter miedo. Ya lo decía el titular, ¿no? Incluye, por ejemplo, una del superventas Yuval Noah Harari:

Google, o alguna compañía de ese estilo, tomará las principales decisiones sobre la salud, sobre los niños o sobre nosotros. Lo mismo puede pasar en otros campos de la vida, incluso la vida romántica. Si un algoritmo te monitoriza todo el tiempo, te conoce mejor que tú.

¿De verdad la balanza está escorada tan claramente hacia el lado oscuro? ¿Tenemos que comenzar a eliminar porciones de Internet y de los algoritmos de nuestras vidas para ser más felices y recuperar espacios de libertad? ¿Hay que iniciar el camino de vuelta e incorporar planteamientos neoluditas? Estamos enfrentados a cuestiones éticas de gran calado. La dimensión social de la tecnología nos obliga a tomar decisiones: ¿y si conviene parar motores, enfriar el supuesto progreso tecnológico y eliminar artefactos e información digital de nuestras vidas? Ya, que dices que es imposible. Entonces, leamos lo que dice Nick Bostrom, que dirige el Instituto para el Futuro de la Humanidad y el Centro de Investigación de Estrategia de Inteligencia Artificial de la Universidad de Oxford:

Si la inteligencia artificial termina siendo capaz de hacer todo o buena parte de nuestro trabajo intelectual mejor que nosotros, tendremos en nuestras manos el último invento que tendrá que realizar la humanidad.

Game is over?

.


Sobre esta noticia

Autor:
Consultorartesano (1776 noticias)
Fuente:
blog.consultorartesano.com
Visitas:
504
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Informáticos
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.