Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

El interior de Phobos podría ser como un queso Gruyère

21/05/2010 21:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El interior de la luna Phobos de Marte podría tener un 30% de espacio vacío, según sugieren las nuevas observaciones. Aunque aún no está claro cómo se formó este objeto, el hallazgo significa que probablemente no se trata de un asteroide que fue capturado por la gravedad del planeta rojo, afirman los investigadores.

Los científicos han debatido durante mucho tiempo el origen de Phobos, y estos nuevos hallazgos reducen el número de posibilidades, explica Tom Andert, geofísico planetario de la Universidad de las Fuerzas Armadas alemanas en Munich. Él y sus colegas publican un informe en el número del 16 de mayo de Geophysical Research Letters

Es casi seguro de que Phobos no es un objeto compacto.

"Finalmente nos estamos alejando de la idea de que las lunas de Marte son asteroides capturados", dice Tom Duxbury, científico planetario de la Universidad George Mason en Fairfax, Virginia, que no formaba parte de este nuevo estudio.

Phobos, la mayor de las dos lunas de Marte, es un objeto lleno de cráteres, tiene una forma irregular, y miede tan sólo 27 kilómetros de largo. Andert y sus colegas recopilaron las mejores medidas obtenidas hasta ahora de la masa de Phobos observando las perturbaciones provocadas por su atracción gravitatoria en la trayectoria de la Mars Express, una nave espacial en órbita alrededor de Marte.

Basándose en las mediciones, los investigadores estiman que Phobos contiene aproximadamente 10, 7 billones de toneladas métricas de material, esto hace que la luna tenga apenas una mil millonésima parte de la masa de la Tierra. Esto, junto con la mejor estimación de su volumen obtenida a partir de mediciones de radar, indica que la densidad global de Phobos es de aproximadamente 1, 87 gramos por centímetro cúbico, mucho menor que los 3 g/cm3 que es la densidad media de las rocas en la corteza de Marte.

La densidad de Phobos es similar a la de algunos asteroides. Sin embargo, comenta Andert, no hay muchos escenarios que permitan a Marte capturar un asteroide en una órbita circular sin romperlo en pedazos.

También es poco probable que Phobos esté compuesto exclusivamente por la corteza de Marte lanzada al espacio por un impacto extraterrestre que después se condensas en por efecto de la gravedad, como algunos estudios habían sugerido, puesto que las características espectrales de las rocas de Phobos no coinciden con los del planeta rojo.

La verdad de los orígenes de Fobos podría ser una mezcla de estas dos procesos, según sugiere el equipo. Phobos pudo formarse por los restos de la corteza marciana lanzados al espacio, y luego condensado en un cuerpo por la atracción gravitatoria, después habría sido golpeado por un asteroide que pasaba en las inmediaciones, que añadiría el material suficiente para cambiar las características espectrales de la luna.

Duxbury, que ha estudiado durante mucho tiempo esas lunas, mientras trabajaba en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California, está "feliz al ver que Fobos y Deimos están recibiendo mucha atención estos días."

En los próximos dos años, señala Duxbury, el análisis de los datos de radar recogidos durante los recientes sobrevuelos deberían ayudar a los científicos a discernir si Phobos es un cuerpo de roca sólida relativamente ligero o bien una gran roca porosa fruto de la condensación de densos escombros.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
2870
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.