Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Intentará Colom imponer reforma fiscal en 2010

27/12/2009 14:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente de Guatemala, Alvaro Colom, enfrentará el reto de imponer una reforma fiscal en 2010, que se propuso el gobernante ante el férreo rechazo de la iniciativa de parte de la oposición política y de los empresarios. El gobierno y la oposición se encuentran en una dura lucha por el proyecto de reforma fiscal, que es requerida por Colom para recuperar los ingresos que se desplomaron en 2009 por efecto de la crisis económica internacional. El principal líder opositor, el ex candidato presidencial Otto Pérez Molina, exigió al gobierno retirar "la mal llamada reforma fiscal" -que no establece cambios en la materia y sólo funge como "parche"-, pues además genera enfrentamiento entre los guatemaltecos. El diputado y ex militante del partido oficialista, Manuel Baldión, dijo que "ante la crisis económica que ha impactado a Guatemala y la falta de políticas claras en el manejo de las finanzas del Estado", una reforma fiscal está fuera de lugar. El legislador y empresario afirmó que "un nuevo paquetazo de impuestos vendría a profundizar la recesión económica que estamos viviendo, desalentaría la inversión y generaría más desempleo y pobreza". Colom, quien sufrió un revés cuando el Congreso concluyó sesiones sin tramitar la iniciativa y aprobarla antes de fin de año, afirmó que no cesará en su empeño por lograr la aprobación de la reforma fiscal en 2010, un trabajo que se impuso como reto. Denunció que el "terrorismo parlamentario" de un grupo de diputados de la oposición ha impedido la aprobación de proyectos de ley relevantes para la economía nacional, como la propuesta de reforma fiscal y el presupuesto general de la nación 2010. La cúpula empresarial, a su vez, reiteró que no es el mejor momento para una propuesta de ley que aumente impuestos. El presidente del sector, Jorge Montenegro, reiteró las amenazas de cierre de empresas y pérdida de empleos como consecuencia de la iniciativa. La reforma fiscal busca obtener recursos, debido a que la crisis económica mundial generó en Guatemala el desplome de las exportaciones, las remesas familiares y los ingresos fiscales. Se estima que al cierre del año la pérdida sería de 975 millones de dólares. El sector empresarial y la oposición política, además, argumentan que es escandalosa la falta de transparencia en el manejo de los fondos públicos y preocupante la ineficiencia en la administración del gasto por las actuales autoridades. En agresivos mensajes transmitidos por emisoras contra los intentos del presidente de imponer la reforma fiscal, se exigía al gobierno que dejara de robar y se pusiera a trabajar. "El país no da para más", "no más impuestos", enfatizaban los enemigos de la reforma fiscal. De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Guatemala es un Estado pobre y débil, como consecuencia de su reducida carga fiscal de 9.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), uno de los índices más bajos de América Latina. La actual carga fiscal es menor a la meta de al menos 12.5 por ciento del PIB fijada para cumplir los compromisos sociales y productivos derivados de los acuerdos de paz de 1996, que sellaron una guerra interna que en 36 años dejó 200 mil muertos y desaparecidos. El Ejecutivo intentó por dos ocasiones durante el año dos proyectos de modernización fiscal que no fueron aprobados por la falta de consenso en el Congreso Nacional, dominado por mayoría de legisladores de oposición. El 31 de agosto, el mandatario ordenó retirar la primera propuesta de reforma fiscal -denominada "de modernización tributaria"- luego de cuatro meses de fallidas gestiones ante diputados y debates en el Congreso. El Ministerio de Finanzas deploró "el debilitamiento extremo de la propuesta originalmente presentada al Congreso" y retiró el proyecto, pues de aprobarse con tantas enmiendas resultaría "en una reducción en la recaudación tributaria". El nuevo proyecto de reforma fiscal, enviado a los diputados en octubre pasado, tiene entre otros objetivos generar "recursos adicionales" por unos 400 millones de dólares en el primer año de vigencia, que serían destinados a los municipios, educación, salud, desarrollo rural y seguridad.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
7301
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.