Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.neuromente.com escriba una noticia?

MAS INTELIGENCIA, MAYOR TENDENCIA A SER LIBERAL

24/03/2010 11:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un nuevo estudio ha revelado que, de un modo estadísticamente significativo, las personas más inteligentes son más propensas a exhibir las preferencias políticas y los valores sociales y religiosos que son más nuevos para la especie humana en la historia evolutiva. En concreto, el liberalismo y el ateísmo están correlacionados con una mayor inteligencia.

El estudio impulsa una nueva teoría para explicar por qué la gente se forma determinados valores y preferencias. La teoría sugiere que las personas más inteligentes tienen más probabilidades que las personas menos inteligentes de adoptar los valores y preferencias evolutivamente nuevos, pero la inteligencia no está correlacionada con los valores y preferencias que tienen edad suficiente como para haberse formado en la evolución durante millones de años.

Las preferencias y valores "evolutivamente nuevos" son aquellos para cuya posesión el Ser Humano no está biológicamente "diseñado" y que nuestros ancestros probablemente nunca poseyeron. En cambio, los valores y preferencias que nuestros antepasados tuvieron durante millones de años son "evolutivamente familiares".

El desarrollo de la inteligencia general, la capacidad de pensar y razonar, puso a nuestros antepasados en una posición ventajosa para solucionar problemas evolutivamente nuevos para los cuales ellos no tenían soluciones innatas. Como resultado, las personas más inteligentes son más propensas a reconocer y entender esas nuevas situaciones y cuestiones que las personas menos inteligentes, y algunas de estas situaciones y cuestiones son las preferencias, los valores y los estilos de vida. Así lo señala Satoshi Kanazawa, psicólogo evolutivo de la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres.

Un estudio anterior de Kanazawa desveló que los individuos más inteligentes tienen una mayor propensión a ser de hábitos nocturnos, es decir que tienden a despertarse más tarde y a permanecer levantados hasta más tarde que las personas menos inteligentes. Como nuestros antepasados carecían de luz artificial, tendían a despertarse poco antes del amanecer y a dormirse poco después del anochecer. Ser de hábitos nocturnos es una característica evolutivamente nueva.

En el estudio actual, Kanazawa sostiene que los seres humanos estamos evolutivamente "diseñados" para ser conservadores y cuidar sobre todo a nuestros familiares y amigos. Ser liberal, preocuparse también por un número indeterminado de extraños no relacionados genéticamente con nosotros y con los que nunca interactuamos, es evolutivamente nuevo. Así que los niños más inteligentes pueden ser más propensos a llegar a ser liberales.

Los datos de un estudio longitudinal nacional sobre la salud de los adolescentes respaldan la hipótesis de Kanazawa. Los adultos jóvenes que subjetivamente se identifican como "muy liberales" tienen un coeficiente intelectual promedio de 106 durante la adolescencia, mientras que quienes se identifican como "muy conservadores" tienen un coeficiente intelectual promedio de 95 durante ese periodo.

De un modo parecido, la religión es un subproducto de la tendencia humana a percibir la intención como causa de los acontecimientos, es decir a ver "la mano de Dios" actuando detrás de los fenómenos naturales. "El Ser Humano está hecho evolutivamente para ser paranoico, y cree en Dios porque es paranoico", dice Kanazawa. Esta tendencia innata de los seres humanos hacia la paranoia les fue de utilidad a nuestros antepasados cuando la conservación y protección de uno mismo y de su familia y clan dependía de una vigilancia extrema de todos los peligros potenciales. Por tanto, los niños más inteligentes tienen más probabilidades de superar ese viejo bagaje evolutivo, con el resultado de ser ateos en vez de creer en Dios.

Los adultos jóvenes que se identifican como "nada religiosos" tienen un coeficiente intelectual promedio de 103 durante la adolescencia, mientras que aquellos que se identifican como "muy religiosos" tienen un coeficiente intelectual promedio de 97 durante la adolescencia.

Scitech News


Sobre esta noticia

Autor:
www.neuromente.com (218 noticias)
Visitas:
2975
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.