Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El inspector jefe de la Policía admite que la reacción de algunos agentes en las protestas fue "inaceptable"

21/04/2009 18:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente del organismo regulador aboga por un debate público de las prácticas de las fuerzas de seguridad

LONDRES, 21 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán)

El inspector jefe de la Policía británica, Denis O'Connor, reconoció hoy en el Parlamento que la reacción de algunos agentes durante las protestas convocadas con motivo de la cumbre del G-20 en Londres fue "inaceptable" y admitió su "preocupación por incidentes individuales en los que los oficiales parecen atacar a la gente".

En su intervención en la Comisión de Interior, O'Connor, responsable de revisar las prácticas policiales, aludió a detalles como la ocultación de los números de identificación por parte de algunos miembros de las fuerzas de seguridad, cuando "en este país se espera lo mejor de la policía", una cuestión que confirmó que ya había evaluado con el comisario de Scotland Yard, Paul Stephenson.

En consecuencia, declaró que "cuando se ve algo que no cuadra con esa noble causa es decepcionante y altamente preocupante", después de que sean ya tres casos los supervisados y dos los agentes suspendidos, uno de ellos por un caso de homicidio, tras conocerse que el ciudadano Ian Tomlinson podría haber fallecido de una hemorragia abdominal, en lugar del infarto que dejó como resultado la primera autopsia.

El jefe policial aseguró en respuesta a los diputados que "lo visto era inaceptable", en referencia a las numerosas grabaciones que han trascendido desde entonces con imágenes "muy preocupantes". "Lo que vi no me causó impresión de que fuese la manera británica, fue inaceptable", aseveró.

Por ello, se comprometió a analizar tanto los incidentes ya actualmente bajo supervisión, como las prácticas adoptadas por los oficiales que trabajaron en las protestas y el "confinamiento" de parte de los manifestantes en un área determinada que se les impidió abandonar durante horas: "Se debe analizar lo que consigue y también a qué precio, particularmente si se usa de forma inflexible".

ANÁLISIS

En consecuencia, su intención es determinar si las decisiones fueron proporcionadas "en términos de evitar mayores interrupciones", además del "coste de lo que se consiguió", desde un punto de vista global, no únicamente las "instantáneas" aparecidas en los medios de comunicación británicos, que han venido difundiendo imágenes de quienes se encontraban en las manifestaciones.

No obstante, avanzó que ya tenía la idea "preconcebida" de que todos los agentes deberían haber mostrado sus números de identificación, tras comprobar cómo algunos los ocultaron, incluido el autor de la agresión a Ian Tomlinson cuando regresaba a casa al concluir la jornada laboral al frente del kiosko que regentaba. Según él, esta costumbre de ocultarlos, denunciada por muchos de los manifestantes del G-20, debe concluir.

Así, declaró que "es completamente inaceptable no portar sus números" y confesó estar "muy preocupado" por la cuestión: "Confío firmemente que esto se rectifique, espero que la gente responsable del orden público y otras situaciones lleven sus números, funciona como una buena prueba".

PRESIDENTE DE LA IPCC

Una declaración compartida por el presidente de la Comisión Independiente de Quejas de la Policía (IPCC, en sus siglas en inglés), Nick Hardwick, quien en el mismo foro confirmó que los agentes tienen una "obligación absoluta" de mantener la identificación visible, a riesgo de que se les imponga una sanción disciplinaria en caso contrario.

Además, Hardwick informó de que había recibido un total de 185 quejas por la actitud policial durante las manifestaciones, hasta 50 relacionadas con supuestos ataques, y que un tercio del personal del organismo que dirige se encuentra implicado en la revisión de los incidentes.

Asimismo, asumió la necesidad de que la policía evalúe sus tácticas más abiertamente en un debate en el que también forme parte la sociedad, ya que algunas tácticas, "vistas en una grabación, parecen horribles". "Mi opinión es que la policía necesita explicar mejor para qué está entrenada, cuáles son las consecuencias, la gente es capaz de tener una discusión madura sobre ello", concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2445
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.