Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

El más inquieto no es Rubalcaba ni Chacón, sino Rajoy

25/02/2011 01:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cabos sueltos

El más inquieto no es Rubalcaba ni Chacón, sino Rajoy

La incorporación fáctica de Carme Chacón, al elenco sucesorio –no en el sentido dinástico del término, sino en el coloquial- ha provocado una primera descarga de insultos y descalificaciones contra la ministra de Defensa desde la derecha mediática. Hete aquí la prueba irrefutable de que estos días se ha apoderado del PP un enojoso malestar porque no contaban los dirigentes genoveses con el efecto Chacón.

Han combatido durante más de tres meses – con la brutalidad dialéctica que caracteriza a los populares- al ahora vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Pero no han conseguido en absoluto liquidarlo políticamente. Se trata de un rival muy peligroso, con gran facilidad para el regate, adentrarse en el área y marcar goles. Ni los faisanes, ni los Gal, ni el Sitel, ni toda la retahíla de alucinantes calumnias – muchas de ellas gacetiles- han logrado doblegar a Pérez Rubalcaba.

Sin retumbe

Y, mientras tanto, de forma paulatina, sin retumbe de tambores y trompetas, pero con firmeza hasta cierto punto sigilosa, Chacón ha subido al escenario. Aquellos que la vituperan utilizando el recurso soez a la guarrería retórica demuestran su estolidez estructural de contenido inequívocamente fascista. Como semejantes profesionales del vómito se creen sus propias necedades, ignoran que Chacón es una política de Champion Ligue.

Hoja de servicios, impecable

Lleva Chacón tres años siendo máxima responsable del Ministerio de Defensa – durante un año fue ministra de Vivienda- y está positivamente valorada por una buena parte de la ciudadanía. Pronto cumplirá cuarenta años. Barcelonesa de Esplugues de Llobregat, ha sido profesora de Universidad y, desde luego, su hoja de servicios en la política -desde el PSC al Gobierno de España- es impecable. Ha estado en varias ocasiones en el punto de mira de la derechona, pero siempre los populares han pinchado en hueso, después de ponerla a caldo y hacer ellos el ridículo.

“ Capítulo cerrado”

Los que le reprochan todavía el episodio de la retirada de tropas de Kosovo que le pregunten por ese trance al vicepresidente de EEUU, Joen Biden. “ Es un capítulo cerrado” , declaró el número 2 de Barack Obama. Acerca del Alakrana y los piratas somalíes, Chacón aguantó sin remilgos el tirón, movió las fichas acertadamente y – a pesar de los gemidos y las profecías de las plañideras del PP- el final fue feliz.

Manuel Azaña

Su reciente y favorable mención pública a Manuel Azaña – que fue también ministro de la Guerra en la República, como se decía entonces- es una pista significativa de que Chacón no elude ni se avergüenza de su ideología progresista y de izquierdas. Amiga de José Luis Rodríguez Zapatero y de Felipe González – también del ex presidente de la Generalitat, José Montilla-, ésta viene a ser otra circunstancia a tener en cuenta.

¿Qué hará y cuándo lo hará?

No se sabe qué hará y cuándo lo hará -si lo hace- Zapatero. Pero la ubicación de Chacón en el candelero del posible ejercicio de las primarias no sólo no debe debilitar la imagen excelente de Pérez Rubalcaba, sino que debe reforzarla. De momento, Chacón refuerza, sobre todo, al PSOE. Quienes piensan que estamos ante un partido a la deriva, con riesgo de hundimiento, se equivocan de medio a medio. Si el adiós de Zapatero se termina produciendo, ya hay dos candidatos de gran nivel político y, por supuesto, ciudadano, dispuestos – según numerosos síntomas- a sustituir al actual presidente y secretario general de los socialistas.

Democracia interna

Veremos qué ocurre. Veremos si salen más candidatos. Veremos qué decisión termina por adoptar José Bono. Pero un partido con verdadera democracia interna – que es lo contrario de lo que le pasa a la derecha- llega a convertirse en un partido con vida y fibra garantizadas. El que ha de estar ahora más inquieto y más preocupado no es ni Zapatero, ni Pérez Rubalcaba, ni Carme Chacón. Es Rajoy, cuya única aliada es la crisis y su estrategia, la de las aves de rapiña.

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
2047
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.