Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ginecologo En Merida escriba una noticia?

Inminencia de muerte fetal

01/06/2011 08:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El prolapso de cordón umbilical es un padecimiento que se considera un verdadero accidente y es extremadamente grave

Existen muchas maneras de cómo los médicos salvan la vida de sus pacientes, incluso en ocasiones con simples consejos, sin embargo muchas de las acciones que se realizan se vuelven rutinarias aunque no por ello se les resta importancia. Por ejemplo para los ginecólogos realizar una cesárea es algo que se realiza todos los días pero si observamos, en ello está implícito el hecho de que se realiza por alguna patología del feto o de la madre que pone en riesgo la vida de uno o del otro o de ambos. Sin embargo pocas veces se tiene la sensación muy manifiesta de que efectivamente se salva una vida a no ser que el peligro de muerte en este binomio madre-hijo, sea inminente.

El caso que voy a narrar pertenece a esta última categoría.

Don Pedro estaba ilusionado con su primer hijo, ya que desgraciadamente su esposa había tenido tres embarazos que terminaron en abortos espontáneos y en esta ocasión se había vuelto a embarazar logrando rebasar las 30 semanas sin complicaciones y obviamente la ilusión crecía.

Una madrugada su esposa se despertó sobresaltada al sentir que un líquido le escurría entre las piernas por lo cual acudió inmediatamente al baño y observó que efectivamente le estaba escurriendo liquido por sus genitales pero además observo que una especie de cordón colgaba de entre las piernas por lo que avisó a su esposo y fue trasladada a la clínica más cercana en donde le diagnosticaron “prolapso de cordón umbilical”. Es decir se le había “roto la fuente”, debido a que el feto venía con los pies por delante y uno de ellos había ocasionado este problema y a través del cuello de la matriz se había salido el cordón umbilical hasta afuera de la vagina. El problema para el feto era grave, el pronóstico que se tuvo como primera impresión en la clínica a donde la habían llevado era que el feto podía ya haber fallecido o fallecería en el transcurso del tiempo en que iba ser trasladada a la ciudad de Mérida.

Milagros de la naturaleza. Milagros le pusieron por nombre

Llegó al hospital Regional T1 del IMSS aproximadamente a las 5 de la mañana casi 3 hrs después de sucedido el problema y las carreras en dicho hospital no se hicieron esperar. Blanquita la residente de mayor jerarquía, tenía el rostro desencajado cuando valoró a la paciente, “no siento que lata el cordón” comentó angustiada. Un instrumento que sirve para amplificar los latidos cardiacos del bebe, detectó un latido débil y con una frecuencia lenta. Para ese momento ya se tenía preparada la sala de quirófano y fue llevada en forma inmediata. Como el caso lo ameritaba la anestesia fue general, lo cual aumentaba la dosis de adrenalina ya que había que sacar al bebe antes de tres minutos desde el momento en que el anestesiólogo diera la indicación de iniciar la cirugía. Al nacer la bebita ya la esperaban los pediatras con todo lo necesario para reanimarla. Al primer minuto después del nacimiento la calificación que la pediatra le dio fue de 5 puntos y a los 5 minutos después de la lucha por reanimarlo la calificación fue de 8. Lo cual significaba que a pesar de que nació con asfixia moderada se había logrado recuperar. Cuando se terminó la cirugía la bebita aún estaba en la cuna térmica, se veía apacible, tranquila pero con los ojos tan abiertos que parecía que observaba el ir y venir de médicos y enfermeras. La pediatra comentó “está un poco sedada” por la anestesia pero está bien de salud por el momento, solo que esta prematura. Más de uno comentó “esto es un milagro de Dios”.

El prolapso de cordón umbilical es un padecimiento que se considera un verdadero accidente y es extremadamente grave. Si dicho accidente sucede en un lugar en donde no es posible realizar una cesárea de urgencia, la probabilidad de que el feto fallezca es muy alta. Afortunadamente es poco común y el caso que narramos se sale de lo ordinario porque el tiempo que transcurrió fue demasiado como para que la bebita estuviera viva. El hecho de que la posición intrauterina haya sido de pies fue la causa que desencadenó el problema pero al mismo tiempo fue lo que mantuvo viva a la bebe por tanto tiempo ya que el pie no ocupo toda la cavidad vaginal y por lo tanto no presionó el cordón lo suficiente para que se quedara sin el aporte de sangre. Milagros de la naturaleza. Milagros le pusieron por nombre.

DR. VICTOR A. PINTO BRITO

MEDICO GINECO-OBSTETRA

CITAS AL TEL. 943 16 02

CELULAR: 9991830393

CORREO ELECTRONICO: drvictorpinto@hotmail.com

Europa  Press


Sobre esta noticia

Autor:
Ginecologo En Merida (5 noticias)
Visitas:
4933
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.