Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Jimenez escriba una noticia?

Inmigración ilegal china

22/09/2009 10:28 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

La verdadera cara de la inmigración ilegal china a EE.UU

Por Sandra Rodríguez Castañeda

Desempleados de la provincia de Fujian, región industrial antes próspera. Su destino, posibles inmigrantes chinos (Getty Images)

Desempleados de la provincia de Fujian, región industrial antes próspera. Su destino, posibles inmigrantes chinos (Getty Images)

Desde hace ya mucho tiempo los movimientos migratorios chinos en el mundo entero han sido un fenómeno normal que ha tenido sus épocas de mayor o menor flujo. En el siglo XIX las grandes compañías norteamericanas propiciaron el tráfico de chinos a casi todo el continente americano por lo barato y sumiso de la mano de obra esclava, contrastada con los nacionales latinoamericanos que exigían más garantías mejores sueldos y un trato más humano. Casos como estos se dieron en la frontera México-EE.UU, Panamá (cuando aún era territorio colombiano), Colombia, Perú, Honduras, Brasil e incluso Argentina cuando en ese tiempo se construían ante todo las líneas de ferrocarril.

Las marejadas de inmigrantes chinos en las costas americanas han tenido diversos momentos y características diferentes. Desde hace ya 400 años los chinos han venido migrando en diferentes momentos históricos que los obligaron a dejar sus hogares pero que nunca igualaron a la actual situación y a las inmanejables cifras de aventureros.

La primera gran ola trajo naturales de Cantón capital de la provincia de Funjian al sur de China. Luego el boom de inmigrantes se dio en la provincia de Guangdong, de donde aún siguen llegando innumerables grupos a Latinoamérica.

Muchos de ellos llegan como turistas legales a nuestro continente, la gran mayoría procedentes de París. Debido a que tanto en Colombia como en Ecuador los chinos están eximidos de visa para entrar a estos países como turistas, llegan en calidad legal pero luego desaparecen y no se tiene rastro alguno. Esto hace más difícil identificar quién entra legal y quién no, quiénes se quedan y quiénes se van y obviamente cómo y para dónde.

Ecuador es el nuevo "Hueco" en Sudamérica. En ese país se reúnen todos los grupos que entran por Argentina, Venezuela y las Guyanas y de allí se continúa con el viaje al norte a través de Colombia, con destino la frontera norte de México.

En Colombia se manejan diversas posibilidades de transporte, ya sea marítimo por el pacífico o por tierra iniciando una nueva pero muy sufrida aventura por Centroamérica. A partir de este punto los chinos suelen ser separados de los inmigrantes centroamericanos y se les transporta aparte, camuflados en camiones a México, apiñados, sufriendo hambre y terribles incomodidades. Algunos no tienen suerte y mueren en el trayecto ya sea por enfermedad o porque la lancha o el camión tiene sobrecupo, así que muchas veces hay que aligerar la carga. Otros son descubiertos por las autoridades en los diferentes países y son repatriados sin pertenencias, sin dinero y con las esperanzas rotas.

En México la bienvenida por parte de los "coyotes" no es muy amigable y muchas veces los que lograron llegar al país no logran salir y se quedan a trabajar ilegalmente bajo condiciones terribles, otros escapan y quedan a la deriva en un mundo desconocido y los que pueden llegar a EE.UU son esperados por decenas de policías armados hasta los dientes.

En todo el continente hay diversas redes de "coyotes" y de funcionarios corruptos que expiden visas ilegales movidos por los tentáculos de las mafias chinas que trafican con su propia gente. Algunos son vendidos como esclavos, las mujeres obligadas a ejercer la prostitución y los menores de edad, que cada vez son más, son también forzados a trabajar ilegalmente. Esto sucede sobre todo cuando logran llegar a sus destinos soñados: Estados Unidos, Inglaterra, Japón, Corea del Sur y Europa en general.

El tráfico de personas ha crecido enormemente pues las cifras son bastante atractivas: desde U$20, 000 hasta U$50, 000 por persona, además de lo que ganan los delincuentes con las subastas de visas a Estados Unidos, la trata de esclavos y blancas y los costos extras que implica cruzar una nueva frontera. Este tipo de negocio también funciona como distractor para las autoridades y así mantener a salvo por más tiempo las rutas de tráfico de drogas.

Las autoridades chinas han decidido atacar tales redes encabezadas por "cabezas de serpiente" o traficantes, pidiendo cooperación con estos países. Sin embargo, a pesar de que se trate de frenar a la gente en su búsqueda, los esfuerzos son mínimos.

La desesperación de muchos por tener una vida mejor los mueve a dejar al gigante asiático al costo que sea necesario, ya que los índices de pobreza en el país cada vez son mayores (800 millones de pobres). Lo curioso y también triste del asunto es que muchos de estos chinos son menores de 30 años, universitarios, con una carrera, experiencia laboral y mucho talento.

Entonces cabe preguntar: si China es la nueva potencia económica y tecnológica, ¡casi un milagro!... ¿Por qué sus hijos la abandonan con el estómago vacío y el corazón lleno de esperanzas, buscando una mejor vida, aire limpio y sobre todo libertad?


Sobre esta noticia

Autor:
José Jimenez (238 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
11904
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Inolvidable (24/09/2009)

Seguramente en china hay pobres, igual como sucede en todos los paises desarrollados( estados unidos, inglaterra, francia,etc). pero esa cifra de 899 millones de pobres no la veo real. no tengo datos precisos pero me parece exagerada esa cifra.