Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Injerecismo y perturbación ideológica en Venezuela por parte de extranjeros

27/01/2019 15:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una corrupción que lleva una cuenta progresiva que va a terminar en conflicto interno y guerra mediática

Aventis

 

* El CNE, tiene parte de esta responsabilidad, en la creación de este espectro ideológico de perturbación política y social.

Todo partido político, alasumir el Poder debe iniciar el proceso de una estructura política acorde con sus principios ideológicos de una manera pública. Porque, de seguro viene un colapsado institucional, cuatro veces le paso a Rómulo Betancourt, tres a Carlos Andrés Pérez y doce veces a Hugo Rafael Chávez Frías, cuyos seguidores, apenas tomado el Poder iniciaron un programa de descapitalización del Estado Bolivariano de Venezuela, que, es una respuesta al mundo interno de hoy y, arrebató el futuro de nuestros jóvenes.

Una corrupción que lleva una cuenta progresiva que va a terminar en conflicto interno y guerra mediática de cuarta generación, ya llevamos un aproximado de 38 muertos directos en este mes. Resultado de esta confusión y delineamiento político de parte del presidente, Nicolás Maduro Moros. ¿Qué busca el terrorismo? ¿De dónde viene? Vemos es miedo, radicalización y división de nuestras fuerzas internas.

Hay que reaccionar, nos están provocando y depende de nuestras reacciones para aplicar una fuerza de ley de la selva que impere sobre el ejecutivo nacional, entonces, la culpa no será solamente de los terroristas, nosotros seremos también responsables por nuestra apatía, indiferencia, creamos confusión. Desde hace mucho tiempo, los poderes públicos individualizan sus responsabilidades y, han logrado establecer sus modus operandi. Las responsabilidades se pintan de gris y, por lo tanto, sumen a la sociedad civil en un engaño para alimentar la polarización. Por esto, entonces estamos ante la oportunidad de construir unos consensos mínimos por enfrentar los desafíos.

La polarización ideológica posterior al proceso de paz y dialogo en República Dominicana, ha logrado sembrar en las redes sociales y en los escenarios cotidianos un odio visceral entre los ciudadanos que allí navegan inventando toda clase de versiones que solo favorece al terrorismo y dañan al país. Y los responsables son los líderes. Los elegidos precisamente para evitar que eso ocurra. Y ahí está el primer desafío. La sociedad toda sin distingo de clases, edades, estructuras familiares, en su diversidad, está obligada a pasar la página e imponerse sobre sus gobernantes para obligarlos a un punto de inflexión en sus agotadoras discusiones partidistas.

Si hoy hay que construir una política pública de confrontación sobre la negociación como vía de solución de conflictos, entonces el consenso deberá buscarse en esa vía. Pero sin sembrar más violencia que desde la palabra escrita explota en forma de carro bomba, como sucedió en Colombia. Y son los ciudadanos los que deben hacerles a sus elegidos, a sus líderes, el llamado a la responsabilidad. Porque gracias a ellos, estos líderes ocupan posiciones de privilegio desde donde construyen futuro o lo acaban. El presidente, Maduro debe hablar a la nación sobre sus compromisos con países del Medio Oriente y el Grupo Podemos de España, sin olvidar el gobierno de La Habana que trabaja en nuestro país en diferentes tópicos como un gato pardo e injerecismo totalitario y Venezuela es libre.

En medio del atentado, sin que pasaran tres horas, el expresidente Ávaro Uribe escribió en su cuenta en Twitter: “Qué grave que la Paz hubiera sido un proceso de sometimiento del Estado al terrorismo!”. Ya no es admisible. No puede construirse un discurso sobre la sangre de esos jóvenes para validar su posición frente a la decisión de Juan Manuel Santos de negociar la paz con las FARC en el Gobierno pasado.

Los mensajes no han sido claros de parte del Estado

Es cierto, como plantea el profesor Eduard Said, que no hay discurso inocente, que siempre está impregnado de lo político. Y en buena hora, porque desde ahí se garantiza el pensamiento crítico, la diversidad de opinión y las creencias mientras no sea para degradar a otros e impedir la reconciliación.

Desafío grande para el periodismo recuperar los fundamentos de su razón por fuera de activismos y amiguismos con el poder y buscar la verdad en medio de estas épocas en que sobre cada declaración recae la duda de si son hechas a la medida de sus creencias y para validar sus discursos mientras los guerreros de siempre alimentados por una realidad que no da tregua, como el narcotráfico, aprovechan los mensajes vacilantes del gobierno sobre la implementación de la paz para seguir asesinando a quienes decidieron apostar por la legalidad.

Si los que matan líderes se atreven a llegar a la casa de una señora de 60 años y dispararle mientras se esconde temblando debajo de una cama, si creen que pueden asesinar a un trabajador del Parque Nacional de la Sierra Nevada de Santa Marta, como es el caso de hace pocos días, es porque esos hombres y mujeres constructores de paz son una amenaza real al status quo de la desigualdad y dominación.

Esa violencia, ya la tenemos en Venezuela en diversas caras del terrorismo.

, quienes están al frente de las instituciones judiciales imposibilitan la construcción de confianza y, en el camino se van descubriendo pecados que requieren la lupa, ante cualquier elección de candidatos, de parte del Consejo Nacional Electoral, quién de una manera indirecta ha creado este espectro ideológico.

De buenas intenciones no come el hombre y de vacíos de poder y mezquindad partidista se alimenta la guerra

 Pasados 5 meses, el espejo retrovisor puede terminar por mostrarle la cara molesta de una generación que espera la demostración de unas capacidades no de la improvisación, y si su partido no lo acompaña en esa gesta, tendrá que sacar algo más que discursos y canciones. El país todo, desde todos los lugares del espectro ideológico está dispuesto a volverse un solo país, pero solo si puede saber hacia dónde caminar.

El CNE, no lo ha hecho bien. Se partidizó y quebranto la actividad civil a que fue llamado, aunado a la poca preparación del personal electoral y un Plan República sin autonomía. Necesitamos lavarnos la cara para lograr el verdadero ejercicio democrático del repúblico.

Esa violencia, ya la tenemos en Venezuela en diversas caras del terrorismo


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1159 noticias)
Visitas:
4895
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.