Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Inician vista de apelación de pena de muerte a salvadoreño en Cuba

06/12/2010 12:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Justicia cubana inició hoy la vista de un recurso de apelación de pena de muerte dictada contra otro salvadoreño detenido en 1997 acusado de colocar bombas en hoteles de La Habana, informó el portal oficial Cubadebate. La vista del recurso de apelación a la sanción capital dictaminada en 1999 contra Otto René Rodríguez Llerena se desarrolla en la Sala contra los Delitos de la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular de Cuba (TSP). El pasado viernes el TSP decidió sustituir por 30 años de prisión la pena de muerte decretada en 1999 contra el salvadoreño Raúl Ernesto Cruz León, acusado de “terrorismo con carácter continuado” por mostrar "arrepentimiento" y "cooperar" con la justicia isleña. Cruz León también aceptó haber colocado bombas en instalaciones turísticas capitalinas, una de las cuales costó la vida al turista italiano Fabio Di Celmo. Según La Habana, Rodríguez Llerena colocó el 3 de agosto de 1997 un artefacto explosivo debajo de una butaca en el hall del hotel habanero Meliá Cohiba, y la programó para que explotara a las 07:15 horas locales de la mañana del día siguiente. Aunque esta bomba no provocó víctimas, sí ocasionó daños en el hotel valorados en seis mil 500 dólares, agregó. "Por el cumplimiento de esta misión, el mercenario salvadoreño recibió mil dólares que, según dijo en el juicio que se le siguió en La Habana, le entregó (el anticastrista Luis) Posada Carriles", precisó. De acuerdo con la acusación, 10 meses después de colocar la bomba en el hotel Cohiba, Rodríguez Llerena viajó de nueva cuenta a esta capital, a donde llegó el 10 de junio de 1998, a cumplir una nueva misión encomendada por Posada Carriles. La "misión" consistía en introducir en Cuba mil 519 gramos de explosivos C 4, dos detonadores y dos relojes para activar los explosivos. En esta ocasión fue detectado por agentes aduaneros y detenido. La fuente dijo que el salvadoreño confesó que esos explosivos tenía que entregarlos al ciudadano cubano Juan Francisco Fernández Gómez (agente Félix de la Seguridad del Estado cubana). El acusado abundo que “Ignacio Medina (Posada Carriles) me pidió que cumpliera otra misión terrorista para él y, al negarme, me ofreció 200 dólares y los gastos del viaje para traer y entregar los explosivos a Juan Francisco, cosa que acepté”. Cuba mantiene una moratoria de facto en la aplicación de la pena de muerte desde 2003 en que recibieron ese extremo castigo tres secuestradores de una lancha de pasajeros. En 2008 el presidente Raúl Castro conmutó la pena a varios condenados a muerte, y anunció que los casos de los salvadoreños estaban en estudio. Posada Carriles, quien espera un juicio por cuestiones migratorias en Miami, está acusado por Cuba y Venezuela de ser autor intelectual de la voladura de un avión en 1976 —que dejó 73 muertos— y varias conspiraciones para asesinar a Fidel Castro. El diario Nuevo Herald de Miami reportó que en el próximo juicio se presentarán pruebas reunidas por las autoridades cubanas y el FBI para mostrar el papel jugado del ex agente de la CIA Posada Carriles en varios ataques dinamiteros en La Habana.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1621
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.