Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Inicia EUA el año político con un Congreso dividido

03/01/2011 12:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estados Unidos inició hoy el año político con un Congreso dividido no sólo por el control demócrata en el Senado y el republicano en la Cámara Baja, sino por agendas encontradas cuyo tema central será la eventual derogación de la ley de Salud. La nueva legislatura iniciará sesiones este miércoles encabezada por el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid y por el entrante presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, quien ha prometido dar marcha atrás a la reforma sanitaria de Barack Obama. Boehner, un ex conserje de Ohio, planea presentar esta semana una iniciativa para bloquear los fondos para la reforma de salud y otra para reducir el costo de mantenimiento del Congreso, donde los legisladores tienen ingresos anuales superiores a los 170 mil dólares. Pero las medidas son vistas como actos simbólicos, pues los republicanos carecen de los votos para superar un veto presidencial a la eliminación de la reforma de salud, mientras que su esfuerzo de recorte de gastos es de apenas 25 millones de dólares, una fracción del presupuesto del Congreso. Los republicanos tendrán 242 escaños en la Cámara de Representantes, frente a 193 de los demócratas. Darrell Issa, el republicano de California que presidirá el Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara Baja, declaró que su objetivo será revertir las iniciativas aprobadas de manera partidista. La reforma de Salud no contó con apoyo republicano en ese órgano. La Cámara Baja contará además con un puñado de personeros del Partido del Té, que llegan a la nueva legislatura con la misión política de frenar el déficit federal, lo que complicará el destino de iniciativas que requieren de gastos presupuestales, tanto nacionales como internacionales. “El control del gasto de este año es sólo el primer paso en nuestro reto presupuestal de largo plazo, pero es aún un paso que debemos tomar y debemos hacerlo ahora”, señaló el entrante presidente del Comité del Presupuesto de la Cámara Baja, Paul Thomas. Al nuevo escenario legislativo se suman además personajes de línea dura en migración como Lamar Smith de Texas, que presidirá el Comité Judicial de la Cámara de Representantes y su correligionario de Iowa Steve King, quien encabezará el subcomité de migración. King declaró recientemente que la aprobación de cualquier iniciativa de reforma migratoria es “extremadamente improbable” en los siguientes dos años, una visión compartida aún por partidarios de la Ley Dream, como el representante demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez. Si Obama, un partidario de la reforma migratoria, no logró aprobarla cuando los demócratas controlaron la Casa Blanca, el Senado y la Cámara de Representantes, el desenlace es visto como más incierto con los republicanos en el timón de la Cámara Baja. En el Senado, los demócratas y sus dos aliados independientes Bernie Sanders de Vermont y Joe Lieberman de Connecticut, dispondrán de una mayoría menguada de 53 senadores, frente a 47 republicanos. Pero a diferencia de la Cámara de Representantes, donde las iniciativas pueden ser aprobadas con una mayoría simple de 218 votos, en el Senado se requiere el concurso de al menos 60 de los 100 senadores, por lo que ambos partidos requieren hacer negociaciones para aprobar leyes. Aunque todos los senadores demócratas firmaron una carta enviada a Reid para derogar la regla de los 60 votos, comúnmente conocida como táctica de filibusteros, no está clara una solución a la vista, o si contará con apoyo republicano bajo las directrices actuales. De los 47 republicanos, un total de 12 senadores serán novatos sin experiencia en la Cámara Alta, aunque siete de ellos provienen de la Cámara de Representantes. En total un 55 por ciento de los senadores republicanos vienen de la Cámara Baja. Aún cuando logró sendos triunfos políticos en diciembre, incluidos la extensión del seguro de desempleo, la derogación del veto a homosexuales en el ejército y la ratificación del nuevo tratado Start con Rusia, la Casa Blanca no formaliza todavía su agenda legislativa de 2011. Pero el presidente Obama ha dejado en claro su interés en temas como la creación de empleos, en momentos que el país tiene una tasa de desempleo de 9.8 por ciento equivalente a 15.1 millones de personas sin trabajo. Obama colocó a la agenda comercial como un motor de la creación de puestos de ocupación, por lo que analistas anticipan un renovado ímpetu en temas como la ratificación de los tratados de libre comercio con Corea del Sur, Colombia y Panamá, apoyados por la nueva mayoría republicana de la Cámara Baja. Entretanto el presidente continúa disfrutando de sus vacaciones de fin de año en Hawai, las cuales decidió extender por 24 horas, por lo que planea arribar este martes a la Casa Blanca.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1083
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.