Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Neaistoria escriba una noticia?

Inglaterra en la historia mexicana III

20/05/2011 12:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Durante la Era victoriana el poder del Imperio británico no se limitaba a su economía, sino que abarcaba la tecnología, ya que es importante recordar que la Revolución industrial comenzó en Inglaterra, lo explotó en su provecho económico, y se apoyó en las investigaciones científicas, para mejorar esas tecnologías. Por esa razón, la Gran Bretaña se convirtió en la principal potencia del mundo, demostrado en la Gran Exposición de Londres en 1851.

Si las Leyes de Reforma distanciaron a México de la gran potencia, el Imperio de Maximiliano que mejoró un poco las relaciones con el Reino Unido, gracias a la autorización del funcionamiento del Banco de Londres, México y Sudamérica (en inglés: Bank of London, Mexico and South America), que facilitó los intercambios comerciales en México, y que la República restaurada ante la aun débil situación económica, tuvo que acpetar de muy mala gana tras su triunfo. Posteriormente, ese banco sacó a circulación los primeros billetes mexicanos modernos*, hasta que el Banco de México lo sustituyó en 1925. Ya pacificado el país, durante las presidencias de don Porfirio, Gran Bretaña renovó y mejoró sus relaciones con México, aunque tuvo que competir con Estados Unidos, que ya empezaba a perfilarse como la gran potencia americana. De esta manera, Díaz dió numerosas concesiones a empresas británicas que explotaron las minas y los primeros yacimientos petroleros. Estos nuevos obreros, no solo trajeron su fuerza de trabajo, sino lo que su país ya comenzaba a exportar, sin propornérselo: su cultura.

La población británica en México trajo productos novedosos, producto de la Segunda Revolución Industrial. Las ciudades veracruzanas, en especial Veracruz, Xalapa y Orizaba, fueron las primeras en conocer estos avances. Llegaron al español mexicano, palabras que no tenían equivalente castellano y que pasaron a nuestro vocabulario como anglicismos: bistec, club, directorio, tranvía, balón, linchar, mitin, overol, yarda, bizcocho, yute, balasto, revólver; y los nombres de muchos deportes: futbol o fútbol, volibol, golf, boxeo, rugby, tenis, beisbol, basquetbol, etc.

Los deportes, que a mediados del siglo XIX pasaron de ser simples pasatiempos campesinos, a diversión de toda la población, y la gente adinerada formó clubes, que poco a poco se convirtieron en los modernos equipos de futbol, tenis, golf, etc. Pero los obreros y trabajadores británicos que llegaban a los países donde había compañías de su país, llevaron sus diversiones, y así llegaron a México muchos deportes no solo de la Gran Bretaña, sino de otros países como la gimnasia. El Gobierno porfirista promovió la instrucción física en las escuelas, y el mismo Díaz se ejercitaba diariamente. Un ejemplo ya mencionado anteriormente, en otro artículo es el del futbol. Cuando trabajadores británicos que llegaron a Pachuca a trabajar en las minas hidalguenses, llevaron a México el balompié, y organizaron el primer club de futbol mexicano, el Pachuca Athletic Club.

Otro aspecto cultural llegado a México por procedencia británica, aunque en menor medida, fue la imposición ciertas modas en el vestido y lo arquitectónico. Los llamados trajes de luto, fueron inspirados en los velos usados por la reina Victoria I de Reino Unido; así como el diseño del Museo de Cera en la calle Londres de la Ciudad de México, donde realmente parece ser una avenida londinense de principios del siglo XX. Aunque las familias adineradas porfirianas preferían lucir a la usanza francesa, casi obligadamente debían conocer la lengua inglesa, pues las principales industrias eran de Gran Bretaña y Estados Unidos; además de que la Revolución industrial, y los principales avances científicos venían de aquellos países. Desde entonces, el inglés se perfiló como el principal idioma del mundo, desplazando al latín, que se había usado anteriormente como lengua internacional, tanto en la diplomacia como en las ciencias.

La Revolución mexicana y los gobiernos emanados de ésta, nuevamente tensaron las relaciones con Gran Bretaña, que la Primera Guerra Mundial había debilitado su poder enormemente. La Constitución de 1917 y la Expropiación petrolera tampoco ayudaron mucho, pero la Crisis de 1929 y la inminente Segunda Guerra Mundial, permitió un acercamiento entre México y el Reino Unido. En 1942, México se unió a los Aliados, en contra del Eje, y aunque no luchó formalmente en Europa, apoyó económica a los Aliados con aquellos artículos primarios y algunos secundarios que en Europa y Estados Unidos no podían producir. Y para mediados del siglo XX, el Reino Unido dejó de ser la gran potencia que tanta importancia tenía para la política y economía mexicanas, ese papel ahora lo jugarían los Estados Unidos. En lo cultural, el inglés seguiría (y sigue) siendo importante como lengua importante a nivel internacional, y desde luego el fútbol es ahora el deporte más popular en México, e incluso un jugador mexicano es una estrella entre los aficionados ingleses.

*Durante el Imperio de Iturbide (1823-24), se usó el papel moneda por primera vez, pero se anuló con el advenimiento de la República federal (1824)


Sobre esta noticia

Autor:
Neaistoria (51 noticias)
Fuente:
neaistoria.blogspot.com
Visitas:
5600
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.