Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Informe final del comité: el cohete Ares I tiene poco sentido hoy en día

23/10/2009 21:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En medio de los preparativos para el lanzamiento del cohete Ares I-X la próxima semana, el comité encargado de revisar los planes de la NASA sobre vuelo tripulado remitió su informe final ayer jueves, concluyendo que el sucesor del transbordador el cohete costará demasiado y tardará demasiado tiempo para ser una opción viable.

A pesar de todo, los miembros del Comité dijeron que esperaban que el inminente vuelo de prueba de 445 millones de dólares en los datos que genere ayudarán a validar procesos y modelos por computadora que serán útiles para el diseño de cualquier futuro cohete.

"Creemos que es apropiado que vuele el Ares I-X", declaró Norman Augustine, antiguo director ejecutivo de Lockheed Martin y portavoz del comité encargado de la revisión. "Creemos que hay cosas importantes que podemos aprender que ayudarán al programa."

Norman Augustine antiguo director ejecutivo de Lockheed Martin presidió este comité

El Comité terminó el informe sin grandes sorpresas, se publicó en septiembre un resumen que incluía las mismas cinco opciones básicas para el futuro el vuelo espacial tripulado, pero la coincidencia en el tiempo del informe y el próximo vuelo del Ares I-X resalta la el incierto futuro de los planes de la NASA para el reemplazo del transbordador espacial y el retorno a la Luna.

"La principal conclusión del comité es que el programa de vuelo tripulado de los Estados Unidos está actualmente llevando una trayectoria insostenible", declaró Augustine. "Decimos esto porque existe un desfase entre el propósito del programa y los fondos que lo alimentan. Esto resulta de gran preocupación para nosotros puesto que en el programa tripulado, donde la seguridad es todo, es algo imperdonable."

Después del desastre del Columbia en 2003, la administración Bush ordenó a la NASA terminar con la Estación Espacial Internacional y retirar los transbordadores a finales del 2010 y desarrollar nuevos cohetes y naves espaciales para el retorno de los astronautas a la Luna a comienzos de la década de 2020.

El plan que la NASA desarrolló (el programa Constellation) se basa en un nuevo cohete conocido como Ares I, y una cápsula tripulada similar similar a las Apolo llamado a Orión, que transportaría a los astronautas a órbita baja terrestre y los llevaría de vuelta a casa. Después un cohete lanzador llamado Ares V se construiría para lanzar las cápsulas Orion y los módulos lunares hacia Luna.

El presidente Obama expresó un apoyo general al programa Constellation durante su campaña presidencial, pero a comienzos de este año ordenó una revisión independiente del programa espacial tripulado de la NASA en el contexto del actual ambiente presupuestario. Al mismo tiempo, la Oficina de Gestión y Presupuesto recortó 3000 millones de dólares del presupuesto proyectado para los próximos años, un dinero destinado para el desarrollo del cohete Ares V.

Contra el incierto panorama, la NASA presiónó para el desarrollo de la cápsula Orion y el lanzador Ares I destinado a ser el sucesor del trasbordador. Las características del nuevo cohete incorporan un acelerador de combustible sólido y muy similar a los del transbordador pero ampliado, una etapa superior alimentada por hidrógeno y un cohete de escape para la cápsula que pudiera servir en caso de emergencia de seguridad.

La NASA planea lanzar una versión de prueba del cohete Ares I el próximo martes durante un vuelo suborbital no tripulado para verificar los modelos por computadora que están siendo desarrollados para ayudar al diseño del cohete. El Ares I consta de un acelerador sólido de cuatro segmentos casi idéntico a los del trasbordador, excepto porque estos últimos llevan aceleradores de tres segmentos. Encima del cohete acelerador sólido se situa una etapa superior simulada que duplica la masa y forma del cohete Ares I.

"Hemos revisado los elementos del Ares I y de Orion de este programa, que son dos partes que están básicamente en desarrollo", explicó Augustine ayer jueves. "Creemos que estos programas están razonablemente bien gestionados, hemos descubierto algunos problemas técnicos que por otra parte son comunes en desarrollos complejos de este tipo.

"Creemos que con un margen de tiempo y fondos, los ingenieros de la NASA y sus contratistas son realmente capaces de resolver esos problemas. Por lo que creemos que el programa en sí mismo tiene una probabilidad muy alta de tener éxito. Pero el asunto en el Ares I está en si el programa va a ser útil cuando alcance el éxito debido a los desajustes de agenda y financieros que serán necesarios para terminarlo."

Mientras que estas observaciones sugieren que Augustine y el Comité no van a apoyar un continuo desarrollo del Ares I, el miembro del Comité Leroy Chiao, antiguo astronauta, dice que "es importante enfatizar que estamos presentando opciones, y no recomendaciones."

"A pesar de lo que está circulando en la blogesfera, el panel no ha dicho nunca a la NASA que debería cancelar el Ares I, aunque muchas personas creen que ya lo hemos hecho", declaró en una entrevista telefónica. "La decisión que se tomen están sólo al alcance de los políticos. Por lo que él Ares I no esta muerto en absoluto."

La NASA cree que él Ares I estaría listo para volar en 2015. El Comité Augustine concluyó que necesitaría al menos hasta 2017 para completar el trabajo, llegando muy tarde para proporcionar algo más que un apoyo simbólico a la Estación Espacial Internacional. Entretanto, la NASA estará obligada a comprar plazas en los cohete rusos Soyuz, a un precio de 50 millones de dólares por boleto, para llegar a la Estación Espacial Internacional.

El informe Augustine también concluye con que la NASA no será capaz de extender la exploración humana más allá de la órbita baja terrestre sin fondos adicionales, sugiriendo una cantidad de 3000 millones de dólares por año, además de una cantidad adicional por la inflación, si realmente queremos financiar un programa de exploración espacial realista.

El Comité no realizó recomendaciones, pero los miembros parecen estar a favor del desarrollo de sistemas de lanzamiento comerciales para el acceso a órbita baja terrestre y lanzadores pesados de desarrollo gubernamental para expandir la exploración humana Luna y más allá.

La llamada opción "vía flexible" presentada por el Comité Augustine permitiría a la NASA lanzar misiones orbitales a la Luna e incluso vuelos alrededor de Marte o sus lunas a comienzos o a mediados de la década del 2020, mientras que se desarrollan aterrizadores robóticos o dispositivos similares.

"El plan actual se enfocará en ir a la Luna (con) la meta a largo plazo debe llegar a Marte", señaló Augustine. "Hay muchas cosas que podríamos hacer por el camino que son muy interesantes, y que nos permitirían avanzar gradualmente en el inmenso desafío del programa marciano."

"El tipo de cosas que estamos pensando, serían misiones circunlares, circunnavegar Marte, aterrizar en un asteroide cercano a la tierra, o aterrizar en las duras mansiones Phobos y Deimos y realizar interesantes investigaciones desde ahí. Nos parece que es un programa más sensato en lugar de esperar 15 años para llegar a la meta final."

Phobos, Deimos o los asteroides cercanos a la Tierra ¿el próximo objetivo de los astronautas de la NASA?

El miembro del Comité Edward Crawley del Massachusetts Institute of Technology MIT dijo que el Comité no se opone a la arquitectura del programa Constellation per se y tampoco cree que la NASA afronte aunque obstáculos técnicos insuperables. Pero debido al clima presupuestario dijo, Ares I no es la opción más eficiente económicamente para el trasporte a la órbita baja terrestre.

"No creemos que existan problemas técnicos con él Ares I que la NASA no pueda superar con tiempo y presupuesto", dijo. "Por lo que realmente esperamos que el vuelo del Ares I-X sea un éxito. Pero ésta no es la cuestión principal. El tema principal no es si la NASA puede construir el Ares I, la cuestión es en realidad si la NASA debería construir el Ares I"

El Ares I un buen cohete condenado por problemas de costos y agenda

En el momento en que la arquitectura del programa Constellation se desarrolló inicialmente, "fue una decisión sensata combinar la arquitectura del Ares I y el the Ares V, " señaló Crawley said. " El principal criterio para el diseño por encima de las estimaciones de costos fue la seguridad de la tripulación, por lo que fue una elección sabía en ese momento.

"Pero los tiempos han cambiado", explicó Crawley. "El clima presupuestario se ha vuelto mucho más difícil y la comprensión de la agenda y los costos de desarrollo del Ares I han madurado. En las mejores circunstancias Ares I y Orion estarán listos para 2017... los últimos años de la ISS. Es un vehículo muy capaz, y se podría opinar que demasiado capaz para utilizarlo como taxi para la tripulación para llegar a órbita baja. Realmente la cuestión que ha abordado el Comité es si existen alternativas que podrían proporcionar esa capacidad antes y a menor costo pero con los mismos criterios de seguridad."

El Comité Augustine concluyó "la alternativa más probable en la que trabajaríamos sería crear una sociedad entre la NASA en la industria comercial."

"Esto tiene el potencial de producir un vehículo seguro", señaló Crawley. "Tiene el potencial para obtener ahorros financieros significativos." El portavoz de la Casa Blanca agradeció al Comité por este informe, añadiendo "el presidente en numerosas ocasiones ha confirmado su compromiso con la exploración espacial tripulada, y la meta de asegurar que la nación se encuentre en un camino vigoroso y sostenible de conseguir sus aspiraciones en el espacio."

"Contra los múltiples desafíos del programa existente, el Comité Augustine ha ofrecido varios descubrimientos clave y una variedad de opciones mediante las cuales la nación podría mejorar sus futuras actividades tripulada", añadió el portavoz." Vamos a estar revisando el análisis del Comité, y después el presidente tomará las decisiones finales."

John Logsdon, analista espacial de la Universidad George Washington, declaró: "mi bola de cristal dice que Obama al menos para el año fiscal 2011 añadirá unos 1000 millones al presupuesto de la NASA la clave será el presupuesto fuera de ese año, y apoyará la vía flexible."

No hay duda de que vamos a extender la vida operativa de la estación espacial (más allá de 2015)", añadió Logsdon, "y creo que existen pocas dudas de que vamos a depender en cuanto podamos de lo que la gente llama proveedores comerciales en lo que respecta al trasporte de tripulantes a la estación."

Fuente original Spaceflighnow

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
7668
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.