Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fabiola Velásquez escriba una noticia?

Influenza A(H1N1) en el embarazo

27/07/2009 09:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El valor de prevenir por dos: Aunque aún no se determina cuánto puede afectar la influenza humana durante la gestación, sí se tiene evidencia que la influenza estacional –que se presenta en invierno- es más severa en las embarazadas. De aquí la importancia de tomar precauciones

Por lo general, las embarazadas son más propensas a enfermarse que el resto de las personas. Este hecho por sí solo amerita tener mayores precauciones a la hora de preservar la salud de la futura mamá y, por consecuente, la del bebé en formación.

Si bien es cierto que, hasta ahora, no se ha registrado un gran número de embarazadas contagiadas con el virus de la influenza humana (AH1N1), tampoco se puede pensar que este cuadro no representa un riesgo importante para ellas.

El Dr. Claudio Vera, ginecólogo especialista en medicina materno- fetal del Departamento de Obstetricia y Ginecología PUC, señala que en la actualidad es difícil precisar la magnitud con que este virus puede afectar en el periodo perinatal, tanto a la madre como al niño. “Tampoco hay cifras especificas, a nivel nacional, para estimar el número de embarazadas o puérperas que ya han adquirido la enfermedad”, apunta el profesional.

Sí se sabe que la influenza estacional -aquella que se presenta con mayor frecuencia en los meses de invierno- suele causar mayores complicaciones a las madres gestantes, pudiendo derivar en cuadros respiratorios más graves, e incluso poniendo en riesgo la gestación. “Por ello es que las futuras madres están dentro de los grupos considerados para vacunación”, acota el Dr. Vera.

Síntomas comunes

Las embarazadas afectadas por este virus pueden presentar los típicos síntomas de enfermedades respiratorias, y muchas de ellas presentarán la forma leve de la enfermedad, como tos, dolor de garganta, dolor de cabeza y sensación febril. El Dr. Vera señala que “algunas podrían agravarse rápidamente, presentando dificultad respiratoria, lo cual requiere una consulta precoz”. En los casos más graves puede haber compromiso respiratorio y/o infecciones bacterianas asociadas, como neumonía.

Cualquier sea el tipo de gripe que afecte a la futura madre, se debe tener especial precaución con el manejo de la fiebre, sobre todo en el primer trimestre de gestación, porque puede afectar el desarrollo fetal. “En los meses posteriores del embarazo es difícil separar los riesgos propios de la fiebre con los de la propia infección. Y tras el nacimiento, los niños sin lactancia son particularmente vulnerables a las infecciones, y tienen mayor riesgo de hospitalización por enfermedades respiratorias”, precisa el especialista.

Prevenir y tratar

Las embarazadas que convivan bajo un mismo techo con personas contagiadas con este virus deben someterse a control médico, incluso si no manifiestan síntomas de la enfermedad.

Para evitar posibles complicaciones en la madre, se recomienda un tratamiento con antivirales, sólo si es indicado expresamente por el especialista.

Como aún no existe una vacuna específica para el AH1N1 y tampoco se sabe si la vacuna contra la influenza estacional confiere alguna protección cruzada, el doctor Vera enfatiza que las medidas de prevención general adquieren mucha importancia. El lavado de manos por 20 segundos, evitar el contacto sin protección con personas enfermas, enseñarle a los hijos y familiares con infecciones respiratorias a lavarse muy bien las manos y a cubrirse apropiadamente en caso de tos y utilizar mascarillas en caso de ser necesario son medidas recomendables de prevención. También es conveniente evitar aglomeraciones, recomiendan los expertos.

Además, el Ministerio de Salud recomienda cubrir la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar, y luego desechar el pañuelo; utilizar alcohol-gel para el lavado de manos y evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca. Y si presenta fiebre y, al menos, dos de los siguientes síntomas –tos o dolor de garganta, dolor muscular o dificultad respiratoria- debe acudir de inmediato al médico.

Dr. Claudio Vera, gineco-obstetra especialista en medicina materno-fetal

Departamento de Obstetricia y Ginecología PUC.

2-6002402400


Sobre esta noticia

Autor:
Fabiola Velásquez (22 noticias)
Visitas:
23358
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.