Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mundo Chico escriba una noticia?

Infecciones del Cordón Umbilical

09/03/2011 21:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si tu bebé tiene fiebre o se ve enfermo, tiene su ombligo hinchado y rojo, o presenta pus, lo mejor es ir rápidamente al médico

Si tu bebé tiene fiebre o se ve enfermo, tiene su ombligo hinchado y rojo, o presenta pus, lo mejor es ir rápidamente al médico.

Asistir al médico ante los siguientes síntomas

Si tu bebé tiene fiebre o se ve enfermo; el área u ombligo de tu bebé están hinchados y rojos; o si presenta pus en la base del muñón umbilical.

Aunque poco frecuentes, las infecciones del ombligo pueden diseminarse muy rápidamente en el recién nacido, por lo cual hay que consultar con rapidez si se observa pus o secreciones amarillentas y malolientes, o la piel de alrededor del ombligo se enrojece y parece doler al tocarla o manipular en la zona.

Los restos del cordón se desprenden durante la segunda semana de vida, pero también pueden hacerlo antes o tardar hasta un mes; aunque si a los 20 días no se ha caído, es mejor que lo vea el pediatra. En ningún caso se debe estirar para acabar de desprenderlo, por más fino que sea el hilo a que haya quedado reducido, pues se podría ocasionar una peligrosa hemorragia.

Es posible que sangre un poco al desprenderse de forma natural, pero en ese caso, la hemorragia se detiene por sí sola inmediatamente.

Cuatro son las alteraciones menores que pueden aparecer en el ombligo y a los que los padres deben prestarle atención:

1. Granuloma Umbilical: ocurre en ocasiones en que se ha caído el cordón umbilical, la zona de donde proviene puede continuar algo húmeda y puede inflamarse ligeramente, apareciendo una protuberancia de un tejido de apariencia normal en el interior del ombligo en el hueco que queda al caerse el cordón umbilical.

2. Sangrado del Cordón Umbilical: Es corriente que se observen una gotas de sangre en el punto de separación que puede deberse al roce del pañal, pero si forma una mancha mas grande, de unos 2 o 3 cm de diámetro o sino deja de sangrar después de 10 minutos de compresión debe consultar a la brevedad

Cuando ya ha cicatrizado, el ombligo puede y debe lavarse con total normalidad; si se acumula suciedad en sus repliegues, se han de separar sin miedo para poder limpiarlos y secarlos bien

3. Humedad o Exudación Umbilical: A veces el ombligo presenta una humedad o exudación o puede tener algo de pus en su superficie. Puede estar causado por una infección incipiente. Es mejor consultar con su pediatra.

4. Desprendimiento tardio: Debe desprenderse dentro de las tres primeras semanas.

Tras la caída del cordón, el riesgo de infección persiste hasta que el ombligo no haya cicatrizado completamente, por lo que se debe seguir con los mismos cuidados y vigilancia hasta que la gasa que lo cubre aparezca limpia durante un par de días seguidos. Esto es especialmente importante en los llamados "ombligos amnióticos", en los que la piel no sobresale sino que quedan hundidos, porque eso hace que estén menos ventilados y sea además más difícil valorar su estado.

Cuando ya ha cicatrizado, el ombligo puede y debe lavarse con total normalidad; si se acumula suciedad en sus repliegues, se han de separar sin miedo para poder limpiarlos y secarlos bien.

Hernias y tipos de ombligo:

Independientemente de que se les haya fajado o no, algunos bebés presentan hernias umbilicales; afortunadamente, las más pequeñas y corrientes no causan molestias, no se estrangulan y prácticamente siempre se cierran por sí solas a los tres o cuatro años.

Hay ombligos con mucha piel ("cutáneos") y otros que quedan por debajo del nivel del abdomen ("amnióticos"), pero que se acerquen a uno u otro extremo no depende de dónde se haya cortado al nacer, ni de dónde se haya puesto la pinza, sino de la naturaleza. Es inútil poner monedas para intentar aplanar el ombligo y las fajas no tienen sentido luego pueden causar más que molestias y no sirven ni para reducir el tamaño del ombligo ni para evitar que se hernie.

Consultar con el pediatra siempre si:

- A las tres semanas aún no se ha desprendido el cordón umbilical.

- Cuatro días después de caer, aún mancha la gasa.

Y rápidamente si...

- Se observan secreciones amarillentas o malolientes.

- La piel que rodea el ombligo se enrojece y parece doler.

- Sangra de modo continuo

Fuente: www.mundochico.cl


Sobre esta noticia

Autor:
Mundo Chico (114 noticias)
Visitas:
5404
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.