Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Margaux escriba una noticia?

El infame atentado contra Salvador Cabañas

27/01/2010 03:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los aficionados se preguntaban por qué medios podrían expresarle su admiración, brindarle el reconocimiento y expresarle la gratitud de corazón

Salvador Cabañas, a las 5 de la mañana del 25 de enero de 2010, como el Ignacio de Lorca: “

Buscaba el amanecer, y el amanecer no era. Buscaba su perfil seguro, y el sueño lo desorienta. Buscaba su hermoso cuerpo y encontró su sangre abierta”.

Eran las 5 de la mañana, cuando el último lunes de enero empezaba a amanecer. Era un baño de “caballeros” del Bar-Bar, era el D.F., como dicen los mexicanos. Era un paraguayo, pero no cualquiera, era El paraguayo de México, al menos del deporte más popular.

En ambos países, el pueblo quedó traumatizado ante tanta violencia, un disparo a quemarropa, en un club Vip, al jugador de fútbol más importante de Paraguay y México. El golpe fue abrumador. La gente quería protestar, maldecir, preguntar.

Y en los dos países, de diferentes hemisferios, se eligieron los estadios de fútbol para realizar rituales de conjuro de malos espíritus. En Asunción, el refugio fue el “Defensores del Chaco”, y en el D.F., el “Azteca”.

Los aficionados se preguntaban por qué medios podrían expresarle su admiración, brindarle el reconocimiento y expresarle la gratitud de corazón, por todo lo que Cabañas les había hecho vibrar, emocionar, delirar, con esos goles que no aceptaban palabras, sino solamente gritos.

Hoy Salvador produce sentimientos por sí solo. Con su soledad en la sala de terapia intensiva. Los estadios están llenos, y él entre cuatro paredes, dando tiempo a que el cerebro se desinflame.

Sus admiradores también esperan, en Estadios, que demuestran servir no solo para justas deportivas, que no son obras únicamente dedicadas a la gloria del fútbol. Sino hoy, se erigen como verdaderos santuarios paganos, como recintos de fe popular.

Y en los dos países, se eligieron los estadios de fútbol para realizar rituales de conjuro de malos espíritus

Hoy el Defensores y el Azteca, invitan al recogimiento, a la oración, y predisponen a la meditación, con extraordinaria fuerza. Allí se concentran las mil preocupaciones del enorme espíritu de la masa popular.

Hoy el público se apretuja, pero en distinta circunstancia, se presencian oficios divinos. Hoy hay que enviar energía positiva a Salvador, esperar, y consolarse, él y sus admiradores, cada uno en soledad.

Hoy se asiste al Estadio a buscar consuelo, a implorar por la vida, la vida de Cabañas. El delantero que tantas veces hizo su entrada triunfal bajo esos cementos brillantes. Eran días de fiesta, días célebres… Goles, clasificaciones, campeonatos, vueltas olímpicas, brazos en alto.

El Azteca y el Defensores, ahora son espacios para implorar a Dios alivio para Salvador, un lugar para permanecer, donde la noche sea más iluminada. Donde escuchar partes médicos sea más llevadero.

Hoy los Estadios son más humanos, hoy los barras bravas, simplemente, no existen. Hay incertidumbre, palcos, banderas, velas, pancartas, posters y fotografías con la imagen del goleador paraguayo.

En el Defensores, miles de personas alentaban virtualmente a Salvador Cabañas. La consigna era rezar por la vida del delantero de la Selección Paraguaya, quien lucha, en grave estado, por su vida, tras el disparo infame que incrustó una bala en su cabeza.

A las 5 de la tarde, en ciudad de México, centenares de aficionados del Club América acudieron al estadio Azteca, donde elevaron plegarias para que el paraguayo Salvador Cabañas vuelva, rogando a los dioses que no se lo lleven.

El Azteca y el Defensores, ahora son espacios para implorar a Dios alivio para Cabañas


Sobre esta noticia

Autor:
Margaux (6 noticias)
Visitas:
7377
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.