Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Incontinencia urinaria: incide en personas mayores al igual que mujeres y hombres adultos

20/09/2009 23:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Causas, cuatro tipos de incontinencia, prevención, tratamientos, cirugía, estimulación eléctrica vaginal

INCONTINENCIA URINARIA: INCIDE TANTO EN PERSONAS MAYORES

COMO MUJERES Y HOMBRES ADULTOS

Es la pérdida involuntaria de orina que se produce cuando la presión dentro de la vejiga es superior a la presión de la uretra (conducto por donde pasa la orina). Afecta en especial a las personas mayores y a las mujeres. Crea un impacto psicológico y social al punto que ciertas personas reducen sus salidas y encuentros sociales.

Causas
  • Vejiga espástica (cuando la vejiga activa por reflejo su vaciado).
  • Incontinencia por rebosamiento o esfuerzo.
  • Infección urinaria.
  • Inflamación del tracto urinario.
  • Esfuerzo físico o urgencias relacionadas con infecciones o enfermedades del sistema nervioso.
  • Medicamentos como diuréticos o tranquilizantes.

Después de la menopausia, la deficiencia de estrógenos provoca debilidad en la uretra de las mujeres y una menor resistencia al pasaje de orina. Los desencadenantes pueden ser:

  • prolapso pélvico;
  • trastornos del sistema nervioso, como esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, accidentes cerebro-vasculares o lesiones de la médula espinal;
  • cambios mentales o psicológicos;
  • cáncer de vejiga;
  • debilidad en los músculos de la pelvis.

Los hombres, por su parte, sufren incontinencia ante hiperplasia prostática (agrandamiento de la próstata).

Cuatro tipos de incontinencia

1. De urgencia

Responde a la necesidad incontralable de orinar, al extremo de que la micción surge en forma involuntaria, tanto de día como de noche.

Este episodio se incrementa con la ingesta de café o bebidas con cola, con el frío, el estreñimiento; incluso, al oír el ruido del agua o frente a la proximidad del baño.

Es frecuente en personas con diabetes, derrames cerebrales, demencia, Mal de Parkinson y esclerosis múltiple, pero puede ser indicio de infecciones o cáncer de la vejiga y prostatitis (inflamación prostática).

2. De esfuerzo

La orina se emite con el esfuerzo al estornudar, levantar objetos pesados, practicar ejercicios violentos e inclusive al caminar.

Su mayor incidencia se da en las mujeres a partir de los 40 años por cambios de la musculatura pélvica y su relación con la uretra y el cuello vesical (la unión con el pubis). Se inicia con pérdida leves que con el tiempo se vuelven más frecuentes y abundantes.

  • Sensitiva

Aumentan los impulsos sensitivos desde los receptores de tensión/presión de las paredes de la vejiga, con urgencia por orinar, que en algunas situaciones se asocia a enfermedades.

  • Motora

La pérdida de orina es motivada por un fallo en la inhibición motora del reflejo de la micción; la causa obedece a mecanismos psíquicos, esfuerzos u obstrucción.

3. Funcional

El sistema urinario es normal, aunque el paciente no puede utilizarlo por las enfermedades de Parkinson, mentales, Alzheimer y otras formas de demencia.

4. Por rebosamiento

La vejiga se encuentra distendida por obstrucción o imposibilidad de vaciado por un motivo orgánico. Asimismo, ocurre por un daño neurológico del núcleo parasimpático medular (neuronas motoras) o del nervio pélvico, generado por lesiones medulares, esclerosis múltiple o cirugías que afectan al nervio pélvico.

En los hombres, los tumores prostáticos y la hipertrofia benigna de próstata originan este tipo de incontinencia.

Prevención

  • Evitar la ingestión abundante de líquidos.
  • No caer en el sobrepeso ni en la obesidad porque ejercen una presión excesiva sobre la vejiga y generan micción involuntaria.
  • Evitar el estreñimiento.
  • Reducir actividades violentas que generen demasiada presión en la pelvis.
  • Evitar el consumo de diuréticos (si el médico no los prescribe).
  • No ingerir cafeína, alcohol, gaseosas, cítricos y edulcorantes artificiales, que son estimulantes de la diuresis.
  • Evitar sopas a base de tomate, al igual que miel, chocolate y condimentos picantes.
  • Consumir Vitamina C (remueve bacterias y ayuda al sistema inmune), zinc (para mantener la inmunidad), calcio y magnesio (mejoran el control de los músculos que actúan en el proceso de micción).

Tratamientos

  • Farmacológico: Para que la vejiga sea capaz de distenderse sin contraerse -durante el llenado- y que la uretra se mantenga cerrada, se utilizan los anticolinérgicos, sustancias que, al disminuir la capacidad contráctil del detrusor, aumentan la tolerancia del llenado vesical y la continencia.
  • Son útiles en las contracciones involuntarias del detrusor no neurológicas, la incontinencia mixta y la hiperreflexia del detrusor. Alivian los síntomas, pero sus efectos secundarios, fundamentalmente la sequedad de boca, la taquicardia y la excitación, son muy severos en algunos pacientes, que en ocasiones deben abandonar el tratamiento. Están contraindicados en los enfermos con glaucoma y arritmias cardíacas.
  • Entre los anticolinérgicos más comunes se encuentran la oxibutinina, el flavoxato, la propantelina, la metantelina y el cloruro de trospio.

  • Cirugía: Existen diferentes soluciones quirúrgicas.
    • La más común es el autocateterismo intermitente que introduce a través de la uretra un catéter en la vejiga. Se usa principalmente en la incontinencia causada por daño neuronal o de los nervios que controlan la micción. Con el catéter se consigue el vaciado completo y se evitan los escapes de orina.
    • Entrenamiento de la vejiga
    • Mediante ejercicios que desarrollan la musculatura del suelo pélvico, los pacientes recuperan el control de la vejiga, aprenden a resistir el impulso de salida de la misma y contribuyen, de esta manera, a aumentar la capacidad de la vejiga.
    • Tratamiento paliativo
    • Pañales absorbentes, los colectores o las bolsas de orina.
      • Su objetivo es conseguir la contracción del piso pélvico por la estimulación del nervio con un electrodo intravaginal.
Estimulación eléctrica intravaginal

Su objetivo es lograr la contracción del piso pélvico por la estimulación del nervio con u electrodo intravaginal.

Fuentes:Academia Americana de Médicos de Familia, USA

Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón, USA


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
4443
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.