Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cine Invisible Blog escriba una noticia?

L'inconnu du lac, Francia 2013

22/06/2013 08:30
0

Variaciones del cuento de Caperucita Roja se han visto en todas las artes visuales: pintura, fotografía, teatro, y por supuesto, en cine. En la última y más osada del cineasta francés, Alain Guiraudie, todos los protagonistas son homosexuales y el bosque es el lugar más cerrado y hermético del universo. imageDiez días, como diez soles, de un verano tórrido al borde de un lago espectacular en la que aunque muchos se conocen íntimamente, casi todos se consideran desconocidos. Como todas las vacaciones, Franck llega con su camiseta roja (la capa para el verano es poco práctica) en su coche al aparcamiento de la zona de ligue gay del lago naturista. Cuerpos (más bien que caras) conocidos, un solitario en un esquina que no se quita ni la camiseta ni la bermuda y, por supuesto, el nuevo -un machote al más puro estilo Magnum década de los 80- desconocido que, mala suerte, ya está acompañado.imageCaperucita Franck pasa el tiempo hablando con Henri ("la abuela" que no sabe muy bien ni lo que hace allí ni tiene ganas de bañarse ni interés alguno en una vida que se le repite sin ninguna variación), y por encima de cualquier otra actividad, observando el mínimo gesto y los amplios movimientos del lobo feroz, Michel. De día, acompañando a Henri y desgranando la problemática de pájaros y flores; de noche, atraído por Michel, espiando sus juegos sexuales y mortales. Evidentemente, un lobo es feroz o no es lobo.imageHan transcurrido ya tres días y el último amigo, más que íntimo de Michel, ha desaparecido y, en su lugar, en medio de una multitud de hombres desnudos, entra en escena un inspector, un tanto surrealista, mordaz y completamente vestido, para investigar el extraño suceso. "Una madre" que intentará descubrir la verdad y prevenir a Franck de que ‘él que con los lobos anda, con algún mordisco acaba’, como mínimo.imageJavier Gurruchaga cantaba en el pleistoceno una divertida canción que decía: Hola, mi amor, ¿soy yo tu lobo? , versión pop de la expresión latina ‘homo homini lupus’, el hombre es un lobo para el hombre. Todos en algún momento somos los lobos de alguien. La cuestión es si acabamos mordiendo o no.imageLa película más interesante, sin duda hasta el momento, de la filmografía de este ingenioso cineasta que filma el sur francés como si fuese el oeste americano, mezcla de alegorías y crónicas sociales y que, acostumbrado a que muchas películas heterosexuales se transformen en metáforas homosexuales, ha querido por una vez intentar lo contrario.imageEmpresa coronada de éxito: premio mejor director, sección Un Certain Regard, en Cannes 2013, un par de escenas de sexo explícitas que han provocado un ataque de nervios en algunos sectores, un cartel lleno de sorpresas censurado en algún ayuntamiento francés (que Santa Lucía les conserve la vista y la diosa Edrielle la imaginación) y un sobresaliente en estética y suspense.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en