Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jaime Bel Ventura escriba una noticia?

Nuevo incendio en la Central Nuclear de Fukushima, esta vez el reactor nº 4

16/03/2011 08:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La fusión parcial del núcleo de los reactores 1 y 2, 33% y 70% de las varas de combustible respectivamente, podría suponer una nueva emisión de partículas radiactivas a la atmósfera según informa Tepco, la compañía, encargada de la gestión de Fukushima

Gunther Öttinger, comisario europeo de Energía, ha estimado hoy que la situación en la central nuclear de Fukushima Daiichi está fuera de control. Tras una reunión con representantes del sector manifestó: «Hay quienes hablan de apocalipsis y la palabra me parece muy acertada» y concluyó: «no excluyo lo peor para las próximas horas o días». La alarma en torno a un desastre nuclear sigue creciendo al haber ardido cuatro de sus seis reactores. La nueva explosión en el reactor número dos podría ser muy preocupante ya que la contención primaria podría haber resultado dañada tras la misma, así lo ha reconocido el japonés Yukiya Amano jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) el cual ha asegurado no tener todos los detalles por lo que difícilmente lo que pueden hacer es muy limitado, «estoy intentando mejorar la comunicación», ha asegurado.

Nivel de gravedad 6

Hasta ahora las autoridades japonesas han reconocido un nivel de gravedad cuatro según la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES, sus siglas en inglés) no obstante, la Autoridad de la Seguridad Nacional francesa ha situado dicho accidente en nivel seis el cual corresponde a un accidente de mayor importancia. Dicho nivel solamente ha sido alcanzado en dos ocasiones anteriores ambos en centrales nucleares de la antigua Unión Soviética. El primero de ellos, en 1957, fue ocultado durante más de 30 años y ocurrió tras una explosión en el complejo nuclear de Mayak; el segundo, considerado un «accidente grave» según la escala de la INES al alcanzar un nivel 7 fue en 1986 en Chernobil.

Tercera explosión en Fukushima - EFE

Eduard Rodríguez-Farré, radiobiólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). «El temor es de un accidente grave; lento pero que va en aumento y en el que ya se está diseminando radiactividad», ha dicho a Efe el experto, quien ha llegado a caracterizar lo sucedido como «un Chernóbil a cámara lenta».

El riesgo de fusión del núcleo del reactor número dos sigue existiendo porque el agua utilizada para rebajar la temperatura en el interior del mismo no alcanzaba ayer a cubrir las barras de uranio. Con el aumento de la temperatura, el agua destinada a refrigerar sufría el efecto contrario y comenzaba a hervir según informó la agencia de noticias japonesa Kyodo. Con todo, Japón ha informado a la ONU de que «los niveles de radiactividad en la puerta de la central están descendiendo: llegaron a estar en niveles muy peligrosos tras la explosión y el incendio de ayer, pero en seis horas bajaron hasta alcanzar cifras normales», siempre según la información que el Gobierno japonés proporciona a la OIEA.

El estado de alerta llega hasta Tokio, donde podrían llegar las partículas radiactivas arrastradas por el viento

Zona de exclusión aérea

Se ha establecido una zona de exclusión aérea de 30 kilómetros de radio alrededor de la zona afectada. Ese perímetro coincide con el que el gobierno japonés ha recomendado como zona de exclusión a los vecinos de la zona. Además, la Agencia de Seguridad Nuclear japonesa (NISA, por sus siglas en inglés) ha confirmado que el incendio ha dejado dos agujeros de ocho metros en un muro del edificio del reactor 4. Mientras tanto, la zona continúa viviendo réplicas del temblor. Fukushima ha vivido hoy una réplica de magnitud 6, 3. Desde el viernes, se han producido cientos de réplicas del grave terremoto.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, ha reprendido a varios ejecutivos de la compañía eléctrica que gestiona la central Tokyo Electric Power Co. (Tepco)) por haber tardado demasiado tiempo en informarle de que se había producido la última explosión en un reactor de Fukushima 1. «¿Qué demonios está pasando?», les preguntó Kan, según Kyodo. «La televisión ha informado de una explosión, pero durante una hora no se ha dicho nada a la oficina del primer ministro», añadió. Kan ha ordenado, además, que Tepco no saque a sus empleados. Hay 50 operarios trabajando en la central, los únicos que no han sido evacuados. Todo está en sus manos: tienen que refrigerar las piscinas de los reactores. En las centrales había 800 operarios, pero la mayoría fueron evacuados tras detectarse en el interior de la planta unos niveles de radiación de 400 milisieverts, 20 veces superior a la cantidad que recibe un trabajador de una central en un año.

Por otro lado, el gobernador de Fukushima, Yuhei Sato, ha llamado por teléfono a Kan para decirle que «el miedo y el enfado de los habitantes de la prefectura está llegando a un límite», según informa EP.


Sobre esta noticia

Autor:
Jaime Bel Ventura (52 noticias)
Visitas:
3002
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.