Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Creciendo escriba una noticia?

La impotencia sexual o disfunción eréctil

20/04/2010 19:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Puede definirse como la incapacidad para conseguir una erección que posibilite el coito

Esta disfunción, que tan notablemente repercute en la calidad de vida de muchas personas, afecta (con severidad variable) al 15% de la población masculina de 40 a 70 años y al 52% de los mayores de 70 años.

La erección es un complejo fenómeno, determinado por la acumulación de sangre en el pene. Este órgano dispone de unos cuerpos cavernosos que, a modo de esponjas, están rellenos de celdillas. A través de las arterias les llega sangre que, en condiciones normales, es evacuada por el sistema venoso. Cuando el flujo de entrada de sangre y salida son similares y equilibrados, el pene se encuentra en situación de flacidez. Con los estímulos que activan el deseo sexual, las arterias y cuerpos cavernosos se relajan, entra más sangre y las venas son comprimidas contra las cubiertas del pene. Esto impide el retorno venoso; así, entra mucha más sangre de la que sale y el pene adquiere volumen y consistencia hasta llegar a la fase de rigidez que hace posible una relación sexual completa y satisfactoria. Una vez que se produce la eyaculación, o a veces sin llegar a ella, el músculo liso de los cuerpos cavernosos y de las arterias se contrae permitiendo el vaciamiento de los mismos y alcanzando el pene nuevamente su tamaño habitual.

Impotencia

Este proceso es, en realidad, más complejo de lo que la somera descripción anterior podría dar a entender. Intervienen en él muchos factores: estímulos visuales, táctiles, psicógenos, cardiovasculares, hormonales, ... La erección es, pues, un proceso delicado que puede verse inhibido por muchas circunstancias. En ocasiones, incluso mantener la erección inicial puede resultar difícil. Estas cosas pasan, y no revisten mayor trascendencia si se producen con carácter esporádico, o por temporadas, para volver después a la normalidad. Todos sabemos que hay épocas en que leves estímulos pueden desencadenar una gran reacción en el pene y otras en las que se reacciona poco o nada ante estímulos de similar o mayor intensidad erótica. Esta variabilidad es biológica, tiene una gran componente física y emocional, y hemos de entenderla como normal.

Fuente: www.consumer.es


Sobre esta noticia

Autor:
Creciendo (948 noticias)
Visitas:
3096
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.