Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Impacta crisis global ritmo de reformas socialistas de Cuba

17/06/2011 16:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente de Cuba, Raúl Castro, se ha planteado como principal objetivo reactivar la frágil economía del país para garantizar que el socialismo sobreviva a la desaparición física del liderazgo histórico de la Revolución. Pero una combinación de factores adversos, entre ellos el embargo de Estados Unidos y la crisis económica mundial, graduarán la velocidad de los planes del mandatario para "actualizar" el modelo cubano, de acuerdo con analistas. A causa de los efectos de la crisis global, el gobierno cubano se ha visto obligado a realizar sucesivos ajustes en el plan de la economía y reducciones del crecimiento esperado, las importaciones y el programa de inversiones. En la clausura del VI Congreso del gobernante Partido Comunista (16 al 19 de abril pasado), Castro señaló los puntos claves sobre cómo la recesión internacional impacta a Cuba, con una economía abierta dependiente del comercio exterior. Dijo entonces que a pocos meses de iniciar 2011 y según datos recientes, ya se eleva a más de 800 millones de dólares el costo adicional de las importaciones del año, una cifra que aumentará para finales de este año. "Sólo por el incremento de los precios, para adquirir las mismas cantidades planificadas, lo que nos obligará en cuanto termine el Congreso a realizar ajustes al plan aprobado en diciembre pasado", precisó el gobernante. Castro lamentó las restricciones para el acceso de Cuba a fuentes de financiamiento y la espiral de los precios del petróleo, que arrastra al resto de las materias primas y los alimentos; "en pocas palabras, se encarece todo lo que adquirimos en el exterior". El impacto de la crisis global en la economía de Cuba ha ocupado la atención de economistas locales y de otros países. Carmelo Mesa-Lago (Universidad de Pittsburgh) y Pavel Vidal (Centro de Estudios sobre la Economía Cubana, Universidad de La Habana) unieron esfuerzos para analizar este fenómeno en un estudio que publicó la web Espacio Laical, del Consejo Arquidiocesado de Laicos de La Habana. En el análisis plantearon que los mecanismos de transmisión de la crisis mundial de las economías desarrolladas a aquellas en desarrollo, están condicionados por factores domésticos que pueden atenuar o acentuar los impactos externos y sus efectos sociales adversos. Cuba es un caso especial: es una economía abierta y, por tanto, vulnerable a la transmisión de los mecanismos de crecimiento del comercio; pero, al mismo tiempo, es una economía socialista con servicios sociales universales, indicaron ambos especialistas. Por su parte, el economista canadiense Arch Ritter, quien ha visitado Cuba con frecuencia desde 1965, señala que la economía cubana enfrenta severas dificultades, a pesar de las cifra de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) publicadas por el gobierno. Según Ritter, "el estado real de la economía se pudiera resumir como sigue: Desde 1989 ha existido una recuperación mínima del colapso de cerca del 80 por ciento de los niveles reales de ingresos de la población". "La desindustrialización llevó la producción industrial en 2010 a un 51 por ciento con relación a los niveles de 1989. La producción de azúcar ha ido en picada catastrófica, de casi siete millones de toneladas en los años 80 a aproximadamente 1.3 millones por año hasta el presente", consideró. Al sector agrícola no le ha ido mejor en medio de la crisis y con la disminución de importaciones de insumos y equipos debido a la baja liquidez, así como la falta de acceso a créditos externos. El primer reporte preliminar de principios de año de la estatal Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) reveló que la producción de la mayoría de los productos del agro en 2010 resultó menor que los rendimientos obtenidos hace cinco años atrás. La producción agropecuaria decreció en 2.8 por ciento en 2010 con respecto al año anterior, de acuerdo con los datos preliminares publicados por la ONE. En términos de volumen, la misma fuente ha reflejado que la disminución fue del 4.2 por ciento, excluida la producción de caña y la obtenida en patios y parcelas, en tanto la ganadería tuvo un crecimiento de solo 0.6 por ciento. La producción de leche de vaca fue el rubro con mayor incremento para un 4.8 por ciento con 629 mil 500 toneladas, según datos actualizados en mayo, aunque ello representa todavía el 61 por ciento de la producción de la primera mitad de la década de 1990. Los planes oficiales para elevar la producción de leche adquieren gran relevancia en momentos en que Cuba invierte cada año un alto volumen de divisas para importar el producto en polvo, que ha incrementado su precio en el mercado internacional. La leche en polvo es solo uno de los rubros en los que el Estado invierte cada año un promedio de mil 500 millones de dólares para garantizar importaciones totales de alimentos y cubrir así el 80 por ciento del consumo nacional. De acuerdo con las estadísticas divulgadas, las entregas de carne de vacuno para sacrificio en pie disminuyeron en 2.3 por ciento el pasado año, para un 46.6 por ciento de lo alcanzado en 1990, pese a los esfuerzos del gobierno para impulsar la ganadería. En diciembre del año pasado, el entonces ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo, señaló que la economía de Cuba crecerá 3.1 por ciento en 2011 después de que en 2010 concluyó con un aumento del 2.1 por ciento del PIB. Al hablar en la clausura de la última sesión anual ordinaria del Parlamento, Murillo dijo que el déficit fiscal del próximo año será de dos mil 566 millones de pesos (equivalentes a la misma cantidad en dólares), es decir el 3.8 por ciento del PIB, similar al de este año. En presencia de Raúl Castro, el funcionario adelantó que el Estado cubano prevé ingresos por 42 mil 460 millones de pesos y gastos por 45 mil 026 millones de pesos y dijo que en 2010 la productividad del trabajo creció 4.2 por ciento y el salario promedio 4.4 por ciento. Además de la crisis económica mundial, Cuba ha denunciado que el bloqueo de Estados Unidos le ha ocasionado daños económicos directos por más de cien mil millones de dólares a precios corrientes. Esa cifra equivale a 239 mil 533 millones dólares tomando como base la inflación de precios minoristas en ese país, o de 751 mil 363 millones si se mide en términos de la cotización del oro en el mercado internacional.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
666
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.