Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Ideología o normas sanitarias, lo prioritario en tiempos de pandemia

13/06/2020 21:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo sanitario debe prevalecer en esta pandemia y los desperdicios deben ir a un lugar destinado para tal fin y llego el final de los apocalípticos integrales, una nueva fase ideológica se avecina para fomentar el desarrollismo al lado de la economía

Fusión y Convivencias

Muchos ciudadanos en esta época de virus y pandemias se han creado un espacio propio de vivencias que rompen con el hipnotismo y el experimento posthipnòtico.  Esto, quiere decir, que nos han impuesto desde el exterior un conjunto de sentimientos, deseos y hasta sensaciones que, si bien lo experimentamos como nuestro de una manera subjetiva, corresponden a la nueva estructura del Estado, como a los bloques de laboratorios que experimentan con el ser humano para amplificar nuevas formas de conductas provenientes de los equipos de propaganda y publicidad de los sistemas políticos que corresponden a una matriz internacional.

Es que, nuestra actividad mental se encuentra muy limitada y el pensamiento solo tiene una condición formal, donde es necesario un gran esfuerzo para racionalizar todo sentimiento de sospecha, donde voluntad, emoción y pensamiento nos dan una caracterización en las condiciones derivadas de una situación especial dadas por nuestros propios actos.

Es lo sanitario, indudablemente constituye un pilar primario para una multiplicidad de enfermedades porque los ciudadanos no responden a las medidas de higiene dada por el Estado y se remite a botar la basura en los lugares no destinados para ello y, cualquier terreno baldío es un criadero de ratas o de animales ponzoñosos.

Es cuestión de conciencia, hay un impulso destructivo irracional hacia el medio ambiente, donde las mascotas sufren mucho porque sus dueños no aplican las medidas preventivas para su seguridad sanitaria. Estos rasgos suman de una manera integral para crear agravantes en un momento de cuarentena y nos exponemos al COVID- 19. Esto, ocurre en cualquier urbanismo de gente que se considera de clase media y cuyas ideas universales no se identifican con ellos mismos y en el nuevo argot popular de este siglo XXI, son considerados apocalípticos.

Simplemente, somos una sociedad vulnerable por la asquerosidad del vivir de otros y, esto, se manifiesta más en los conjuntos residenciales cerrados donde no hay normativas de convivencia, menos una Asociación Civil que regule la estabilidad emocional y de conciencia de los residentes en dichos conjuntos.

Estamos en el centro de una pandemia que dará lugar a otra, sino tomamos las recomendaciones sanitarias en este tiempo, donde la clase trabajadora y urbana serían los más afectados.

Tenemos que respetar y someternos a la autoridad del Estado para evitar incomodidades, Hay que elevar los juicios del pensamiento común para tener un mejor arbitraje en cada una de nuestras actuaciones, Es dejar atrás la caracterización de una ideología nazi, racista, socialista o postcapitalista., Es el sentido del deber, quien nos llama  para tener un impulso de crecimiento y de fuerza genuina para el desarrollo integral de un país y de nuestros sueños, es fortalecer  el carácter y ser de nuevo individuos normales, más no débiles ante una realidad que confrontamos a diario, es menester mostrar nuestros sueños de nuevo, . Con sus fantasías.

El pueblo, no eligió el nuevo CNE en Venezuela, o no se le escucho sus propuestas, es necesario ser racionales

En esta sociedad moderna, nos encontramos automatizados y, es necesario cumplir con diversas expectativas, pero, nos encontramos en un escenario cultural, donde nuestro ápice es la democracia.  Exhibamos nuestros sentimientos con expectativas y que, los ciudadanos emitan sus juicios, pero, lo importante es que tengamos nuestra identidad y alejémonos de esos sentimientos reprimidos, alejémonos de malos pensamientos y cumplamos con las normas sanitarias en nuestro hogar y botemos nuestra basura en los containers colocado para ello, No botemos desperdicios y basura en terrenos baldíos. Evitemos, los criaderos de ratas cerca de nuestras residencias y vampiros o murciélagos.

Pero, todo esto, es una idea obsesiva por la ideología de la globalización que nos trajo el exclusivismo nacionalista.  Sin duda un monismo en pugna entre lo urbano, el medio rural y quienes desean revivir un ambiente Cosmopolitan, quizás diríamos un nuevo mundo hippy.  Diríamos un territorio sin fronteras, donde el discurso multiculturalista nos lleva a conocer otras culturas desde el privilegio abstracto de lo universal, es un pluralismo cultural completamente étnico.

Lèvis- Strauss, desde su visión antropológica lo expresó: “Los mejores momentos de una cultura son los de contacto con otra, abriendo las posibilidades de mutuo enriquecimiento, incluso en términos de mestizaje.”

Por ello, nadie puede negar los marcos institucionales dados en su orientación política por el comandante Hugo Chávez Frías en cuanto a la Reforma del Estado, que tuvo en su momento histórico un atraso de cuatro años, hasta que Carlos Andrés Pérez decidió descentralizar y llamar al debata público para modernizar nuestra República. El Doctor, Rafael Caldera Rodríguez fue más cauteloso.

Por ello, la autodeterminación de los pueblos es fundamental para empaparnos de la verdadera ciudadanía y sudor de las personas que residen en un territorio. Es manejar nuestra propia doctrina política y, dejando atrás, el fanatismo religioso, ser verdaderamente hombres libres.

Es cuestión de cultura política, saber manejar lo sanitario con la economía, disciplinarse en el campo financiero y aminorar las compras compulsivas.  Estamos frente a la unificación de las culturas globalizadas, un programa que lleva treinta años gestándose y formando bloques en el campo del arte y los estudios políticos para formar al nuevo hombre universal y dejar atrás a los apocalípticos, aquellos que descifran todo en base a tragedias, cuando, más bien, nos encontramos en un tiempo de conciliación y dialogo para dejar un testimonio universal de una única verdad, lo que experimentamos y vivimos cada día.

Tenemos que ser fieles a un sentimiento y exaltar nuestro nacionalismo mestizo, América Latina es una raíz indígena, somos hombres de la tierra y el fomento agrícola. Fortalecemos nuestra alimentación en el maíz.

Es el momento del dialogo y la apertura a una nueva fase ideológica

Esta pandemia, nos cambia el pasado por un futuro de disciplina y trabajo, ser más fieles a nuestros sentimientos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1579 noticias)
Visitas:
6194
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.