Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

Nuestra idea de nación: una idea particularista

16/09/2018 23:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sería conveniente discernir entre el concepto de nación política y nación cultural y considerar así qué tipo de legado nacional caracteriza a los españoles actuales dentro del marco ideológico social

España es una realidad pluriétnica como cualquier otra vieja nación europea, esto es un hecho histórico y una pauta general de lo más natural para la comprensión de los hechos nacionales de este país.

La idea de nación que tenemos se fundamenta básicamente en nuestra realidad cultural que reclama como necesaria la también realidad política que es el grupo étnico, es decir, la idea de pueblo que se tiene. Y esto es un error tremendo, porque determinar cuál es el elemento clave que garantice la existencia de éste, siempre quedará supeditado a las circunstancias del momento y a la posibilidad de singularización que mejor se adapte al objetivo de diferenciación que busquemos. Y es ahí donde los tradicionalistas transcienden a la condición nacional en función de darse una organización política propia. Y es ahí también a lo que se agarran para esgrimir razones coyunturales estructurales, económicas, políticas o sociales que animan a esa toma de conciencia nacional al resto del pueblo, más vulnerable a estas ideas por su situación personal.

¿A qué nos conduce todo esto? A choques bélicos, en el grado que sea, a crisis de identidad grupales y a muchos otros disparates sin explicación congruente.

Las ideologías nacionalistas cuentan con una importante capacidad para efectuar sincretismos entre hechos reales y míticos, exaltando un inevitable entusiasmo por lo que se considera propio de su idiosincrasia como pueblo.

Las ideologías nacionalistas cuentan con una importante capacidad para efectuar sincretismos entre hechos reales y míticos

En realidad, todos los nacionalismos son iguales, ya sean regionales o central. El peso de la historia coexistiendo con la realidad actual, sumado a la resistencia de los viejos poderes territoriales batallando con las pretensiones ideológicas míticas dan origen a un equilibrio precario que generalmente lo contrapone con el resto de la sociedad en que se desarrolla. Y es por esto por lo que aquellos unionistas del Estado central más avispados y demasiado incendiarios desafían la legitimidad de un pueblo al derecho de su autodeterminación mediante el atrincheramiento de sus intereses en ese vacío constitucional que siempre va a darles la ventaja en el marco legal que ellos mismos controlan y manipulan. Removiendo los centros de poder que hagan falta y convirtiéndose en los abanderados de una causa justa y unitaria que de la razón al Estado central y promueva severas restricciones al nacionalismo regional sublevado.

Esto no es sino el singular y viejo gusto neoliberal por sus fórmulas estranguladoras de asegurar un funcionamiento uniforme de los poderes del Estado central. Nacionalismo al más puro estilo.

Más sobre esta noticia en: https://aicragdan.blogpot.com/2018/09/el-origen-de-espana-como-estado-onacion.html


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (234 noticias)
Visitas:
4169
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.