Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Ictericia: una enfermedad que afecta por igual a bebés y adultos

22/09/2009 23:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Coloración amarillenta de la piel, causas generales, causas en niños, causas en adultos, tratamiento en bebés, prevención

ICTERICIA: UNA ENFERMEDAD QUE AFECTA POR IGUAL A BEBESY ADULTOS Es una coloración amarillenta de la piel, de las membranas mucosas o de los ojos. El pigmento amarillo proviene de la bilirrubina, un subproducto de los glóbulos rojos viejos.

Alrededor del 1% de los glóbulos rojos salen de circulación cada día, para ser reemplazados por glóbulos rojos frescos. Los viejos son procesados en el hígado y luego desechados. Mucha parte de la bilirrubina resultante sale del cuerpo en las heces.

Si hay demasiados glóbulos rojos que no se procesan por el hígado, se acumula un pigmento amarillo en el cuerpo y, cuando es suficientemente visible, se presenta la ictericia.

Así, la afección es causada por demasiados glóbulos rojos fuera de circulación, por el hígado sobrecargado o dañado, o por la incapacidad para conducir la bilirrubina procesada desde el hígado -a través de las vías biliares- hasta los intestinos.

La mayoría de los bebés, especialmente los prematuros, presentan bilirrubina durante la primera semana de vida. Sus hígados no están preparados para la carga de glóbulos rojos viejos.Antes de ingerir la leche materna y de que comiencen las deposiciones en serio, la bilirrubina se concentra más fácilmente.

Tanto adultos como bebés deben recurrir a atención médica.

Causas generales

La ictericia patológica se constituye en un riesgo sanitario, debido a su grado o a su causa. Puede ocurrir en niños o en adultos y se origina por muchas razones:incompatibilidades sanguíneas, hemopatías, síndromes genéticos, hepatitis, cirrosis, obstrucción de las vías biliares, otras enfermedades hepáticas, infecciones o medicamentos.

En bebés se aplica este término cuando existe ictericia exagerada por deshidratación, prematuridad o parto difícil.

Otra afección llamada síndrome de Gilbert es un trastorno hereditario benigno, con una ictericia leve, suscitada por niveles bajos de algunas enzimas procesadoras de bilirrubina en el hígado. Una vez reconocida, no requiere evaluación ni tratamiento adicionales.

La piel puede adquirir una tonalidad de amarillo a anaranjado si se consume demasiado betacaroteno, el pigmento naranja que se observa en las zanahorias. La esclerótica permanece blanca, mientras que las personas a menudo tienen una coloración amarillenta en sus ojos. Se denomina hipercarotenemia o carotenemia.

Causas en niños

  • Hepatitis autoinmunitaria (inflamación del hígado por células que confunden a las normales con tejidos).
  • Atresia biliar (las vías biliares no se desarrollan normalmente).
  • Por lactancia o leche materna.
  • Trastornos congénitos que dificultan el procesamiento de la bilirrubina (síndrome de Gilbert, síndrome de Dubin-Johnson (aumento de la concentración de bilirrubina), síndrome de Rotor (defecto en el almacenamiento de bilirrubina), o el síndrome de Crigler-Najjar(aparición temprana de la enfermedad).
  • Anemia hemolítica (bajo número de glóbulos rojos).
  • Malaria (infección de los glóbulos rojos causada por el Plasmodium, un organismo unicelular).
  • Ictericia del recién nacido (fisiológica).
  • Hepatitis viral (A, B, C, D y E).

La ictericia por lactancia materna puede suceder en la primera semana de vida en más de 1 de cada 10 bebés. Se cree que el motivo es la ingesta inadecuada de leche, que lleva a la deshidratación y a una ingesta calórica baja.

En este caso, la enfermedad alcanza su punto máximo durante la segunda o tercera semana, en razón de sustancias de la leche de la madre que disminuyen la capacidad del hígado del bebé para manejar la bilirrubina. Rara vez origina problemas, aunque se reciba o no tratamiento, y generalmente no es una razón para dejar de amamantar.

Causas en adultos
  • Hepatopatía alcohólica (cirrosis alcohólica).
  • Hepatitis autoinmunitaria (inflamación del hígado por células inmunitarias que confunden a las células normales del hígado con tejidos).
  • Estenosis biliar (estrechamiento anormal de la vía biliar).
  • Obstrucción de las vías biliares (por infección, tumores o cálculos).
  • Cáncer de páncreas.
  • Hepatitis activa crónica.
  • Trastornos congénitos que dañan el procesamiento de la bilirrubina (síndromes de Gilbert, Dubin-Johnson, Rotor o Crigler Najjrar).
  • Colestasis inducida por medicamentos (obstrucción del flujo de la bilis).
  • Hepatitis inducida por medicamentos.
  • Anemia hemolítica.
  • Ictericia hepatocelular isquémica (surge por el flujo inadecuado de oxígeno o de sangre al hígado).
  • Colestasis intrahepática del embarazo (acumulación de la bilis en la vesícula biliar, por presión abdominal en el embarazo)
  • Malaria.
  • Cirrosis biliar primaria (irritación e hinchazón de las vías biliares).
  • Hepatitis viral (A, B, C, D, E)

Cada una de estas enfermedades se trata en forma específica.

Tratamiento en bebés

Se utiliza la fototerapia con bililuces o luces azules. Consiste en la exposición de la piel del bebé a luces fluorescentes azules con los ojos cubiertos para no lastimarlos, recostándose al niño para que reciba la luz en todo su cuerpo. También existen bilichalecos que se colocan sin necesidad de taparle los ojos.

Las ondas de luz actúan modificando la estructura molecular de la bilirrubina, descomponiéndola en sustancias no tóxicas, que son eliminadas por el cuerpo a través de la orina y las heces.

Prevención

Se recomienda alimentar a los bebés frecuentemente y no dejarlos que se deshidraten. Es importante prevenir el kernicterus, que son niveles tóxicos de bilirrubina acumulados en el cerebro; se resuelve con fototerapia.

Fuentes:

American Academy of Pediatrics Subcommittee on Neonatal Hyperbilirubinemia. Neonatal jaundice and kernicterus. Pediatrics. 2001; 108(3): 763-765.

Berk PD, Korenblat KM. Approach to the Patient with Jaundice or Abnormal Liver Test Results. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Textbook of Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: Chap 150.

Boamah L, Balistreri WF. Manifestations of Liver Disease. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007. Chap 352.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
13260
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.