Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Autos Rausell S.l. escriba una noticia?

IBE Concept: Un deportivo para la era eléctrica

24/09/2010 17:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

•Concepto dinámico para la movilidad urbana y sostenible •Sistema de propulsión eléctrico con 102 CV (75 kW) para una conducción sin emisiones •Un paso más allá de la eficiencia de los productos de SEAT

Un deportivo para la era eléctrica

•Concepto dinámico para la movilidad urbana y sostenible

•Fascinante evolución del ADN de la marca española

•Sistema de propulsión eléctrico con 102 CV (75 kW) para una conducción sin emisiones

•Un paso más allá de la eficiencia de los productos de SEAT

•Consolidación de la competencia de los vehículos eléctricos en España bajo el liderato de SEAT

Con un compacto coupé deportivo, SEAT hace gala de un fascinante diseño y de un elevado placer de conducción también en la era de la electro-movilidad. El Concept SEAT IBE utiliza el sistema de propulsión ecológico del futuro en un concepto deportivo y dinámico para la movilidad urbana. A su vez, la definida y atlética figura del prototipo IBE ofrece una emocionante mirada a la evolución del diseño de SEAT en la próxima generación. Las poderosas proporciones y la precisión y claridad del lenguaje de formas son una muestra de la consecuente evolución del ADN del diseño de la marca española.

Es evidente con sólo mirarlo que el SEAT IBE presume de las proporciones de un deportivo clásico: corto, plano y ancho, con un frontal extremadamente bajo y una zona ancha de cintura. Y sin embargo, interpreta estos recursos estilísticos de un modo innovador y único, en un vehículo compacto, concebido para un estilo de vida juvenil en un entorno urbano.

“El IBE es una muestra de que en SEAT la electro-movilidad siempre irá unida a un excelente diseño y a un elevado placer de conducción”, afirma James Muir, presidente de SEAT, S.A. “El IBE sigue la tradición de SEAT de ofrecer siempre el vehículo más atrevido y joven entre sus competidores. Además, nuestro prototipo eléctrico supone la continuación de nuestra consecuente estrategia de futuro: tras el gran éxito de los eficientes modelos ECOMOTIVE, trabajamos ahora intensamente en la electro-movilidad, tanto en los híbridos enchufables como en los vehículos puramente eléctricos”.

El diseño

El prototipo IBE ofrece una prometedora mirada a la evolución del diseño de SEAT. La pureza de las formas, la precisión de las líneas y la exactitud de las superficies describen un lenguaje de formas consecuente y único, que a pesar de su modernidad incluye claramente la identidad de SEAT. “El IBE es una especie de banco genético concentrado para nuestra próxima generación de vehículos. Su huella estará en todos nuestros modelos“, dice el director de Diseño de SEAT, Luc Donckerwolke. “Y es una promesa para el futuro del automóvil: los sistemas de propulsión eléctricos también permitirán disfrutar del diseño y de la conducción, al menos en un SEAT”.

El SEAT IBE mide 3, 78 metros de longitud, con lo que es más de 25 centímetros más corto que un Ibiza. Sin embargo, su extraordinaria anchura de 1, 80 metros y su reducida altura de sólo 1, 22 metros le otorgan las proporciones clásicas de un deportivo. Clásica y deportiva se muestra también la carrocería de este dos puertas, con un capó extremadamente plano y un techo que se extiende hasta la parte trasera.

El corto voladizo delantero y la poderosa zaga, que casi no presenta voladizo, realzan junto con las ruedas de 19 pulgadas la imagen imponente y compacta.

El frontal viene determinado por unos faros en tecnología LED tan llamativos como ricos en detalles. En ellos se aprecia el característico motivo en forma de V o de flecha, tan típico del concepto denominado “Arrow Design” de SEAT. Todo el frontal tiene un marcado diseño en forma de flecha, y el capó del motor adopta el motivo en forma de V. Las dos entradas de aire en la parte inferior del parachoques bastan para proporcionar al sistema de propulsión eléctrico el poco aire de refrigeración que necesita. Por su parte, el logotipo SEAT se encuentra sobre una superficie funcional de forma trapezoidal. El sistema de propulsión alternativo ha repercutido de manera especial en el trazado de las líneas: dado que el compacto motor eléctrico junto con el módulo electrónico de potencia requiere un espacio de montaje muy reducido, el capó en forma de V se expande sobre el frontal aún más plano de lo que sería posible con un motor de combustión.

El trazado lateral del IBE realza la imponente estatura: la zona ancha de cintura, las marcadas formas del flanco con el evidente estrechamiento detrás de la rueda delantera y las ruedas con llantas de cinco radios optimizadas en beneficio de la aerodinámica subrayan su apariencia dinámica. Aunque las ruedas en formato de 175 mm de anchura resultan muy discretas, su reducida resistencia a la rodadura les permite contribuir de manera decisiva a la elevada eficiencia del prototipo eléctrico. La línea del techo se extiende hasta la parte trasera y las superficies acristaladas de las ventanillas resultan más bien planas.

La parte trasera del vehículo adopta las formas características del frontal, aunque les da una nueva interpretación. Los grupos ópticos traseros en tecnología LED a través de fibra óptica reflejan el “Arrow Design”, mientras que el insinuante difusor bajo el parachoques basa su diseño en las entradas de aire delanteras. En todo el vehículo no encontramos ningún tipo de ornamento; un buen diseño no necesita adornos. Todas y cada una de las líneas tienen la función de estructurar el volumen y las superficies del vehículo; cada músculo surgido de las formas realza la imagen deportiva. La reducción de las formas, su consecuente realización y la precisión de cada detalle son ideas fijas de la filosofía de diseño de SEAT, y lo serán aún más en el futuro.

•Sistema de propulsión eléctrico con 102 CV (75 kW) para una conducción sin emisiones •Consolidación de la competencia de los vehículos eléctricos en España bajo el liderato de SEAT

El concepto

Con sus manejables dimensiones, su agilidad y su dinamismo, el SEAT IBE es perfecto para las calles de una gran ciudad. Como compacto 2+2 plazas, ha sido concebido para adaptarse a los hábitos de los jóvenes. Ofrece un exuberante espacio para una pareja, pero también permite hacer una escapada a cuatro personas. El techo, que se expande hasta la parte trasera, proporciona una buena altura del habitáculo, y sigue quedando espacio suficiente en el maletero para el equipaje o el material necesario para el tiempo de ocio.

“SEAT se ha impuesto el reto de desarrollar nuevos conceptos para los nuevos requisitos de movilidad en las grandes ciudades”, dice Frank Bekemeier, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de SEAT. “El IBE circula sin producir emisiones, aspecto que cobra cada vez más relevancia en muchos ámbitos, y ha sido optimizado para los futuros sistemas de información. Con sus compactas dimensiones, su excelente manejabilidad y su elevada versatilidad se adapta perfectamente a los variados requisitos de un grupo objetivo joven”.

El SEAT IBE es un vehículo completamente eléctrico, que no genera ningún tipo de emisiones. El motor de impulsión se encuentra junto con el módulo electrónico de potencia debajo del capó, extremadamente plano, mientras que la batería de iones de litio está alojada en la corta parte trasera. Con una potencia máxima de 102 CV (75 kW) y un par motor de 200 Nm, el sistema de propulsión proporciona todo el placer de conducción dinámico que promete el diseño: la aceleración de 0 a 50 km/h, tan decisiva al circular en ciudad, requiere sólo 3, 4 segundos; el IBE alcanza una velocidad de 80 km/h en 6, 3 segundos y se pone a 100 km/h en sólo 9, 4 segundos. El factor decisivo aquí, además de la potente línea característica de inicio de marcha del motor eléctrico, es el reducido peso del SEAT IBE, de sólo 1.000 kg.

La potencia constante está limitada a 68 CV (50 kW), y la velocidad punta a 160 km/h; suficiente para quedar bien incluso en las vías rápidas de las áreas metropolitanas. La capacidad de la batería es de 18 kWh. Con ella pueden satisfacerse todos los deseos de movilidad de un día en una gran ciudad. Como es natural, el SEAT IBE está equipado con los más modernos sistemas de seguridad y comunicación, y preparado especialmente para la comunicación Car-to-X. En esta futura red de información, el SEAT IBE podrá intercambiar datos relativos a las retenciones en carretera o a los avisos de seguridad directamente con otros vehículos o con elementos de la infraestructura vial.

La competencia

SEAT cuenta entre los fabricantes de automóviles con una competencia especialmente elevada en el ámbito de las tecnologías no contaminantes. En los últimos años se ha reducido de manera consecuente el consumo de combustible de los diferentes modelos. La compañía española ha evolucionado hasta convertirse en una marca de vehículos de consumo especialmente bajo, con un gran éxito en el mercado. Destaca sobre todo el Ibiza ECOMOTIVE, que a pesar de sus potentes 80 CV (59 kW) se conforma con un consumo normalizado de 3, 7 litros y emite sólo 98 gramos de CO2. Conforme a sus principios, SEAT ha ampliado la oferta ECOMOTIVE, incluyendo las versiones TDI de consumo especialmente reducido también en las gamas León, Altea, Altea XL y Alhambra.

El siguiente paso de la estrategia de SEAT es el León Twin Drive ECOMOTIVE: su sistema de propulsión es una combinación de motor de combustión y motor eléctrico. Sin embargo, es mucho más que un híbrido convencional; es un vehículo enchufable. Su batería de iones de litio puede cargarse en el enchufe eléctrico, tras lo cual la autonomía es de unos 50 kilómetros. En viajes más largos entra en juego el motor de combustión. Los primeros vehículos de fabricación en serie del modelo León Twin Drive ECOMOTIVE están previstos para el año 2014.

El objetivo del departamento de Desarrollo es crear un automóvil completamente eléctrico, y el prototipo SEAT IBE ofrece una idea de lo que está por llegar. A su vez, el IBE supone el pistoletazo de salida para un proyecto centralizado que pretende promover y desarrollar la electro-movilidad en España. En la iniciativa Cenit VERDE participan 16 empresas tecnológicas líderes en su sector y 16 universidades y centros de investigación.

Con su competencia en el ámbito de la investigación, el desarrollo y la producción de automóviles, SEAT ha asumido el liderazgo industrial en este proyecto. Con el apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación de España (CDTI), la empresa investigará, desarrollará y sentará las bases para la electro-movilidad. El objetivo perseguido es la investigación de las tecnologías para la producción de vehículos eléctricos en España y para la ampliación de la correspondiente infraestructura.

“Este proyecto es muy importante para España, para su desarrollo tecnológico, sus perspectivas de futuro y su red industrial”, dice Frank Bekemeier, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de SEAT. “La iniciativa es uno de los retos más ambiciosos jamás aceptados en este país. Con el prototipo SEAT IBE proporcionamos un impulso decisivo”.


Sobre esta noticia

Autor:
Autos Rausell S.l. (30 noticias)
Visitas:
1633
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.