Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blackswan escriba una noticia?

Hyundai Coupé FX: bien salvaje

09/09/2009 09:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desarrolla 221 km/h y monta motor V6 de 2.7 litros y 167 CV

A los autos sport, los caracterizan una serie de aspectos, que van desde el estilo exterior, liviano y dinámico, la liviandad, la relativa potencia y aún cierto grado de incomodidad, subordinada al placer de manejarlos. Una última premisa, es la ubicación de la tracción, que se supone debe ser trasera.

Todo lo cumple el Hyundai… salvo que tiene tracción delantera, lo que morigera las sensaciones cuando se transita en curveríos, y agrega unas décimas de segundos a los tiempos que se logran partiendo desde 0 Km/h.

Este Coupé -que en otros mercados es conocido como Tiburón o como Tuscani ya que por razones legales en algunos países debió cambiar el nombre- fue lanzado por la pujante industria coreana en 1996 y remozado luego en 1999, 2001, 2005 y por última vez en 2007, por lo que podemos decir que va por su quinta generación.

Por su excelente estilo, apoyado por una adecuadísima relación precio producto, pegó bien de entrada en mercados tan exigentes como los norteamericanos (EE:UU, Canadá y México) y también en algunos países europeos, como España y Portugal.

Por supuesto el éxito de ventas también lo acompañó en países del Pacífico, un mercado natural para chinos, japoneses y coreanos.

Aunque de la fábrica de Seúl salen unidades con motorizaciones de cuatro cilindros, a la Argentina sólo llegan las más potentes que tienen configuración V6 de 2.7 litros de cilindrada.

La sigla FX, que sigue al nombre, refiere al grado de equipamiento que es el de mayor generosidad.

El Coupé entra por los ojos: el rediseño muestra unas líneas suaves y ascendentes hacia la cola, con una cintura marcada en lo alto.

De frente, resaltan los faros dobles muy rasgados y la gran abertura para la entrada de aire al vano motor. En la popa, muestra las dos salidas de los escapes y un alerón sobre la tapa del baúl.

La estética interior no va en zaga al anticipo de lo exterior: cuero y aluminio se combinan muy agradablemente.

La habitabilidad muestra dos facetas: el sector delantero es amplio y confortable y cuando al comienzo nos referíamos a “cierta incomodidad” esta es la que recibe el eventual ocupante de los asientos de atrás, no tanto por el espacio a lo ancho y a lo largo, sino en la altura, ya que la acentuada caída del techo hace que personas de más de un metro setenta no puedan sentarse erguidas.

Es que como sucede frecuentemente con los sport, este es un típico 2 + 2, eufemismo que en buen argentino significa algo así como “2 +…la yapa”.

En contraposición el baúl es inesperadamente grande, con 418 litros de capacidad, piso plano y argollas y red de sujeción. La rueda de auxilio, está bajo el prolijo tapizado y de tamaño igual al de las restantes.

El motor -de nada deslumbrantes 167 caballos- tiene prestaciones interesantes, más en cuanto a velocidad, cuya máxima alcanzó los 221, 5 Km/h en nuestras pruebas, que en la aceleración donde obtuvimos 9 segundos en la salida más prolija.

Todo ello con un funcionamiento suave y progresivo y un sonido muy agradable que se cuela en el habitáculo.

El consumo no es escandalosamente alto, pero tampoco demasiado sobrio: en promedio consume algo menos de 11 litros cada 100 Km lo que con el tanque de apenas 55 litros deja en evidencia una autonomía que no va más allá de los 500 Km.

La caja de velocidades es un punto alto: manual de seis marchas, tiene una palanca selectora ideal, por lo corto de sus recorridos y por la excactitud con que entran los cambios de marcha.

Pero hay otros aspectos en el que la cupé merece un diez: a la comodidad y múltiples regulaciones de las butacas delanteras, envolventes y bien bajas como les gusta a los que disfrutan de manejar, se une un nivel de equipamiento digno de un Premium.

Para el confort hay climatizador automático, techo solar eléctrico, computadora de a bordo, control de velocidad de crucero, cierre centralizado con mando a distancia, espejo retroviosor central electrocrómico, equipo de audio con reproductor de CDs y MP3, levantavidrios de un toque y otros detalles por el estilo.

Para seguridad cuenta con bienvenidas asistencias a la conducción, como los controles de estabilidad y de tracción, el sistema de ABS (para los cuatro discos) con asistencia al frenado de urgencia, airbags frontales y laterales, muy buenas luces de proyección, alarma antirrobo, espejos exteriores con calefacción.


Sobre esta noticia

Autor:
Blackswan (80 noticias)
Visitas:
11970
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.