Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Amodescubrircanciones escriba una noticia?

Hurtos, por Ivan Dessau

06/04/2011 05:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El otro día me robaron el celular. Un sábado a plena luz del día en Recoleta. El muchacho, con los ojos inyectados en paco, blandiendo un pedazo de vidrio de una botella seguramente vaciada por él mismo, se fue lo más campante por el parque con mi celular pedorro y 30 pesos. Tan pasado estaba que ni se le ocurrió pedirme la billetera, el Ipod, el reloj... Cada vez más resignado, me dirigí al "Agente Oficial" (expresión cuasi lindante con "Gran Hermano") a reponer mi viejo y básico LG. Pero no. Ese modelo ya no queda en stock, dice la señora, ahora tenemos equipos sólo a partir de $700.

Ajá.

Robo es una palabra que de tanto repetirse parece perder sentido. Pero es la palabra que nos define como cultura.

Habitamos un suelo robado por conquistadores. Tuvimos dictadores que robaron vidas y bebés, sufrimos desastres naturales como consecuencia del robo inescrupuloso de las empresas, votamos a funcionarios que nos roban, lo cual nos convierte en cómplices de robo. Nos dejamos saquear por policías, recaudadores de impuestos, jefes de personal, servidores de comunicación. Robamos las modas del primer mundo disfrazándolas de tendencias. Nuestro ídolo máximo le robó un gol a los ingleses que fue festejado como una proeza.

Y nosotros, los perejiles?

Más de una vez habremos robado una golosina de niños. Robamos el conocimiento del estudioso al copiar su examen. Robamos resmas para nuestros escritos en la oficina. Robamos ideas que presentamos como propias.Robamos novias a amigos. Robamos repuestos robados, celulares robados, ropa robada, robamos cable, robamos wi fi, robamos música y películas en Internet, robamos el diario del vecino, robamos toallas de los hoteles.

No creo en discursos progres ni fachos. No puedo apiadarme del que me roba, como tampoco condenarlo. Prefiero, o mejor dicho, no puedo evitar, la resignación del que sabe que vive en un planeta que se mueve gracias al hurto. Nadie está excento de este pecado. Ni siquiera los seres más luminosos...


Sobre esta noticia

Autor:
Amodescubrircanciones (306 noticias)
Fuente:
amodescubrircanciones.blogspot.com
Visitas:
4472
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.