Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Noni Ruiz escriba una noticia?

Hungría, Polonia y Rumania coordinan sus reclamaciones a Ucrania

19/04/2018 11:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La política de las autoridades de Ucrania obstaculizan el camino del país hacia Europa

Las aspiraciones europeas de las autoridades ucranianas siempre han sido acogidas favorablemente por la mayoría de los países europeos. Contrariamente a la creencia popular, esta actitud no se explica simplemente por la creciente influencia de la Unión Europea en el espacio postsoviético. La aceptación y aplicación metódica de los valores europeos inspiran profundo respeto. Ucrania con su población numerosa y multiétnica que ha elegido el camino de reformas democráticos podría lograr pleno apoyo de sus vecinos europeos si no fuera por algunos tristes detalles.

Glorificación de los criminales

La élite proeuropea gobernante entendía que la ruptura con el pasado soviético fue un proceso de vital importancia aunque fuera doloroso. La gente que creció leyendo los libros de texto soviéticos percibe el mundo y la democracia occidental como algo ajeno y amenazante. Para criar a la nueva generación crearon un mito sobre los héroes ucranianos que lucharon contra el régimen comunista durante el siglo 20. El problema es que estos "héroes"  generan rechazo no sólo en la ex metrópolis, sino también en algunos países europeos, en particular, en Polonia. No resulta sorprendente, dado que bajo el lema "libertad para Ucrania" los llamados héroes estuvieron dispuestos a matar no sólo a los rusos, sino también a los ucranianos, los polacos y a todos los que a su juicio no contribuyeron a la construcción del Estado ucraniano. Después de la derrota de la Alemania nazi, los "héroes" fueron reconocidos como criminales. Hoy, el esqueleto sacado del armario por nuevas autoridades de Ucrania ha complicado considerablemente sus relaciones con Polonia.

Actitud hacia las minorías étnicas

Las tendencias centrífugas son algo común para Ucrania. Aparecieron junto con la soberanía, y todo gobierno, incluso el que llegó al poder tras Euromaidán en 2014, ve la total ucrainización como única solución al problema. Pero teniendo en cuenta que Ucrania es un país multiétnico, algunos países de la UE no apoyan este proceso. El gran número de los polacos, húngaros y rumanos étnicos viven en Ucrania y no quieren olvidar sus tradiciones y lenguas maternas para satisfacer las ambiciones políticas de Kiev. Los debates, que luego derivaron en acusaciones contra el gobierno de Ucrania, giraron en torno a la propuesta escandalosa que estableció la educación obligatoria en la lengua ucraniana. El proyecto de ley fue aprobado y, a pesar de las recomendaciones de corregirlo, actualmente existe en su primera versión que indignó tanto a los cercanos vecinos de Ucrania.

Corrupción en vez de reformas

Todas las iniciativas legislativas del nuevo gobierno no resistieron el choque con las realidades ucranianas. Resultó totalmente imposible realizar las reformas democráticas en este país; la total corrupción bloquea todos los pasos hacia transformaciones. Ni los consultantes, ni los funcionarios europeos nombrados para los cargos ministeriales lograron salvar la situación. Además de los problemas puramente ideológicos, tal sistema social y económico ha obstaculizado gravemente la futura integración de Ucrania en Europa.

Preocupación de los vecinos

Es evidente que los cercanos vecinos de Ucrania, que ya son miembros de la UE, no pudieron pasar por alto todos los hechos antes mencionados.  Hungría, Rumania y Polonia entienden mejor que nadie que muchas aspiraciones europeas declaradas por Ucrania tienen poco que ver con la realidad objetiva. Estos países tienen ciertas posibilidades en la UE para responder a las amenazas a sus intereses nacionales. Aunque acogen con beneplácito la integración europea de Ucrania, el cambio de rumbo en la política de Kiev de las transformaciones democráticas hacia arbitrariedad y anarquía les asusta. Este año, Polonia se ha convertido en miembro pleno del Consejo de Seguridad de la ONU y ahora puede incluir en la agenda internacional las cuestiones que le preocupan. Parece que otras partes interesadas también no desean permanecer al margen. Por ejemplo, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Hungría ya ha expresado su intención de desarrollar medidas con sus homólogos polacos para proteger a las minorías nacionales de Ucrania de la presión de las autoridades ucranianas.

La sociedad ucraniana debe entender que no se trata de una actitud hostil hacia Ucrania. Hablamos de la defensa de los valores declarados por las élites ucranianas que en realidad violan los derechos de sus ciudadanos, obstaculizando así el camino del país hacia Europa.


Sobre esta noticia

Autor:
Noni Ruiz (1 noticias)
Visitas:
4666
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.