Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Golondrinas escriba una noticia?

Los humedales de Camaná, devastados por los propios camanejos. Perú: vergüenza ante el mundo

10/03/2010 02:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Camaná es un valle ubicado en la costa sur de Perú.Siendo Perú un país megadiverso, es indignante que los peruanos no sepan valorar su biodiversidad. Ignorantes, irracionales

Los humedales son beneficiosos, porque contribuyen a la estabilización del clima, atemperándolo.Además, constituyen reservas de vida silvestre, contribuyen al desagüe hacia acuíferos, contribuyendo a mantener su nivel.Contribuyen a la purificación del agua, mediante la retención de nutrientes, sedimentos y agentes contaminantes:son los humedales, los riñones del mundo.También son zonas que ofrecen posibilidades de recreo y turismo, además de contribuir a la conservación de la diversidad biológica, y al patrimonio cultural, paisajístico y de las tradiciones, así como a la artesanía.

Nada de esto le importó al estado peruano, el cual, desde la década de los '70 viene devastando los humedales del territorio del Perú:en la década del 70, aplicó el PLAN REHATIC, por el cual drenó y sigue drenando los humedales. Por ejemplo, en el valle de Camaná, el estado peruano devastó cerca de 5, 000 hectáreas de humedales, que eran el habitat de una variadísima biodiversidad, muchas de estas especies, declaradas en estadode extinción o en situación vulnerable:hoy han desaparecido del valle de Camaná. Por ejemplo, la theristicus melanopis, la egretta alba, la fullica rubifrons, la crotophaga sulcirostris...

El estado peruano efectuó esta increíble devastación, violando sus compromisos asumidos ante la CONVENCIÓN RAMSAR, -internacional-como miembro de la misma.

Avalaron y aplaudieron este crimen de lesa ecología, los propios camanejos:los más ilus-

tres (ídolos de barro):los directores de la sede del Ministerio de Agricultura en Camaná, como el camanejo Salazar Zamudio, los presidentes de la Junta de Usuarios, los presidentes del Comité de Productores de Arroz de Camaná, los alcaldes provinciales, como por ejemplo Helver Samalvides y Enrique Gutiérrez,

todas las emisoras radiales de la provincia, los maestros...También las ONGs:todos son unos farsantes: alguien tocó todas estas puertas durante décadas, inclusive OFIRENA, la Comisión de Ecología y Medio Ambiente del Congreso, cuando aun se podía detener esta devastación, y sólo recibió indiferencia.Todos estos miserables, ocupan sus cargos, sin mística de servicio, solamente por servirse de sus cargos.Todos pudieron oponerse a semejante atrocidad, dado su poder de convocatoria.

Permitieron así que la irracionalidad y el practicismo grosero y presentista se imponga sobre la moral y la razón. Esta devastación, aún continúa, pues hay residuos de esos humedales, por ejemplo, en El Chiflón:

esa laguna, la siguen enterrando los campesinos, y el estado no quiere detenerlo, pese a las denuncias. Los propios funcionarios de INRENA están coludidos en esta barbarie increíble.

Esta ave es, la theristicus melanopis, llamada vulgarmente "bandurria". Hace cincuenta años, poblaba el valle de Camaná, y daba alegría y un tinte bucólico a la campiña con sus graznidos metálicos del atardecer, en vuelo raudo hacia los cerros de San Gregorio. Hoy está extinta, por efecto del abuso de agroquímicos, y la devastación de los humedales de Pucchún.

Esta ave es, la rallus sanguinolentus (gallineta). antaño, poblaba no solamente los ya inexistentes humedales de Pucchún, sino inclusive los cultivos de arroz. Desde el fondo de los arrozales, oculta, emitía un tu-tu-tu-tu- misterioso. Daba colorido y era un potencial de atracción turística, y de invalorable importancia científica. Estos irracionales la extinguieron, no solamente por su cacería excesiva e incontrolada, sino principalmente, por la destrucción de los humedales. Nunca la valoraron. Hoy se quedaron sin nada, pero con buenas cosechas, y eso los hace felices.

La naturaleza nos merece respeto, por la sencilla razón que es anterior a nosotros: nosotros como especie, somos advenedizos en el Universo. El camanejo se irroga el derecho de subordinar la naturaleza a sus intereses mezquinos; se irroga el derecho de decidir qué hacer con la naturaleza, como si fuera su obra, como si a él le hubiera costado (no otra cosa significa drenar los humedales). Esto es irracionalidad.

Lo que más envilece al hombre es su egoísmo zoológico:subordinar la realidad a su conveniencia mezquina y presentista; y eso es lo que está pasando en el Perú.Todas sus autoridades dicen defender la naturaleza, pero tienen un doble discurso, una doble moral. La comunidad internacional debe estar enterada de la podredumbre moral que es el estado peruano: todas sus autoridades, desde el presidente hasta el último regidor, ocupan el cargo solamente persiguiendo su conveniencia mezquina.Quienes no tenemos voz, jamás se nos escucha.La democracia que pregonan estos personajes, es dictadura e imposición de su brutal egoísmo.

La vitalidad moral de los pueblos, se mide por sus aportes de contenido universal para las generaciones futuras.Aquí en Perú, al contrario, la inmoralidad está institucionalizada; la Humanidad debe tomar nota de estas atrocidades que atentan contra lo que es patrimonio de la Humanidad.Me duele porque las pérdidas son irreparables.Y me duele más, porque mi voz es solitaria, como que estoy solo contra el mundo.Tengo más denuncias contra el estado peruano, aún más indignantes.

Si las personas conscientes quieren ayudarme, denuncien esta atrocidad que se comete en Perú, a fin de sensibilizar al mundo de esta barbarie que impera en este país supuestamente civilizado.

Hoy es Camaná, mañana será el Santuario de Mejía, o la Reserva de Pacaya Samiria...cualquier co-

sa se puede esperar de la cúpula gobernante en Perú:su ambición por el poder ha encallecido

su sensibilidad moral y ha neutralizado su sentido del respeto, pero también la ha vuelto cara-dura y sinvergüenza.A esos niveles de envilecimiento llega el ser humano en una sociedad decadente como es Perú.

El estado continúa devastando las áreas naturales y el patrimonio genético. Tal el caso de las selvas de Madre de Dios, donde los dueños de los lavaderos informales de oro, están destruyendo la foresta y el medio ambiente, mediante la utilización delmercurio. Y el estado no hace nada.

La irracionalidad y el egoísmo están destruyendo el planeta.Salvemos lo poco que aún queda, por respeto a los que vendrán.Ellos levantarán su dedo acusador contra nosotros, recriminándonos: "y tú, qué hiciste" Lo que dignifica al ser humano no es su mezquindad presentista, sino sus acciones de desprendimiento.¿Quiere usted morir como un cerdo satisfecho, así como los camanejos? O, por el contrario, quiere dignificar su vida con elevados ideales?Entonces, ayúdeme a servir a las elevadas causas.

Satlite3@yahoo.es


Sobre esta noticia

Autor:
Golondrinas (5 noticias)
Visitas:
11793
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.