Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espacionatura escriba una noticia?

«El ser humano será la única especie capaz de diseñarse biológicamente»

01/09/2009 09:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

GINÉS MORATA / Biólogo molecular y ganador del Príncipe de Asturias 2007

Tras más de 30 años dedicados a la investigación, este riojano aventurero y

reflexivo, ha conseguido, junto con su colega Peter Lawrence, uno de los

premios científicos más prestigiosos en España. Dedicado a la biología del

desarrollo, el jurado destacó el valor de su trabajo para conocer por qué

envejecemos o el origen del cáncer

ROSA M. TRISTAN

MADRID.- Algunas diminutas moscas del vinagre (Drosophila melanogaster)

revolotean por el laboratorio. Y muchos cientos de miles más están

encerradas en botes de cristal, de donde sólo salen para ser atontadas con

CO2 y examinadas bajo el microscopio. Las hay con seis patas, y con cuatro;

con ojos rojos, y amarillos; con un ala o con cinco; incluso con patas en el

lugar de las antenas. Cientos de variaciones que han ayudado al biólogo

Ginés Morata, premio de Investigación Príncipe de Asturias de este año, y a

su equipo a descubrir cómo se estructura el desarrollo de este insecto y,

por ende, de los seres humanos, con los que comparte entre el 60 y el 70% de

los genes.

Dentro del laboratorio de Biología del Desarrollo, en el Centro de Biología

Molecular Severo Ochoa (CSIC), hay un olor ácido especial, el de la papilla

que gusta a las moscas. «En cada recipiente ponemos una pareja con una

mutación hasta que crían. Ahora estamos investigando el crecimiento de las

células tumorales», explica un colaborador de Morata mientras esperamos su

llegada. Ha ido a buscar al aeropuerto al sherpa que le acompaña en sus

excursiones al Himalaya. Y es que a su pasión por el microscopio y las

invisibles moléculas añade su afición a subir los picos más altos y

disfrutar de la inmensidad del planeta.

Pregunta.- Este premio reconoce su trayectoria científica y sus trabajos con

la Drosophila. ¿Qué es lo que ha descubierto gracias a esta pequeñísima

mosca de la fruta?

Respuesta.- El tema central ha sido averiguar su diseño genético. Es decir,

qué genes hacen que salga un órgano con una función determinada y lo haga en

un sitio preciso. Eso se aplica igual al ala de una mosca que al ojo de una

persona. Se trata de comprender el mecanismo genético que diseña el cuerpo

de los animales. Y como se ha descubierto que entre el 60% y el 70% de los

genes los comparten con nosotros, estos descubrimientos en gran medida son

aplicables a los humanos.

P.- Y una vez que se averigüe ¿seremos capaces de diseñarnos a nosotros

mismos?

R.- Claro. En el caso de la mosca hemos alcanzado un conocimiento muy grande

de cómo se modifica su cuerpo. Ya podemos diseñar una mosca diferente, y no

es un divertimento para hacer monstruos. En el futuro va a tener una

importancia enorme que los biólogos ya hayan aprendido a manipular los genes

y, por tanto, como ellos son los que determinan nuestro cuerpo y nuestra

forma de ser, nos podremos modificar genéticamente. No sé si es bueno o

malo, pero las tecnologías moleculares permitirán conseguirlo en un futuro

no muy lejano. Hacer personas más altas, más rubias, más listas o más

buenas. Y ésto es así porque en los últimos 30 años se han desarrollado

tecnologías muy poderosas que van a lo más íntimo: el ADN. Por primera vez

en la Historia del planeta, una especie podrá modificarse biológicamente a

La biología ofrece un alargamiento de la vida por una modificación genética

sí misma.

P.- Da miedo.

R.- Como todo. A mí me da más miedo que haya tantas bombas atómicas que

pueden destruir el Sistema Solar. Es cierto que este potencial de la

biología molecular puede tener fines perversos, pero hay responsables

políticos que deben legislar para que estos conocimientos se utilicen en

beneficio de la Humanidad.

P.- ¿Cuáles serán los más importantes beneficios?

R.- Curar enfermedades genéticas será un enorme beneficio. Y habrá grandes

posibilidades de vivir mejor. Es más, y estoy en el plano especulativo, se

podría alargar la vida. A nadie le gusta morirse. De hecho, las religiones

son un subterfugio de la mente humana para no morir y por ello ofrecen una

nueva vida. No sé si la biología nos hará inmortales, pero sí podrá hacer

que vivamos mejor y más. Hay especies como las tortugas que viven hasta 400

años. Y en experimentos ya se ha alargado la vida de un gusano hasta ocho

veces. Imagine eso en las personas. Son especulaciones, pero fundadas en

publicaciones científicas, no hablo de ciencia ficción. Y no se trata de

alargar la vida como el siglo XX, al mejorar la sanidad, la higiene o la

comida. La biología ofrece un alargamiento de la vida por una modificación

genética.

P.- Y estamos en los inicios.

R.- Pues sí. En biología molecular estamos empezando. Es inimaginable qué

tecnologías habrá dentro de 50 años. Yo mismo he vivido 20 años de

sorpresas. Teniendo en cuenta que la vida media de una especie es de dos a

seis millones de años, y que la nuestra tiene 200.000, llegará un momento

que se conocerá toda la biología. En 500 años sabremos todo y, a partir de

ahí, todas las manipulaciones genéticas serán posibles.

P.- Con todos estos avances, ¿cree que los científicos tendrán más poder que

hasta ahora?

R.- Ahora somos más visibles que antes. Más influyentes, no lo creo. Y no sé

si sería bueno. Lo importante es que los políticos tengan en cuenta el hecho

científico. El siglo XXI tendrá mucha carga científica y tecnológica y los

países deber ser capaces de producirla. Sin embargo, la ciencia se ha

desarrollado en pocos países. España ha prosperado mucho en 30 años, pero en

ciencia aún estamos atrasados. La idea de que la Ciencia es riqueza debería

penetrar en nuestros políticos. El programa Ingenio 2010, del actual

Gobierno, va en esa línea.

P.- ¿Conocemos ya todos los secretos de la vida?

R.- Sí, desde los años 50. Pero hay muchas cosas que aún no sabemos. Por

ejemplo, por qué dejan de crecer los órganos. Ese mecanismo genético que

determina el tamaño de las cosas es lo que estamos estudiando ahora. ¿Qué

interrumpe el crecimiento? Es un proceso que, cuando falla, da lugar al

cáncer. Son células que se niegan a dejar de crecer. Los últimos cinco años

estamos dedicados a esta proliferación y sabemos qué genes están

involucrados en el crecimiento, pero no por qué se deja de crecer.

P.- Cuando se averigüe será de gran ayuda para prevenir tumores.

R.- Sí, cuanto más se sepa sobre lo que ocurre en circunstancias normales

para que las células crezcan y dejen de hacerlo, más datos habrá para tener

tratamientos si se descontrolan.


Sobre esta noticia

Autor:
Espacionatura (23 noticias)
Visitas:
6664
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.