Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

HRW da la bienvenida a la propuesta de una nueva normativa para evitar las violaciones en prisiones de EEUU

23/06/2009 23:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ONG Human Rights Watch aseguró hoy que el nuevo informe y las nuevas normas sobre violación en las cárceles de Estados Unidos, dados a conocer hoy por la Comisión Nacional de Eliminación de Violaciones en las Prisiones, exhorta a los funcionarios de prisiones a poner fin a esta práctica devastadora y excesivamente prevalente.

Aunque un número creciente de autoridades penitenciarias están tratando de frenar la violencia sexual y hacer rendir cuentas a los agresores, el informe de la Comisión deja claro que decenas de miles de presos siguen siendo violados cada año por el personal y por otros presos, porque los funcionarios no han instituido medidas básicas para protegerlos.

La Comisión fue creada en virtud de la Ley nacional para la eliminación de las violaciones sexuales en prisión de 2003 (PREA, por sus siglas en inglés), la cual fue impulsada por la investigación de Human Rights Watch sobre la violencia sexual en las prisiones. Jamie Fellner, asesora principal para el programa de Estados Unidos de Human Rights Watch, es una de sus ocho miembros.

A partir del resultado de una amplia consulta con las partes interesadas --que incluyen a supervivientes de abusos en prisión, agentes penitenciarios, investigadores y defensores-- la Comisión, citada por HRW insiste en que la violación no es inevitable tras las rejas.

"La violación es demasiado previsible cuando las autoridades penitenciarias no prestan atención o no les importa", aseguró Fellner. "La historia de la violación en las cárceles es una historia de funcionarios que negaron la existencia de este problema, lo toleraban, o pensaban que no se podía hacer nada para detenerlo. El trabajo de la Comisión deja claro que esas actitudes no deben tener lugar en el sistema carcelario de Estados Unidos".

PROMOCIÓN DE LA LEGISLACIÓN

Bajo los términos de la legislación, el Fiscal General de Estados Unidos decidirá si aprueba las normas establecidas en el informe. Si lo hace, estas se volverán obligatorias para las cárceles federales, y los estados que nos las adopten podrán perder parte del financiamiento de prisiones federales.

"El fiscal general Eric Holder puede por sí solo hacer una contribución impresionante a la seguridad de las cárceles de Estados Unidos", afirmó Fellner. "Con la adopción de estas normas puede iniciar la marcha para que los casos de violación generalizada se conviertan en cosa del pasado", añadió.

Más sobre

Human Rights Watch documentó antes la falta de seriedad con que los dirigentes del sistema correccional han abordado las violaciones en prisión. Denuncias de violación no fueron investigadas y víctimas que denunciaron violaciones a menudo sufrieron represalias por parte de los autores.

El personal que abusó de los presos fue en raras ocasiones, si acaso, despedido, aseguró la ONG. Los reclusos que buscaban protección contra la violación brutal de otros reclusos se enfrentaron la indiferencia e incluso a veces la complicidad del personal.

NORMAS PROPUESTAS

Las normas propuestas por la Comisión están destinadas a prevenir, investigar y sancionar los casos de violación en todas las instalaciones de confinamiento federales, estatales y locales - incluidas las prisiones, las prisiones privadas, cárceles, calabozos, centros juveniles, centros de detención para inmigrantes y establecimientos de corrección comunitaria.

Las normas toman en consideración la vulnerabilidad especial de ciertos presos, entre ellos los jóvenes, los inmigrantes, las personas que son percibidas como homosexuales o transexuales y las que son de baja estatura o nuevas a la encarcelación.

Áreas cubiertas por las normas incluyen la supervisión, detección de vulnerabilidad de los reclusos a los abusos, servicios de salud médica y mental, mecanismos de denuncia, investigaciones, capacitación del personal, sanciones administrativas, control interno, y auditorías externas.

"Los presos sólo estarán seguros si están confinados en instalaciones donde los funcionarios hayan instituido políticas de tolerancia cero y se hayan comprometido a un riguroso control interno y externo", afirmó David Fathi, director del programa de Estados Unidos en Human Rights Watch. "Las normas proporcionan un plan práctico y flexible. Todo lo que se necesita ahora es el compromiso de seguirlo", agregó.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1996
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.