Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

HRW denuncia que se desconoce el paradero de más de 20 personas secuestradas por milicias prorrusas en Ucrania

06/05/2014 14:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este martes que más de 20 personas permanecen en paradero desconocido tras haber sido secuestradas por milicias prorrusas que operan en regiones del este de Ucrania. Además, ha urgido a las autoridades autoproclamadas de estas regiones a que dejen de realizar secuestros y ha alertado de la situación en la que se encuentran las personas liberadas.

"Personas armadas vinculadas con fuerzas antigubernamentales han capturado a varios activistas, periodistas y funcionarios locales", ha declarado la directora asociada de programas de HRW, Anna Neistat. "Las personas liberadas estaban heridas y magulladas, mientras que más de 20 personas permanecen en paradero desconocido", ha añadido.

"Las fuerzas antigubernamentales deben liberar inmediatamente a todas las personas que permanecen detenidas y controlar a todas las personas armadas que se encuentran bajo su mando", ha señalado Neistat. "Los gobiernos extranjeros deben recurrir a su influencia para asegurarse de que las milicias armadas del este de Ucrania dejan de cometer abusos contra la población", ha señalado.

La ONG pro Derechos Humanos ha tenido conocimiento de varios secuestros que se han producido durante la última semana. El 5 de mayo, cuatro personas fueron liberadas con signos de haber sido golpeadas violentamente tras ser secuestradas el día anterior en la ciudad de Novogradovka, a 40 kilómetros al noroeste de Donetsk. También ha tenido constancia de la captura de dos miembros de la comisión electoral de Konstantinovka que permanecen en paradero desconocido.

HRW ha recordado que la legislación sobre Derechos Humanos debe aplicarse en todo el territorio ucraniano, incluyendo las regiones controladas por activistas prorrusos y ha hecho un llamamiento a la Policía del país para que tome todas las medidas posibles a la hora de cumplir con su obligación de proteger a los ciudadanos de los abusos cometidos por milicias armadas.

SECUESTROS A PLENA LUZ DEL DÍA

Seis personas fueron secuestradas en Novogradovka el pasado 4 de mayo tras ser asaltadas por 10 milicianos prorrusos que entraron en la casa de uno de los detenidos tras efectuar disparos contra las ventanas y paredes del edificio. El asalto se produjo a plena luz del día y a escasos metros de la comisaría local, ha denunciado HRW. Las seis personas fueron trasladadas a la sede del Gobierno de Donetsk, en donde según ha tenido conocimiento la ONG, fueron golpeados.

Una de las personas secuestradas ha declarado a HRW que los milicianos prorrusos les acusaron de ser "progubernamentales", hecho por el que fueron interrogados. Tres de ellos fueron liberados a la mañana siguiente después de que sus captores les confiscasen varios documentos. Uno de ellos acabó con varias costillas rotas, mientras que otro presentaba importantes heridas en la cabeza.

Las otras tres personas detenidas en Novogradovka fueron liberadas en la tarde del 5 de mayo y denunciaron haber sido golpeados "cada quince minutos". Uno de los secuestrados, que tenía un tatuaje de la bandera de Ucrania con el lema "Viva Ucrania, vivan los héroes", fue golpeado hasta que el brazo "se quedó negro y se hinchó hasta superar dos veces su tamaño real", ha declarado una de las personas liberadas.

ASALTOS A MILITANTES DE SVOBODA

Human Rights Watch también ha tenido conocimiento del secuestro del miembro del partido nacionalista Svoboda y de la comisión electoral de Konstantinovka Yaroslav Malanchuk. Una testigo ha declarado que estaba hablando por teléfono con Malanchuk cuando un desconocido le invitó a una reunión. Poco después, escuchó varios gritos en los que Malanchuk pedía a sus agresores que no le golpearan, mientras los asaltantes le ordenaban que se arrodillase. El político fue trasladado por varios hombres enmascarados en el maletero de un coche, ha añadido la testigo.

La Policía ha abierto investigaciones criminales contra los secuestros de varios dirigentes del partido Svoboda, aunque según ha podido conocer HRW, aún no se han producido progresos. Varios testigos han declarado que Malanchuk se encuentra detenido en la oficina del servicio secreto de Ucrania en Slaviansk, bajo control de milicianos prorrusos.

El también miembro del partido Svoboda y de la comisión electoral de Konstaninovka Artem Popik fue asaltado cuando se encontraba en su casa durante la noche del 30 de mayo. Su madre ha declarado que la Policía les recomendó que "cogiese sus cosas y huyese" cuando llamó alertado por la presencia de extraños en la puerta de su casa.

Popik se escondió debajo de la cama. Varias personas armadas, vestidas con ropa de camuflaje y máscaras, usaron 'spray' de pimienta para reducirle y amordazarle. La madre de Popik ha comentado que le trataron como a un perro y que le introdujeron en el maletero de un coche.

La Policía, que llegó poco después al domicilio del secuestrado, tomó declaración a la madre, quien al día siguiente intentó formalizar la denuncia y asegurarse de que se había abierto una investigación, según ha declarado a HRW. Nadie la tomó testimonio al tratarse de un día festivo y el personal del Ayuntamiento, bajo control de activistas prorrusos, dijo no conocer el paradero de Popik. Fuentes no oficiales han declarado a la madre que su hijo podría haber sido trasladado en un primer momento a Kramatorsk, lugar desde el que habría sido conducido a Slaviansk.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1338
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.