Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

HRW acusa al Ejército guineano de saqueos y agresiones a empresas, jueces y ciudadanos desde el golpe de Estado

27/04/2009 12:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que los soldados del Ejército guineano han perpetrado numerosos saqueos y actos de violencia contra empresarios, jueces y ciudadanos ordinarios desde el golpe de Estado que aupó al poder al actual gobierno militar el pasado mes de diciembre.

Human Rights Watch ha recogido los testimonios de víctimas de hasta 19 casos, todos ellos cometidos por soldados fuertemente armados, ataviados con boinas rojas, que se desplazaban en vehículos civiles o militares, sin placas de matrícula. Estos grupos, formados hasta por 20 soldados, atacaron oficinas, comercios, almacenes, clínicas y viviendas, tanto a plena luz del día como de noche.

Durante sus ataques, según los testimonios recogidos por HRW, los soldados robaron automóviles, ordenadores, generadores eléctricos, medicamentos, joyas, dinero, teléfonos móviles y grandes cantidades de mercancías. Entre las víctimas figuran tanto guineanos como extranjeros. Numerosos testigos aseguraron que los soldados parecían estar bajo los efectos de las drogas. Muchas de las víctimas fueron amenazadas o agredidas físicamente.

"El golpe de Estado parece haber desencadenado una serie de abusos por parte del Ejército; la impunidad de que se benefician estos soldados debe acabar", declaró la investigadora para África Occidental de Human Rights Watch, Corinne Dufka. "Los líderes del golpe de Estado deben controlar a los soldados y garantizar que los responsables de estos crímenes sean objeto, inmediatamente, de investigaciones y persecuciones judiciales", añadió.

Human Rights Watch ha documentado también numerosos casos de extorsión por parte de los soldados en los controles de identidad rutinarios. También ha registrado la violación de una joven de quince años de edad perpetrada el 31 de marzo por los soldados y numerosas intimidaciones a jueces o abogados por parte de soldados que irrumpieron en los tribunales mientras se celebraba un juicio.

Un grupo de militares autoconstituidos como Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD) se hizo con el poder el pasado 22 de diciembre horas después de la muerte de Lansana Conté, quien había presidido el país durante 24 años. Los golpistas, dirigidos por el capitán Moussa Dadis Camara, autoproclamado presidente, suspendieron la Constitución del país y se comprometieron a celebrar elecciones en 2009 y a entregar el poder a un gobierno de civiles.

IMPLICACIÓN DEL ALTO MANDO

Human Rights Watch desconoce hasta qué punto las agresiones y robos documentados fueron ordenados o, cuanto menos, aceptados por el alto mando del Ejército. En algunos casos, los agresores aseguraron que estaban de "misión oficial" del CNDD. No obstante, según HRW, no presentaron a las víctimas ningún documento oficial que justificase estas acciones, ya fuese una orden de arresto o un mandato de investigación.

La mayoría de los actos criminales y de intimidación a magistrados documentados por Human Rights Watch fueron cometidos por soldados ataviados con boinas rojas. Antes del golpe de Estado, dos divisiones del Ejército llevaban estas boinas, el Batallón Autónomo de Seguridad Presidencial (BASP, la guardia presidencial) y el Batallón Autónomo de Tropas Aerotransportadas (BATA), un grupo de comandos de élite.

Desde el golpe de Estado, ambos batallones han sido unificados en uno solo cuya sede es el cuartel general del CNDD, en el campamento militar Alpha Yaya Diallo. Human Rights Watch ha sido informada de que soldados pertenecientes a otras divisiones han sido vistos con boinas rojas.

Desde su llegada al poder, el CNDD puso en marcha una campaña de represión oficial contra los traficantes de drogas, los implicados en la producción y venta de medicamentos falsificados y los funcionarios acusados de corrupción. "Paradójicamente", según la organización, "numerosos atentados contra los Derechos Humanos documentados por Human Rights Watch parecen haber sido cometidos en el contexto de esta campaña de represión".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2019
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.