Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que F. De Oyarbide escriba una noticia?

Vacaciones de lujo a precios de crisis

30/07/2009 11:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existe en España toda una red de Monasterios que ofrecen la posibilidad de alojarse como en los mejores hoteles de lujo o en cualquier parador a precios casi de hostal. Gran parte de ellos son históricas edificaciones muy cuidadas y con similares características a las de un hotel de cinco estrellas

Son poco conocidos y la mayoría de la población cree que se trata de lugares reservados para unos pocos católicos muy religiosos. Se trata de un gran error.

Lo cierto es que existe una autentica red de monasterios que ofrecen el servicio de hospedería y que están repartidos por toda España.

Suelen ser históricas edificaciones que más de una vez hemos visitado sin caer en la cuenta en que en ellas, además de disfrutar de su belleza arquitectónica y cultural, se puede pasar unas perfectas vacaciones a precio muy reducido.

Basta echar un vistazo por www.guiasmonasterios.com para ver donde están situados, elegir el destino y ponerse en contacto con el elegido para reservar habitación.Si bien es cierto que en algunos hay unas normas algo específicas, también se pueden encontrar otros cuyas normas son las mismas que uno se puede encontrar en cualquier hotel de cinco estrellas o parador y que están muy lejos de ser rígidas o religiosas.

La Hospedería del Monasterio Mercedario de Poio puede servir como una muestras que ilustre esta opción turística.

Situado en el centro urbano de la localidad de Poio, en la Ría, a 4 km de Pontevedra, se levanta el fabuloso Monasterio de San Juan de Poio, del que se cree que se fundó hacia el siglo VII.

Se sabe que en 1835, los monjes benedictinos abandonan el Monasterio por causa de la ley de desamortización, para medio siglo después ser ocupado por la Orden de la Merced que actualmente lo regenta.

La propia belleza del edificio hace ya de por sí de reclamo para el visitante, quien podrá observar entre otras cosas, su claustro de arcos redondos y bóvedas de crucero que arrancan de médulas en forma de mascarones empotrados en los muros. Por no hablar de la grandiosa iglesia renacentista con elementos barrocos en las balaustradas del coro. En el punto central de la bóbeda de crucero destaca su florón donde está labrada la fecha de 1708, año en la que remataron las obras de edificación del centro.

Tampoco hay que olvidarse del museo ni de la biblioteca con más de 80.000 volúmenes, ni del hórreo de grandes dimensiones situado entre la entrada y el parquing.

En cuanto a los servicios, dispone de gran número de habitaciones acondicionadas, las hay con baño completo, baño y sin baño. Todas ellas disponen de aire acondicionado, secador de pelo y teléfono, por unos 36 euros.

La hospedería cuenta con tres generosas salas dotadas con grandes pantallas de televisión, jardines, sala de convenciones, varios salones de estar, bar-cafetería y restaurante en el que se sirven a modo de menú diario una rica selección de importantes platos de la tierra cocinados al modo tradicional y que nada tienen que envidiar del restaurante más sofisticado de la zona.

El ambiente es familiar y la atención es de lo mejor que uno se puede encontrar.

EXCURSIONES DESDE POIO

La hospedería puede ser el punto de partida de increíbles excursiones por toda la zona donde disfrutar de los típicos y verdes paisajes gallegos incluídas las diferentes playas que en forma de cala, que no olvidemos, están consideradas como de las mejores de España.

COMBARRO: Uno de los primeros destinos. Típico pueblecito de pescadores que parece construído en la roca que está al borde del mar.

Su principal característica son los Hórreos al borde del mar. En total hay 56, de los que treinta están construídos al borde de la ría. Aunque por lo general, estas construcciones se hacían para guardar las cosechas -patatas y maiz-, en Combarro también se empleaban para guardar el pescado que traían los marineros. La otra peculiaridad que encontrará el visitante en este pequeño pueblecito son los cruceros que van apareciendo por las calles empedradas y que en una época se colocaban para indicar que por allí estaba el camino libre y despejado de las brujas que se reunían en las encrucijadas. Todos los cruceros tienen una imagen del cristo que mira a tierra y una imagen de la viergen que mira hacia la ría para proteger a los marineros que se hacían a la mar.

Merece la pena hacer el minicrucero porla Ría de Arousa desde el puerto de O Grove, donde además de los paisajes uno se arte de mejillones, marisco y ribeiro a un precio muy económico

A pesar de lo pequeño del pueblo se puede comer bien, sobre todo pescado y marisco, pudiendo destacar dos restaurantes:

Alvariñas (Rúa do Mar, 63) cuya especialidad es como no podía ser de otra manera el pescado el pulpo y el marisco.

Bodega O Bocoi (Rúa do Mar, 20) con su cocina tradicional gallega. En especial el marsicco y el pescado.

Par aquellos que sean playeros. Continuando por carretera PO 308 hacia Sanxenxo, se pueden encontrar pequeñas calas prácticamente vírgenes de aguas cristalinas.

SANXENXO: Poplación que existe desdel 4000 a.C. y que cuenta en sus 36 km de costa con varias playas de las más variadas características: urbanas como Silgar, Baltar o Caneliñas y que cuentan con todas servicios de las principales playas de España, incluído ayuda para el baño de minusválidos. También se pueden encontrar otras playas más salvajes como son Areas, Montalvo, Mayor y A Lanzada.

Además de por sus playas, merece la pena darse una vuelta por esta localidad para disfrutar de las vistas que ofrece desde cualquier lugar de la costa, sin olvidar la importancia arqueológica de la zona, ya que en este lugar se descubrió una necrópolis del siglo III-IV d.C. y un castro del S. VIII a.C. Esta localidad también tiene buen surtido de hórros y cruceros.

Para aquellos que a los que les va la noche, aquí se encuentra buen ambiente. No hay más que seguir la línea del mar, desde la playa Silgar hasta llegar al puerto deportivo, donde se encuentra una de las discotecas más afamada de la zona. para encontrar diversos locales de copas muy interesantes.

Para comer, una selección de tres sitios interesantes:

Nova Gina (Paseo Playa de Silgar, 72) Cuenta con una amplia terraza con inmejorables vistas, especialidad Arroces, cocina italiana y tiene menú especial para niños.

Mesón A'Costa(Playa de Caneliñas) Especialidad la Raya en Caldeirada, pulpo con arroz. Suculentos postres caseros.

Asador Peregrina (Lg. Outeiro, 1. A 1.5 km de Portonovo. Especialidad en Carnes a la brasa, arroz de vieira y langostinos al aroma de menta.

O GROVE E ISLA DE LATOJA: Quizás, esta zona sea más conocida. Con 21, 2 km de extensión, en realidad es una isla unida a la península por el tómbo arenoso de la Lanzada que le sirve de frontera con el municipio de Sanxenxo. La isla dde la Toxa, cuenta con un puente construído en 1909, lo que no le impide conservar su carácter insular.

Esta zona también dispone de buenas playas, aunque el agua es algo más fría que en las anteriores y con arenas blancas y finas: A Lanzada, A Barrosa, A Ponte Sur, A Ponte Norte, A Poza, entre otras.

Una excursión que resulta casi imprescindible es la que organizan desde el puerto dando una vuelta en barco por la ría de Arousa y visitando los criaderos de mejillones, ostras y vieiras. El viajero tendrá que elegir si hacer un viaje a la vez que degusta infinidad de mejillones regados con un rico ribeiro, lo que ya de por sí es suficiente para salir comido por ese día y un precio muy economico. Aunque también se puede decidir por la otra posibilidad de crucero en la que además de visitar la ría y los criaderos, ofrecen una suculenta comida a base mejillones, de arrozde marisco y tarta de Santiago. La tercera posibilidad es la gran mariscada nocturna en la que se sirve un menú por persona que consta de Mejillones, Berberechos, Buey de mar, Nécoras, cigalas, langostinos, empanada, chupito y una gran Queimada de despedida. Lo interesante una vez acabado el viaje es ser capaz de acertar a poner los pies en la pasarela de salida del barco.

El precio de la habitación no pasa de los 36 euros y están dotadas de aire acondicionado, secador de pelo, calefacción, teléfono. No tienen ni minibar ni televisión

Una vez terminada la excursión vuelta al Monasterio de Poio donde espera una agradable temperatura, fuera de los tremendos calores del verano y a preparar nuevas aventuras para el día siguiente.


Sobre esta noticia

Autor:
F. De Oyarbide (14 noticias)
Visitas:
12873
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.