Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Globedia escriba una noticia?

El Hospital Universitario Río Hortega externaliza la gestión clínica de casi 40.000 altas médicas

17
- +
20/08/2019 12:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid ha incorporado los servicios de codificación hospitalaria de ASHO, empresa líder en investigación tecnológica, asesoramiento hospitalario y codificación clínica en España, para la gestión de 39.242 altas médicas, hasta el año 2020

Dicha adjudicación, realizada por medio de licitación pública, se ha confirmado a finales de julio por un importe total de 122.980, 500 euros. ASHO, que cuenta con el 47% de cuota de mercado en el país, gestiona más de 70 proyectos en toda España y se encarga de la codificación de 500.000 altas anuales.

La codificación hospitalaria de los diagnósticos y los procedimientos -traducción del diagnóstico médico a parámetros estadísticos de medición- es un servicio imprescindible para realizar una valoración del episodio asistencial a un paciente en cualquier centro sanitario.

“Una buena calidad en la codificación es esencial para realizar una valoración adecuada de los servicios prestados en centros asistenciales. Ésta permite optimizar los beneficios y oportunidades que ofrecen los Sistemas de Clasificación de Pacientes para la gestión sanitaria, tanto a nivel clínico como a nivel económico-financiero.De lo contrario, se vuelve muy complicado el análisis y la gestión de la casuística de un centro, asegura Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO.

 

Río Hortega: el mejor hospital de Castilla y León

El Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, clasificado por cuarto año consecutivo como el mejor hospital de Castilla y León, -y el 25 el conjunto nacional, sobre 91- según el Índice de Excelencia Hospitalaria 2018, es el centro hospitalario más moderno de los existentes en la capital vallisoletana, y fue inaugurado hace una década.  En este tiempo, ha registrado más de 4 millones de consultas (1, 5 millones de urgencias) y ha ofrecido trabajo a 2.500 trabajadores que han dado servicio a una población que supera las 262.000 tarjetas sanitarias.  

No obstante, debido a la gran carga informativa que el sector soporta, y al reto de adaptación que ha supuesto el cambio de clasificación internacional de enfermedades a su décima versión (CIE-10-ES) –vigente en Cataluña desde 2018 y en el resto de España desde 2016-, que conlleva un salto de 17 mil a 140 mil códigos de referencia en cuanto a procedimientos y enfermedades, los profesionales de la codificación hospitalaria y ambulatoria han registrado un considerable aumento en las cargas de trabajo, y se ven en la necesidad  de buscar un apoyo para gestionar parte de sus altas.

 

ASHO refuerza su presencia en Castilla y León

Esta reciente adjudicación consolida el liderazgo de ASHO en Castilla y León, donde desde enero también gestiona una parte de las altas de dos “buques insignia” del ámbito sanitario, el Hospital Universitario de Burgos (HUBU), con la gestión de 60.000 altas, y en el Hospital Universitario de Salamanca, a su vez, con 32.000 altas.

Asimismo, esta concesión se suma a dos anteriores que ganó la empresa también para Río Hortega en 2017 y 2018, de 12.500 y 18.850 altas, respectivamente.

Por ende, a finales de 2020 ASHO habrá gestionado un total de más de 153 mil altas en dicha comunidad autónoma.  “Estamos muy contentos de haber reforzado nuestra presencia en Castilla y León, y queremos ampliar nuestro servicio a diferentes centros de la zona, que se pueden beneficiar ampliamente de nuestro expertise y Sistemas de Ayuda a la Codificación (SAC)”, ha indicado Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO.

 

ASHO, una empresa en continuo crecimiento

ASHO es una empresa líder en su sector que actualmente gestiona más de 40 proyectos en toda España y codifica alrededor de 500.000 altas anuales. Con una cuota de mercado del 47%,  la empresa está especializada en ofrecer servicios con valor añadido en los sistemas de información hospitalarios que facilitan la gestión y el trabajo de los profesionales clínicos. Desde sus inicios hace 25 años, ha codificado 8 millones de altas, concentrando 4, 5 millones en los últimos diez años.

Con ASHO, los centros sanitarios pueden verse muy beneficiados: optimizan la codificación hospitalaria de las altas médicas y gestionan un mayor número de altas en menor tiempo

Durante el ejercicio 2018, la empresa acumuló una facturación de 1, 52 millones de euros, lo que supone un incremento del 60% en tan solo un año. Esto se debe, en parte, a la gran cantidad de concursos públicos ganados en los últimos tres años, que giran en torno a 40 adjudicaciones.

Algunos de los centros sanitarios que colaboran con ASHO en la actualidad son el ICS (Institut Català de la Salut); Hospital Sant Pau; Hospital del Mar; Consorci Sanitari del Maresme y Hospitales de la Orden de San Juan Dios de la Comunidad de Andalucía y Las Islas Canarias (Jerez de la Frontera, Córdoba, Tenerife y Granada).

 

Softwares de Ayuda a la Codificación (SAC)

 Además del servicio de codificación hospitalaria, ASHO ha desarrollado tres software o sistemas  de automatización y ayuda a la codificación (SAC) basados en machine learning (IA), claves en el escenario de codificación sanitaria del país: ASHOCOODE, ASHOINDEX y ASHOONE.

El primero, ASHOCOODE, creado hace diez año, es un softwaredirigido a los profesionales asistenciales y al personal médico de urgencias, consultas externas, hospital de día y listas de espera, y permite codificar grandes volúmenes de procesos mediante un sistema propio de procesamiento a de lenguaje natural (PLN).

ASHOINDEX, por su parte, se empezó a comercializar en 2017 y permite a los profesionales de la documentación clínica la fácil codificación de informes clínicos. Así, mientras el documentalista subraya el diagnóstico, el software le proporciona los códigos de forma automática, agilizando parte del proceso  y ahorrando tiempo del profesional.

ASHOONE, por su parte, es un híbrido entre estos softwares precursores y cuenta con el mismo sistema de procesamiento que ambos: El sistema, lanzado en 2019, está basado en una base de entrenamiento que recopila años de conocimiento de médicos documentalistas a partir de casos reales. En ella, se recogen más de cinco millones de términos clínicos y permite analizar el significado de las descripciones de entrada realizando búsquedas basadas en los conceptos médicos relacionados.  Este SAC resulta una alternativa más versátil y concreta, que permite tratar un episodio clínico en concreto de manera específica, inmediata e in situ mediante una web App, lo que permite una mayor flexibilidad en la gestión de un hospital y en la implantación del mismo software.

“Con la creación de estas nuevas tecnologías sanitarias, los centros sanitarios pueden verse sumamente beneficiados: optimizar la codificación hospitalaria de las altas médicas y pueden gestionar un mayor número de altas en menor tiempo con un margen de error muy escaso. Por ende, la implementación de nuestros servicios revierte de manera positiva en la gestión de la información interna de estos y los resultados son visibles a muy corto plazo”, ha asegurado Carlos Sevillano, director comercial de la compañía líder en codificación.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Globedia (8 noticias)
Visitas:
468
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.