Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que T.r. escriba una noticia?

El Hospital La Rosaleda, a la vanguardia en el diagnóstico del cáncer de recto y de próstata

13/05/2009 11:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La incorporación de una resonancia magnética de última generación permitirá diagnosticar con precisión en zonas anatómicas reducidas. Esta dotación supone un gran avance y convierte a la Unidad de diagnóstico por imagen de La Rosaleda en un referente nacional.

La resonancia magnética es una herramienta valiosa para el diagnóstico de una amplia gama de patologías, pero su eficacia depende en gran medida del tipo de tecnología utilizada. La incorporación de la nueva resonancia magnética Philips Achieva a la Unidad de Diagnóstico por imagen de La Rosaleda supone un importante avance en el análisis de determinadas patologías difíciles de estudiar con otros aparatos debido a su localización. Se trata de dolencias situadas en partes del cuerpo de pequeña extensión en las que resulta complicado obtener una imagen con definición válida desde el punto de vista médico.

Para conseguir que esa imagen sea lo más clara y precisa posible,  además del número de Teslas (unidad que mide la densidad de flujo magnético), es necesario que la resonancia disponga de las bobinas adecuadas. En este caso el equipo adquirido por La Rosaleda, tal como indica Jesús López, supervisor de Radiología del Hospital, “está dotado de bobinas específicas de alta resolución para zonas anatómicas de dimensiones reducidas”.

Concretamente, una de ellas de 23 milímetros de diámetro y con una resolución de 60 micrones, permite explorar zonas de piel muy concretas en el caso de malformaciones vasculares cutáneas o determinadas tumoraciones y articulaciones pequeñas como las de los dedos, y otra bobina, de 47 milímetros, resulta perfecta para el estudio del globo ocular y su entorno, así como zonas específicas de vasos superficiales como las carótidas o regiones tales como los pezones, en el caso de patología mamaria que afecte a dicha área.

Otra bobina específica con la que contará la nueva instalación es la endocavitaria, cuyo uso específico comprende, entre otros, el estudio de malformaciones y patología ginecológica (útero y ovarios), del área rectal o anal y de la próstata.

Cáncer de recto y próstata

En estos últimos casos, señala Jesús López, “resulta de gran utilidad para la valoración del grado de afectación en el cáncer de recto y en el de próstata, ya que permite diferenciar la profundidad de infiltración del tumor en los distintos tejidos adyacentes, lo cual posibilita que la elección del tratamiento sea mucho más ajustada y conveniente en función de los hallazgos observados”.

Además de estos tumores, la nueva resonancia ofrecerá importantes ventajas en el estudio de malformaciones y patología ginecológica

También es destacable la capacidad que supone esta bobina para visualizar trayectos de fístulas y otro tipo de afecciones del área perianal, lo que repercute en “una mejor planificación en el caso de requerir tratamiento quirúrgico”.

“Las imágenes que ofrece la resonancia de las estructuras de los tejidos blandos del cuerpo, como la próstata u otras estructuras pélvicas, son más claras y detalladas que las obtenidas por la tecnología anterior, lo que convierte a este nuevo aparato en una herramienta valiosísima para el diagnóstico y evaluación de tumores” afirma López.

La espectroscopia de resonancia magnética permite examinar la constitución química de la próstata, y esto puede ayudar en identificar el cáncer de próstata, pero también permite detectar anormalidades que pueden quedar ocultas por los huesos con otros métodos de exploración. El material de contraste utilizado en los exámenes tiene menos probabilidades de producir una reacción alérgica que los materiales a base de yodo, utilizados para rayos X convencionales y exploraciones por TC y el examen apenas supone riesgos para el paciente, ya que la resonancia magnética es una técnica no invasiva y evita la radiación al paciente. 

A las ventajas para el paciente, se suman los beneficios que obtiene el facultativo al poder tratar la imagen digital ofrecida por la resonancia agrandándola o modificándola según sus necesidades. De este modo La Rosaleda continúa en su línea de continuo avance en el que la adquisición de tecnología de vanguardia se une al mejor servicio médico y el trato personalizado por el que siempre se ha caracterizado el hospital compostelano.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
T.r. (42 noticias)
Visitas:
11138
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.