Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juanjoll escriba una noticia?

Honduras y la Escuela de las Americas

07/07/2009 10:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al mirar las imágenes exclusivas que transmitió la Cadena Telesur sobre la forma como fue violentada la residencia del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, la madrugada del domingo 28 de junio, hecho ocurrido en la capital Tegucigalpa, surgen algunas verdades que es necesario precisar.

Las democracias en América Latina y El Caribe seguirán siendo frágiles en tanto en cuanto los ejércitos y demás fuerzas represivas, respondan al interés de las élites oligárquicas e imperialistas y; no estén subordinadas al mandato del pueblo. Manuel Zelaya, presidente elegido democráticamente, fue secuestrado y amenazado de muerte por miembros encapuchados del Ejército para luego ser desterrado a Costa Rica.

El respaldo unánime de los cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), como de todos los presidentes de América, al depuesto mandatario hondureño, constituye un suceso inédito en la región, pues en la larga historia de sangrientos golpes de estado en nuestros países, la OEA siempre guardó un silencio cómplice.

En días pasados en San Pedro Sula, segunda ciudad en importancia de Honduras, la canciller Patricia Rodas habría de anunciar al mundo el acuerdo unánime de los países miembros de la OEA, de levantar la sanción impuesta a Cuba desde hace casi 5 décadas, decisión que debió incomodar a los grupos de poder, afines a la política anticubana, pregonada por Washington. La fuerza bruta de la represión no se hizo esperar, los embajadores de Venezuela y Cuba fueron cobardemente estropeados al tratar de proteger la integridad física de la canciller Rodas, quien afortunadamente logró salir del país rumbo a México.

Está claro que los ‘ gorilas’ actuaron en rechazo -por una parte- al valeroso respaldo a Cuba y, por otra, como un intento de fracturar la unidad de la Alianza Latinoamericana de las Américas (ALBA), organismo que tiene a Honduras como uno de sus socios estratégicos y, a cuyo seno se adhirió recientemente el Ecuador.

En democracia solo el pueblo elige a su presidente y solo el pueblo tiene el derecho a destituirlo, si no responde a la voluntad popular. En el caso hondureño, el pueblo jamás fue consultado para destituir a Zelaya de la manera insolente como se produjo. Las demostraciones de afecto y gratitud de la mayoría pobre de Honduras, representada por cientos de miles de campesinos, maestros, estudiantes, etc, se hizo evidente en los testimonios que Telesur transmitió desde las calles y plazas este convulsionado país.

El papel de Telesur, como alternativa informativa al monopolio de la CNN, marcó la diferencia a la hora de dar a conocer la otra cara de la noticia. El pueblo humilde de Honduras, que se mantuvo desinformado de la verdad, por cuanto los medios locales se parcializaron a favor del golpismo; expresaron a la Cadena Telesur su gratitud, por ser la voz de un pueblo silenciado que clamaba por el retorno de su líder.

La derecha actúa ceñida a sus intereses mezquinos y la soldadesca, como dijo el presidente Hugo Chávez, responde al cassette que los gringos les colocaron en sus cabezas para transformarse en viles instrumentos de la represión.

En 2002, Pedro Carmona en Venezuela, ahora Roberto Micheletti en Honduras. Éste último de doble vocación golpista, intervino en 1982 en el derrocamiento del presidente Suazo. Hoy Micheletti ha asumido ilegalmente el cargo de presidente de facto, a pesar de que el pueblo no lo reconoce y rechaza, exigiendo a viva voz el retorno al poder del ‘ Mel Zelaya’ , como lo llama la gente.

En la crisis institucional y quebrantamiento democrático generados en Honduras, en la violación a los derechos humanos por parte de la mal llamada fuerza pública, alguien más tiene responsabilidad directa. Resulta que el presidente Barak Obama y su representante diplomático en Tegucigalpa, Hugo Llorens, al unísono condenaron el Golpe de Estado en Honduras, tratando de no cometer el mismo error del pasado; es decir, ser la nota disonante de las voces que en todo el mundo hoy repudian lo sucedido en esta nación hermana.

Confirman mis sospechas de la solapada participación de la Casa Blanca en este hecho, las recientes declaraciones del Padre Roy Bourgeois, vocero del Observatorio crítico de la Escuela de las Américas en EE.UU., quien declaró a un medio local que ‘ … cerca de 4000 soldados hondureños han sido entrenados en la Escuela de las Américas. Allí preparan a los dictadores en América Latina. Cada año los EE.UU. invierte más de 40 millones de dólares para este fin’ .

A su vez, la periodista venezolano americana, autora del libro ’ La Telaraña Imperial ‘ , Eva Golinger, sostuvo que ‘ … Obama es responsable directo de la crisis que vive Honduras, pues las FF.AA. del país caribeño reciben financiamiento de Washington, han sido equipadas y entrenadas por el gobierno de EE.UU.’ .

Ahora entiendo cómo se parece la milicia hondureña a la que masacró a los campesinos peruanos en la localidad amazónica de Bagua, cuando se levantaron en contra de la privatización de sus tierras para favorecer a las multinacionales; comprendo el por qué del parecido con la policía militar y fuerzas especiales del Ecuador, que reprimieron brutalmente a los pobladores de la zona petrolera de Dayuma, en el Oriente ecuatoriano.

La Escuela de las Américas ha adiestrado a las fuerzas militares y sobre todo a los mandos medios y superiores de casi todas las naciones del continente, en la doctrina de la seguridad democrática o ciudadana, en la lucha contra el terrorismo y la subversión. En otras palabras pretende entrenar grupos de élite para el control social, justificación para la represión salvaje de toda forma de organización popular que pretenda desestabilizar las democracias que convienen a las oligarquías criollas y a la voracidad del imperialismo internacional.

Ojalá los presidentes de Colombia, Perú, México, Ecuador, Paraguay, Chile, etc., que hoy se solidarizan con el mandatario Manuel Zelaya y su pueblo, hagan un mea culpa de lo que están permitiendo hacer casa adentro, al consentir que sus fuerzas armadas sigan siendo el instrumento salvaje de la dominación capitalista en pleno Siglo XXI.

Fuente: Migrantelatino.org 7jul09


Sobre esta noticia

Autor:
Juanjoll (288 noticias)
Fuente:
aupv.net
Visitas:
4294
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.