Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ragoz escriba una noticia?

Homosexualidad Eclesiástica

19/04/2010 19:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Bajo la mirada implacable del Vaticano todo “eso” que atente contra “la moral” de Dios recibe el fuete del desprecio y el rechazo hacia una vida eterna

Por años, siglos, tal vez, la Iglesia se ha convertido en la castradora de todos aquellos que una vez formaron o forman parte de sus filas. Bajo la mirada implacable de El Vaticano todo ‘ eso’ que atente contra ‘ la moral’ de Dios recibe el fuete del desprecio y el rechazo hacia una vida eterna, porque se imaginan un cielo lleno de plumas, lentejuelas, hombres musculosos, drag queen, Ru Paul y otras divinidades de esta tierra allá en los predios del propio San Pedro. ’ Primero muerto que bañado en sangre’ , diría el responsable de la puerta celestial que te conduce directo al reino del Señor...

Sin embargo, acá en estas latitudes, la doble moral de la Iglesia tiene sus días contando y eso porque, seguramente se preguntará usted mi amable lector, sencillo: los escándalos sexuales protagonizados por miembros de la alta jerarquía eclesiástica, quienes en nombre del SEÑOR, no perdieron la oportunidad de seducir, arropar y llenar con su cáliz de fuego a todo aquel mozuelo que se le atravesara por el camino; comienzan a llenar de oxido las bases de la Iglesia, es decir: su gente. ¿No me cree? Coloque en Google ‘ Irlanda’ y de inmediato aparecerán muchas informaciones, pero esa la que dice El Vaticano exige a los sacerdotes irlandeses que reconozcan la vergüenza por esos delitos sexuales cometidos durante años’ seguramente quedará grabada en su memoria.

Mientras el Papa condena la homosexualidad

Mientras el Papa condena la homosexualidad o el uso de los anticonceptivos, por ejemplo, en otros países, los curas le hacen caso omiso a sus lineamientos y satisfacen su ‘ celibato’ de las más diversas formas, bien sea a través del chantaje, o más bien del aprovechamiento de las oportunidades, es decir; ‘ te doy pan y techo y tu me das de aquello cuando yo quiera’ . De allí que ante las innumerables denuncias de abusos sexuales, a la Santa Sede no le ha quedado más remedio sino que exigir, como si a los miles de niños o jóvenes sometidos a placeres carnales en nombre de Dios, esa exigencia le bastara.

Más que una disculpa o una indemnización es hora que desde las alturas de El Vaticano se revisen los archivos, se busquen las deudas, las cuentas morosas y se inicie el pago por daños y perjuicios a miles y miles de personas, a quienes en nombre de Dios, recibieron por penitencia algo más fuerte y duro, que dos padres nuestros y un ave María...

La doble moral de la Iglesia tiene sus días contando


Sobre esta noticia

Autor:
Ragoz (80 noticias)
Visitas:
8103
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.