Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Portalgameover escriba una noticia?

Homefront. Análisis.

17/04/2011 12:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Homefront/Kaos Studio/PC-PS3-Xbox360

A nadie se le escapa que el mercado esta saturado de FPS´s. Y entre tanta saturación, todos, con mayor o menor acierto, intentan destacar por encima del resto con algo que los haga especiales.

Y Homefront, lo intenta con una historia sólida y una buena base. A grandes rasgos; en unos años Corea se unifica y empieza a liarla parda. Además, una crisis energética y un poco de puteria de los Coreanos dejan en bragas a EEUU, cosa que Corea aprovecha para invadir el país.

Y es en este punto donde da comienzo el juego, con un inicio idéntico al de Half Life, donde vemos en primera persona el estado del país y el trato a nuestros vecinos, hasta que somos rescatados por "la resistencia" y deberemos seguir al líder de esta. Toca acostumbrarse: estaremos todo el juego siguiendo a alguien.

Y es que después de ese inicio tan prometedor, Homefront rápida y lamentablemente se transforma en un FPS genérico, poco destacable, pero con alma de Blockbuster: Música épica, tiros, explosiones, y poco tiempo para digerir nada. En menos de una hora de juego habremos huido del enemigo, realizado un ataque sorpresa y visto la muerte de uno de los personajes principales, que intentan vendernos como trágica, pero que seremos incapaces de empatizar, puesto que apenas hemos visto mas de 10 minutos a nadie. Pero tranquilos, después de unos minutos, que se hacen eternos por la vergüenza ajena de ese guión tan apresurado, la música épica sonará de nuevo para meternos en harina. Y ya no volverá a parar.

image

La base aliada. En teoría debería importarnos algo su destrucción...

Y ese es el mayor problema de Homefront: intenta ser tan épico que no tiene mesura. Los combates son una constante de tiroteo rápido y música peliculera, pero sin pausas para asimilarlo todo y sin mesura en los tempos. Por todo ello, el título se vuelve apresurado y caótico. Tan apresurado que en poco más de 4 horas lo habrás terminado1 y se te quedará cara de tonto. Imaginad que en ‘Salvar al Soldado Ryan’ la escena del desembarco durara las casi 3 horas de la película: tedio. Tedio porque no puedes apreciar la grandeza de la escena sin digerirla poco después en los momentos de pausa. Pues eso es Homefront, una previsible batalla tras otra. Incluso nos será fácil adivinar cuando atacará por sorpresa el enemigo: en cuanto hayan más de 3 minutos de calma.

Y es una pena, porque en menos de 20 minutos de juego, toda la promesa de la historia desaparece, y teniendo la posibilidad de beber de la forma de contar la historia de juegos como Bioshock o el mismo Half Life 2, al que imita al comienzo, decide beber de Call of Duty, con scripts constantes, asaltos a salas a cámara lenta idénticas a las de Modern Warfare 2 y un calco de la mítica fase de francotirador del primer Modern Warfare, pero con menos gracia. Repito, una pena ver desperdiciada lo que podría haber sido una buena historia por meter más y más momentos peliculeros.

image

Esta fase me suena de algo...

A nivel técnico, nos encontramos con un doblaje al castellano de esos por cumplir, con el típico "doblaje a ciegas" en el que los dobladores no conocen el contexto y el tono se vuelve cómico, sobretodo en escenas de supuesto dramatismo donde la voz es neutra. Gráficamente es más que aceptable, aparte de algún extraño en la iluminación que chirría un poco2, pero dejando esto a un lado, hay un par de carencias importantes que creía superadas hace mucho:

Por un lado, las paredes invisibles. Y no hablo de la típica pared invisible que nos encontramos al final de una loma que hemos ido a explorar, no. El juego es lineal hasta decir basta, y aun así nos encontramos con paredes invisibles absurdas: no es normal encontrarse una pared invisible a 2 metros de una puerta por la que acabamos de salir, sobretodo cuando te has molestado en dibujar el camino que no me dejas escoger. ¡Por lo menos pon una valla, hombre de diox!

Por el otro lado, y esto sí que creía que lo superamos al morir la SNES, tenemos el tema de los NPC3 que te empujan. Entiendo que un NPC puede tener su rutina, su camino predefinido, pero hace mucho que no encontraba un juego donde en lugar de rodearte, el NPC te arrasará, literalmente, teniendo preferencia sobre ti, incluso impidiéndote ir por según donde hasta que al juego le convenga. Por cierto, eso es especialmente molesto cuando un compañero te saca de tu cobertura. Compañeros, que además, no mueren nunca.

image

Corren a su derecha porque a la izquierda no pueden. De verdad.

Pero ojo, a pesar de todo esto Homefront no es un mal juego; de hecho es un título muy sólido. Pero es tan solo un juego más que se mezcla con otros tantos, y que no consigue sobresalir en nada, pese a lo atractivo de su premisa, respecto al resto de FPS´s que inundan el mercado. Quizás con un planteamiento menos clásico, o tan solo haciendo algo propio, sin fijarse tanto en otros títulos, Homefront podría haber desatacado. Pero por desgracia ha querido ser un Blockbuster, y todos sabemos que esperar de esos títulos: tiros rápidos y a olvidarlos. Es por eso que la nota es evidente.

Puntuación: Del montón.

DISCLAIMER: Como podéis comprobar, en el análisis no se habla del componente online. Eso es debido a la nueva política de THQ, entre otras compañías, de añadir un código online el sus juegos. Y si bien podríamos haber usado el código de la copia de prensa o comprar un código nuevo, hemos decidido no pasar por el aro en ese tema por los motivos explicados en el último programa.


Sobre esta noticia

Autor:
Portalgameover (443 noticias)
Fuente:
portalgameover.com
Visitas:
414
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.