Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Los hombres del presidente Rodríguez Zapatero

01/11/2016 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No basta con descabalgar a Pedro Sánchez, hay que enterrarlo bien enterrado, antes del próximo Congreso y para ello están dispuestos todos los paniaguados que deben favores a los Barones y sus gentes

A raíz del revuelo mediático desatado por la entrevista de Pedro Sánchez "el empecinado", en el programa de TV "Salvados", desde todos los frentes (tal como era de esperar) se han dirigido los más despiadados ataques al joven socialista, incluso por sus compañeros de partido.

Pero de entre tantos ataques me llamó la atención el que proviene de un destacado protagonista y responsable de la caída del gobierno de Rodríguez Zapatero: José Carlos Díez.

Antes de hablar de este personaje, permítame querido lector que le remita a mi artículo de 2013, cuando traté de forma suave a otro miembro del equipo de asesores de Zapatero, el señor Carlos Mulas Granados, otro "genio de la humanidad" al que se le premió con un exilio dorado en el FMI, después de haberse cargado buena parte del poco honor que le quedaba a la centenaria organización de los socialistas, que se vio forzada a disolver la Fundación Ideas. (ver enlace)

José Carlos Díez, es uno de esos paniaguados, tertuliano de profesión al servicio de PRISA, que merodea por los platós y las emisoras de radio, por presumir ser profesor e investigador de la Universidad de Alcalá de Henares, pero la verdadera importancia y trascendencia de este personaje es que al igual que Carlos Mulas, este tertuliano, formó parte del equipo asesor de Rodríguez Zapatero, el cual se vio obligado a dimitir, gracias a sus análisis erróneos de la realidad.

Díez, era considerado entonces el "Gurú" de la economía, es más llegaba a presumir de ser el mejor del mundo mundial, hasta que fue desenmascarado por sus colegas. (ver enlace)

En un carpetovetónico artículo publicado en su blog, pasa de analista económico a politólogo y sociólogo, haciendo el más espantoso ridículo como vasallo del Grupo PRISA, eso sí recurre al Marqués de Condorcet y su paradoja,  que queda muy de intelectual, para escabullirse de la esencia del asunto, al que responderemos más adelante con otra fórmula matemática.

La política es algo serio, que no debe dejarse en manos de economistas

Más de 3 millones de espectadores, siguieron la entrevista, evidentemente dirigida a la masas que en su mayoría desconocen quién fue el tal Marqués de Condorcet, pero el señor Diez, se despacha a gusto atacando a Pedro Sánchez de forma encubierta para poco menos que auparse como el "medico" que prescribe la receta de salvación del PSOE. (ver enlace)

Y no es que le falte razón en algunos de sus argumentos, pero nos lleva a pensar que detrás de ellos, se sigue escondiendo una salida falsa, a lo que es una nueva forma de entender la política, en un momento de cambio generacional y de conceptos.

Rodríguez  Zapatero hizo justo lo contrario de lo que ahora propone el que fuera su asesor económico, ese que le llevó a equivocarse diciendo que la crisis había acabado, no consultó a su partido, se dejó guiar por el Gurú de turno, el señor Díez.

Claro que los problemas de un partido deben debatirse en el seno del partido y no en la calle, pero los que sacaron a la calle ese debate, fueron precisamente los que le pagan el sueldo al señor Díaz, los que desde las páginas editoriales llegaron al insulto personal y a la descalificación del Secretario General del principal partido de la oposición, orquestados por los barones, que ahora reclaman el solar del edificio que derribaron.

Los que le pagan el sueldo al señor Díaz, son los responsables de que se estén cosiendo a navajazos los socialistas.

Y el problema no se resuelve con la paradoja de Condorcet, sino aplicando el Problema de Josefo Flavio, usando su símil matemático.

Aquí se trata de darse muerte unos a otros hasta que no quede nada más que uno y ese uno eres tú.

Por cierto que el Marqués de Condorcet, era un liberal girondino que perteneció a una época bien distinta y convulsa (La Revolución Francesa), que nada tiene que ver comparativamente con la situación del Estado español, por tanto no vale la extrapolación, si lo que quiere es hacer un remedo histórico, rebusque en la biblioteca, sino, le recomiendo que se lea alguno de mis artículos.

 

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1310 noticias)
Visitas:
3176
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.