Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

En Holanda: “Prostíbulo del futuro”: la gran novedad en Amsterdam

28/04/2010 18:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El “barrio rojo” de Amsterdam, conocido mundialmente por sus vitrinas tras las cuales las prostitutas se exhiben para captar a los clientes

Foto: AP Photo/Peter Dejong

Acaba de marcar un nuevo hito: la inauguración del “prostíbulo del futuro”, un ambiente futurista en el cual el cliente se sentirá (todavía más) “en el séptimo cielo”, según afirman sus promotores.

La iniciativa, según informa hoy la radio pública holandesa NOS, es de un grupo de expertos en diseño y decoración de interiores del “Museo de Historia de Amsterdam”, y cuenta con el pleno respaldo del ayuntamiento de la ciudad, conocida por sus múltiples atractivos, entre ellos sus museos, la casa de Anna Frank, los canales o su “barrio caliente”.

El “prostíbulo del futuro” fue inaugurado oficialmente, con presencia de autoridades locales, la pasada noche, aunque sus primeros clientes sólo podrán usar de sus servicios a partir de hoy, indican los medios holandeses.

“Creíamos que había llegado el momento de ofrecer alternativas para mejorar el interior de los burdeles de Amsterdam”.

Quien quiera pasear por el centro de la “Venecia del norte”, como se ha bautizado a Amsterdam, y si desea ver (desde el exterior si no se es cliente), el prostíbulo futurista debe llegar hasta el “barrio rojo” (en realidad, en holandés es “roze buurt”, barrio rosa).

Según explica Anemarie de Wilt, experta del museo de historia de Amsterdam y responsable de la iniciativa, los burdeles actuales del “barrio rojo”, donde las prostitutas muestran sus encantos detrás de una vitrina, se han quedado “totalmente anticuados”. “Se parecen a las duchas de cualquier gimnasio, son como celdas, iguales y aburridas”, explica.

“Creíamos que había llegado el momento de ofrecer alternativas para mejorar el interior de los burdeles de Amsterdam, y de ahí surgió la idea: había que poner un poco de creatividad en la industria del sexo“, asegura.

¿La principal novedad?: las habitaciones del “prostíbulo del futuro” ya no son cuadradas. “Nos hemos basado en los cuerpos esbeltos y en las curvas de las chicas y por eso hemos creado habitaciones circulares y ovaladas, estilo “mujer sensual”.

Las camas también tienen forma redonda u ovalada para “inspirar todavía más” al cliente en el espacio sensual, explica De Wilt.

Otra “novedad” bastante iconoclasta en relación a los burdeles “tradicionales”: cuando una prostituta está con un cliente, en lugar de correr las cortinas de la vitrina, unos espejos apuntados en dirección a la calle, hará que los clientes se reflejen en ellos (sin poder ver nada del interior de la habitación): será el mensaje claro de que la chica deseada está, en esos momentos, “ocupada”.

En Holanda la prostitución es legal y las “trabajadoras del sexo” tienen contratos, cotizan a la seguridad social y cuenta con plenos derechos legales.

En Holanda la prostitución es legal y las “trabajadoras del sexo” tienen contratos, cotizan a la seguridad social y cuenta con plenos derechos legales. En ese sentido, las autoridades locales pueden publicar directrices sobre su seguridad, higiene o condiciones de trabajo, que a la postre benefician a ese colectivo.

Los burdeles sí tienen prohibido forzar a las trabajadoras a beber alcohol con los clientes, a mantener relaciones sexuales sin condón e incluso no pueden obligarlas a realizar determinadas “prácticas sexuales” aberrantes o raras.

Los burdeles están obligados a permitir la entrada de los servicios nacionales de salud o de ONGs que se ocupan de velar por los derechos de las prostitutas.

No obstante, según suele ser práctica habitual, a pesar de la legislación vigente, la mayoría de los dueños de burdeles de Amsterdam prefiere no hacer contratos de trabajo “oficiales”.

Su argumento es que los prostíbulos de Amsterdam proporcionan servicios “de apoyo” a prostitutas “autónomas”, por lo cual -alegan- no están obligados a pagar impuestos por ingresos o contribuir con la seguridad social de las prostitutas.

Por Fernando Heller

Vía DPA


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3892 noticias)
Visitas:
21278
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.