Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Perromari escriba una noticia?

Historia de Susi, la elefanta coprófaga

14/07/2009 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La elefanta Susi está deprimida. Ha empezado a comerse sus propias heces, y los veterinarios del Zoo de Barcelona, donde reside en cautividad, han llegado a la conclusión de que algo no anda bien en su enorme cabeza. En la de Susi, se entiende

Indagando, indagando, los veterinarios han llegado a la conclusión de que su coprofagia está relacionada con la muerte de otra elefanta, hasta hace poco compañera de celda de Susi. Se ve que la echa de menos hasta tal extremo que ha cambiado el rico heno de su menú diario por los hediondos desechos fecales que ella misma produce. Un drama, qué duda cabe. Un drama tan grande que hasta la realeza ha decidido intervenir en el asunto a través de la figura de la reina doña Sofía, que escribió de su puño y letra una carta al Ayuntamiento de la Ciudad Condal para que mejorase sustancialmente las condiciones de vida de Susi. Y claro, vista la elevada alcurnia de la peticionaria, los próceres locales no han tardado en duplicar el espacio vital de la desdichada elefanta y, además, le han buscado una compañera de juegos. Bonito final para este bonito cuento que les cuento.

Lloro con cada bocado de bosta elefantuna que se come la pobre Susi

Por el tono utilizado pensarán que quien escribe no tiene alma ni piedad para con un pobre animal que sufre. Nada más lejos de la realidad. Lloro con cada bocado de bosta elefantuna que se come la pobre Susi. Lo que realmente me retuerce los adentros como si yo mismo ingiriera las deposiciones paquidermiles es el punto de hipocresía que subyace a la petición de alguien que comparte trono y alcoba con quien a lo largo de su vida ha destacado por su entusiasta afición a los safaris y su puntería a la hora de abatir animales salvajes indefensos. Vamos, que mientras la reina se entretiene en público en salvar a elefantas psicóticas, el rey exhibe, en privado y con el orgullo que sólo cabe a los cazadores, las fotos de los trofeos de sus correrías a lo largo del continente negro. Cuando menos, contradictoria postura de la Casa Real. Cuando más... ustedes mismos. Salud.

Por... Perromari


Sobre esta noticia

Autor:
Perromari (26 noticias)
Visitas:
13278
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.