Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

HIROSHIMA, 65 años después, el Nobel de la Paz versión oriental para el alcalde de la ciudad Tadatoshi Akiba

06/08/2010 12:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como todos los años desde la Conferencia de Paz de San Francisco, miles de personas se congregan hoy en el Parque de la Paz de Hiroshima donde el alcalde Akiba les dirige la palabra. Algunos hibakusha (supervivientes) están allí. Todos piden: nunca más Hiroshima nuclear

El 6 y 9 de agosto de 1945, Hiroshima sufrió el ataque más perverso que se recuerda en la humanidad. A 580 metros del centro de la ciudad en una urbe poblada por 350.000 habitantes explotó una bomba de 19 kilotones equivalente a 19.000 toneladas de TNT. Produjo un cráter de 5 metros de profundidad y 360 de diámetro. La potencia fue incalculable y mató sobre el lugar 80.000 personas e hirió a otras 70.000 de las cuales murieron la mayoría a las tres semanas que siguieron víctimas de heridas o quemaduras graves o aplastadas por el derrumbe de sus viviendas.

El Ministerio de Sanidad muchos años más tarde publicó una estadística en la que se decía que 340.000 personas habían quedado expuestas a las bombas atómicas y vivían todavía en Japón. Son los que se llaman oficialmente hibakusha. 65 años después la televisión pública NHK ha realizado una encuesta telefónica entre personas de más de veinte años, preguntándoles las características y detalles de la explosión. El 43% no respondió sino contando cosas vagas. La gente estaba más preocupada por cosas que considera esenciales como el nivel de vida, el turismo, el paro, la ocupación de Okinawa por el ejército de EEUU después de todos estos años, etc... y sin embargo, en Hiroshima mismo, hoy desde horas tempranas de la mañana el parque conmemorativo de la paz está lleno de gente que reza.

Presiden la conmemoración el alcalde de Hiroshima Tadatoshi Akiba, uno de los líderes más respetados en el largo historial de oposición a las armas nucleares. El alcalde de Nagasaki Iccho Itoh, no tan popular internacionalmente como el de Hiroshima pero militante también en el campo de los derechos humanos y del antinuclearismo ha hablado después.

Ambos pertenecen a la organización internacional, alcaldes por la paz que está cobrando fuerza y será en el futuro un hito en la lucha universal por la paz sin armas atómicas.

Se han referido a este acto de barbarie de la Segunda Guerra Mundial que se convirtió en la imagen de los tiempos modernos que define la capacidad del hombre para la destrucción masiva.

El alcalde de Nagasaki se empezó a preocupar del movimiento antinuclear cuando era estudiante en los años sesenta, sus esfuerzos se intensificaron cuando fue a estudiar a una universidad norteamericana después de ganar una beca para las matemáticas. Cuando obtuvo el doctorado se decidió a hacer todo lo que podía a través de sus lecciones con el lema ‘ nunca más Hiroshima’ . En 1979, Akiba lanzó el programa de viajes Hibakusha para que la gente de fuera visitara Hiroshima y Nagasaki y contara la historia de lo que había visto por el mundo.

En 1990 fue elegido miembro de la Cámara de Representantes japonesa y en 1999 asumió el cargo de alcalde de Hiroshima. En sus primeros mensajes Akiba reconoció dolorosamente que su ciudad había sido la primera víctima de la historia de la guerra nuclear y procuró que su ciudad se desarrollara como la ‘ Ciudad Internacional de la Cultura de la Paz’ . Organizó exposiciones durante todo el año conmemoraciones y actividades educativas siempre en pro de la paz.

En 1982 se lanzó el movimiento de ‘ Alcaldes por la Paz’ con el pensamiento de que los alcaldes del mundo están en mejor posición para movilizar la acción ciudadana en la defensa vigorosa de la paz mundial. Antes de ser alcalde, él se había sumado al espíritu de esa idea. Pero ya desde 1999 como alcalde de Hiroshima amplió su alcance y en el año 2002 había ya 461 ciudades-miembro en 144 países y regiones del mundo.

El olvido de esos bombardeos y peligros por los que atraviesa el mundo no debe llevarnos de la mano por el mismo camino, porque casi todo es falta de información verídica o montajes de personas, organizaciones comerciales o no y de Gobiernos interesados. Sumándonos a los actos que en este momento tienen lugar en el parque de la paz de Hiroshima nos limitaremos a dar aquí una descripción del paisaje de la ciudad hace 65 años.

Los miles de alcaldes por la paz forman una institución creada en 1982 -en la cual está también Guernika- que expresa su deseo vehemente de que nunca más haya otro Hiroshima. Son ya casi 4.000

En cuanto a los efectos puramente físicos en Hiroshima en un área de 500 metros de proyección al suelo de la explosión de la bomba (explotó a 500 metros de altura) todo quedó absolutamente carbonizado. A mil metros los seres humanos y los animales quedaron reducidos a cenizas. A 4000 metros las gentes resultaron gravemente abrasadas. A 2000 metros exceptuando algunas edificaciones con estructuras metálicas, todas las construcciones quedaron destruidas primero y luego quemadas por las llamas. En ese radio de acción las personas volaban por los aires o quedaron enterradas en los escombros.

Los alcaldes de Hiroshima y Nagasaki han hecho publicar todas esas informaciones vinieran de donde vinieran y organizado exposiciones de fotografía pero la política de la Guerra Fría o la actual guerra contra todos los terrorismos, paradójicamente, según frase del propio alcalde han hecho retroceder los esfuerzos internacionales para el desarme nuclear.

Un informe de las naciones unidas del 2000 decía que había más de 50.000 armas nucleares en el mundo con poder destructivo equivalente a un millón de bombas tipo A como la de Hiroshima.

En una reciente entrevista con la agencia IPS el alcalde Akiba contestando a preguntas sobre como se pudo reconstruir la ciudad para hacerla lucir completamente moderna contestó que después hubo buenos planificadores urbanos. Por ejemplo el arquitecto Kenzo Tange creador del parque de la paz. Había grandes dificultades.

La destrucción había sido total. Muchos de los ‘ Hibakusha’ (sobrevivientes) tenían que seguir viviendo y los rituales ancestrales de enterramiento no se cumplieron, así que había en la ciudad gentes que decían que caminaban sobre cadáveres.

Eso hizo la tarea de reconstrucción muy delicada. Por ejemplo, muchas personas quizá un centenar o más murieron frente a una floristería, sus descendientes exigieron construir allí un monumento a su memoria y ahora se pueden encontrar cientos de estos monumentos en la ciudad. Para la gente de Hiroshima construir una ciudad hermosa es edificar una ciudad sagrada al recuerdo.

Los ‘ Hibakusha’ son la gente más venerada. Nadie quiere causarles ningún problema emocional. Ellos mientras vivan transmiten el mensaje de que eso nunca puede volver a ocurrir. Akiba quiere ser la voz del pueblo donde pueda y hablar aunque sea duro con el Gobierno japonés o con el de Estados Unidos y cuando viene alguien de la ONU, hablar para que otros puedan contar lo que han visto.

Así por ejemplo cuando estuvieron Malcolm Fraser exprimer ministro de Australia e Ingmar Karlsson exembajador de Suecia, Akiba les llevó a hablar con sobrevivientes y comprendieron lo que significaba sufrir toda la vida por armas nucleares. Se generó en ellos un sentido de urgencia que les impulsó a recomendar a otros personajes importantes incluso Jefes de Estado a visitar Hiroshima.

El papel de alcalde es representar a los ‘ Hibakusha’ y lograr un mundo sin armas por medio de los alcaldes de la paz y decirles a los que murieron: ‘ Vuestra muerte no fue en vano. Ya tenemos un mundo en paz sin armas nucleares’ .


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1230 noticias)
Visitas:
5239
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.