Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patitofeo escriba una noticia?

«Mis hijos imitan mi acento de bastardo»

20/09/2009 05:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Brad Pitt pone patas arriba Donosti y sanciona ante sus enfervorecidos fans que Tarantino «es Dios»

Europa  Press

Ni el diluvio universal que anegó las calles de San Sebastián durante todo el día aplacó la histeria colectiva desatada por la llegada de Brad Pitt. Vallas de contención más propias de una cumbre mundial que de un festival de cine cercaban el hotel María Cristina. La sala de prensa del Kursaal se llenó una hora antes de que el divo se hiciera carne. Ni con Meryl Streep. Los reporteros impertinentes de 'CQC' y compañía se frotaban las manos: una 'periodista' disfrazada de Uma Thurman en 'Kill Bill' portaba una katana de regalo, otro blandía un vibrador... El nivelón de las preguntas fue en consonancia al circo montado, pero Pitt se veía relajado y feliz. De algo debe servir saberse la estrella más seguida y fotografiada del mundo. Vino en jet privado y dejó a Angelina en casa. Sorprendió con una barba de chivo canosa que sólo a él le queda bien y firmó autógrafos sin besar ni estrechar manos, quizá por aquello de la gripe A. Comió en 'Aldanondo' y pareció encantado de reencontrarse con Tarantino, que le proporciona en 'Malditos bastardos' su papel más divertido desde el tarado de 'Quemar después de leer'. El teniente Aldo Raine no ha venido desde Tennessee hasta la Francia ocupada «para hacer prisioneros», como suelta en el filme. Este patán sin escrúpulos para grabar esvásticas a cuchillo en la frente de los alemanes farfulla en una jerga sureña que proviene del mismísimo Knoxville, la cuna de Tarantino: «Es un acento que tiene una musicalidad pegadiza, mis hijos lo están imitando todo el rato; es divertido ver a una niña asiática hablando así...». Pitt halagó al autor de 'Pulp Fiction' en su doble faceta de escritor y director. «Estoy encantado de haber hecho el papel, aunque Quentin haya tardado ocho años en escribirlo. Es tan perfecto que no merecía la pena decir una palabra que no estuviera en el guión. Durante el rodaje Quentin es todo energía. El plató es sacrosanto para él, una iglesia, y él su Dios. Y siempre aprendes algo de Dios, ¿no?». 'Babel', 'El curioso caso de Benjamin Button'.. Los últimos trabajos del actor alejan cada vez más la etiqueta de 'sex symbol', grabada a fuego gracias a su aspecto de joven Redford desde que en 1991 hiciera auto-stop en 'Thelma y Louise'. Con 45 años, se arriesga cada vez más. «He tenido suerte con los últimos papeles. Arriesgo, unas veces funciona y otras, no tanto. Miro atrás y estoy satisfecho. Ahora procuro trabajar con gente que respeto y buscar buenos personajes». Pitt sólo ha recibido una nominación al Oscar en su vida, por el recital de tics como el enfermo mental de 'Doce monos'. Ayer reconoció en San Sebastián que se lo pasa mejor con la comedia que con el drama, y que una vez se da el golpe de claqueta final en el rodaje se olvida de la película. «No participo en todo lo que se dice después, no me preocupa la crítica». El protagonista de 'Seven' está condenado a ocupar las páginas de la prensa rosa desde que hace cuatro años comenzara a salir con Angelina Jolie tras romper con Gwyneth Paltrow. Tienen seis hijos, tres de ellos biológicos y otros tres adoptados por el mundo. 'Brangelina' «Al principio me confundía todo el circo mediático que se monta alrededor nuestro, trataba de ocultarme», explicó la mitad del ente 'Brangelina', como les han bautizado. «Después te das cuenta de que la gente viene con buena intención. Trato de proteger a mis hijos y de llevar una vida normal. Hace poco hemos estado toda la familia en Kenia y Etiopía. Angelina y yo tratamos de sacar tiempo para nosotros. La clave reside en disfrutar del lado público sin descuidar lo privado». Si uno busca en IMBD.com, la base de datos cinematográficos más fiable de Internet, encuentra que el actor tiene en producción la friolera de 14 largometrajes. «No te fíes de todo lo que lees por ahí. Tengo algunos proyectos con mi productora pero todos están en el aire todavía». Entre sus viajes a Nueva Orleans para construir casas y sus periplos para aumentar la prole, Brad Pitt tuvo tiempo ayer en San Sebastián para demostrar que, dentro de lo que cabe, parece un tipo normal. «Yo no sigo mucho el Método. No soy de los que se llevan el papel a casa».

Fuente: elcorreodigital.com


Sobre esta noticia

Autor:
Patitofeo (1141 noticias)
Visitas:
5544
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.